Opel Meriva 1.6 CDTi 110 CV. Modestia aparte
SEGUNDA VERSIÓN DEL 1.6 CDTI

Opel Meriva 1.6 CDTi 110 CV. Modestia aparte

El nuevo motor 1.6 CDTi, en la que por ahora es su versión de acceso, con 110 caballos, mueve con soltura al Meriva. Sorprende por su capacidad de recuperación y su consumo, lo que le convierte en un aliado perfecto.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

1 de Septiembre 2014 09:56

Comparte este artículo: 0 0

No era fácil sustituir al anterior propulsor diésel 1.7 CDTi, una mecánica con larga tradición en Opel, que ofrecía un gran rendimiento pero que también pecaba ya de un funcionamiento demasiado 'aspero'. El caso es que el nuevo motor 1.6 CDTi le da un baño en todos los sentidos. Es más pequeño y ligero -está construido en aluminio-, aumenta la presión máxima de la inyección hasta los 2.000 bares, presenta mejoras en la refrigeración... Y más importante: aumenta el par máximo, reduce considerablemente el consumo y se muestra mucho más refinado en marcha.

Por ahora es la versión de acceso del 1.6 CDTi

Hace un par de meses pasó por nuestras manos el Opel Meriva 1.6 CDTi en su versión de 136 caballos. Y ahora lo hace el modelo de 110 CV, que sirve de acceso, aunque en Alemania ya está disponible una variante de 95 CV que acabará llegando a España. Menos 'caballería' para mover un vehículo que pesa 1.518 kilos. ¿Son suficientes esos 110 CV? La respuesta es 'sí', sobre todo a bajo régimen, donde sorprende por su empuje.

No tiene registros tan llamativos como los de su 'hermano mayor' al acelerar desde parado (acelera de 0 a 100 km/h en 12,1 segundos cuando la marca homologa 12,5), pero ocurre algo curioso: el de 136 CV también es más rápido al recuperar en cuarta velocidad, pero se igualan las cosas en quinta y, ¡sorpresa!, el benjamín es más algo rápido en sexta, donde demanda 14,0 segundos para recuperar de 80 a 120 km/h. Si tiene un valor de par máximo inferior y comparten los desarrollos del cambio, la solución hay que buscarla en su mayor y mejor respuesta en la zona baja del cuentarrevoluciones. Lo dicho, muy curioso.

Con acabado Excellence cuesta 21.265 euros

Sin embargo, quizás sea difícil 'colocar' a un potencial cliente la versión de 110 caballos, ya que la diferencia de precio con respecto al Meriva 1.6 CDTI de 136 CV, y a igualdad de equipamiento, es de sólo 250 euros. Eso sí, podremos elegir a nuestro protagonista también con el acabado de acceso Selective, que rebaja la factura de forma considerable.

La versión que nos ocupa acelera bien y recupera todavía mejor, ya que desde apenas 1.500 rpm empuja con fuerza, aunque su margen de actuación óptimo no llega a las 4.000 vueltas. O sea, no merece la pena forzar porque lograremos 'más ruido que nueces'. El sistema Start/Stop también resulta suave cuando actúa -no tanto como en los modelos de PSA- y el tacto de cambio y dirección ayudan a que el conjunto resulte muy agradable. También ha ayudado a firmar un consumo medio de sólo 5,9 l/100 km (si bien es verdad que Opel anuncia un consumo medio de 4,4 l/100 km).

Tampoco se pueden poner 'peros' a su dinámica, pues pese a sus kilos extra y sus formas, el morro es obediente y el tren trasero ayuda a redondear la curva. Cómodo en marcha, el Meriva es una delicia si tenemos que 'atar' a niños en las plazas traseras, debido a la apertura inversa de esas puertas denominadas Flex Door. Su atractivo se completa con una gran modularidad -las banquetas laterales tienen reglaje longitudinal, respaldos 40/20/40-, aunque la cota de anchura detrás se reduce un tanto frente a la competencia.

En resumen, un modelo confortable y económico que tiene a su principal rival en casa.

Artículos recomendados

Sigue Motor16