Peugeot 3008 1.6 Puretech 180 EAT8 GT Line. Gasolina, mejor
PRUEBA

Peugeot 3008 1.6 Puretech 180 EAT8 GT Line. Gasolina, mejor

El fervor insólito que levantan de nuevo los motores de gasolina, unido a la fiebre SUV, ha sido el detonante para lanzar esta versión del Peugeot 3008, que presume de prestaciones y de un consumo razonable. Y, además, es 4.700 euros más asequible que su equivalente en diésel.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

12 de Agosto 2019 22:00

Comparte este artículo: 71 4

Aún recuerdo la conversación con el trabajador de la estación de servicio de Cádiz donde paré a repostar con nuestro protagonista. ¿Lleno de gasolina? Claro, le contesté. "Pues hay muy pocos de estos que no sean diésel", me respondió. Pues eso debió ser porque el día que lo adquirieron no tenían una calculadora a mano. Si no, la cosa hubiera cambiado. Te lo aseguro.

35.000 euros cuesta este Peugeot 3008 1.6 PureTech 180 CV EAT8 GT Line, pues con este motor no lo hay opción a caja manual. Son 1.550 euros más que uno con 130 CV a igualdad de cambio y acabado, cantidad más que asumible por esa potencia extra, que se traduce en brillantes prestaciones.

¿No te lo crees? Pues acelera de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos, sólo una décima más de lo homologado por la marca y 1,3 segundos más rápido que la versión BlueHDi 180 EAT8 GT que ya probamos. Precisamente ese es el espejo en el que se mira 'nuestro' 3008, que también le mete un segundo a su hermano de mecánica diésel para recuperar de 80 a 120 km/h, todo un mundo cuando lo recorres por el carril contrario efectuando un adelantamiento.

Este gasolina interesa

Pues cuesta 4.700 euros menos que el BlueHDi comparable, aunque el diésel va ligado al acabado GT mientras que éste es un GT Line. Pero si lo igualas en equipamiento te vas a dejar 988 euros entre Visiopark -260 euros-, acceso manos libres -416- y llantas de 19 pulgadas -312-.

Esos 3.712 euros de diferencia se traducen en 2.651 litros de gasolina, suficientes para recorrer 36.315 kilómetros, lo que no está nada mal. Y es que esta versión ha firmado un gasto medio de 7,3 l/100 km, exactamente lo mismo que el diésel de 180 CV. Aún así, conviene aclarar que si lo tuyo son los viajes por carretera, puedes tener en cuenta la alternativa de un 308 SW o un 508, porque en autovía son más ahorradores por su menor altura y mejor aerodinámica. Y es que el factor de resistencia al aire de este 3008 es de 0,76; cuando en un 308 SW es de 0,69 y de sólo 0,57 en un 508.

Por si esto fuera poco, con este motor el 3008 pesa 50 kilos menos que el diésel, lo que repercute de manera directa en la dinámica, y a la larga se traduce en menos desgaste de frenos, suspensiones...

El SUV de Peugeot presume de un comportamiento sensacional, aún teniendo una altura libre al suelo de 22 centímetros, lo cual da para alguna aventura 'off road'. Es cierto que sus gomas 225/55 R18 no son las más indicadas para ello, pero en carretera lo borda por su confort de marcha, ayudado por un sensacional cambio automático, que añade levas, pero que no tiene función de marcha por 'inercia'. Y tampoco hay selector de modos de conducción.

En cuanto al equipamiento, poco que reprochar, pues relega a la lista de opciones el techo panorámico, los asientos con masaje y poco más.

LA CLAVE

A mi los familiares me encantan, y por 34.200 euros tienes un 508 SW PureTech 180 EAT8 Allure. Ahí lo dejo. Pero si a ti no te van, este 3008 es una opción inteligente, sobre todo porque es espacioso, está bien equipado y te ahorras un pellizco respecto al BlueHDi 180, al que saca los colores en prestaciones y consumos.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16