Mitsubishi Eclipse Cross PHEV Kaiteki+. Experiencia de marca
PRUEBA

Mitsubishi Eclipse Cross PHEV Kaiteki+. Experiencia de marca

El Eclipse Cross introduce una variante híbrida enchufable como única alternativa disponible en su gama. Un modelo con mayor potencial dinámico y a la vez eficiencia gracias a su funcionamiento en eléctrico, con una cifra homologada de hasta 55 km.

Redacción

10 de Octubre 2021 22:00

Comparte este artículo: 0 0

El Eclipse Cross, con una imagen renovada, se pasa al lado más verde con una variante híbrida enchufable que aprovecha la experiencia de la marca con el Outlander PHEV, referencia entre los SUV de cuatro ruedas motrices desde 2013. Así, el Eclipse Cross hereda su tecnología y remarca el camino de Mitsubishi hacia la electrificación. Mantiene un esquema de propulsión similar, con dos motores eléctricos, uno sobre cada eje. El delantero rinde una potencia de 82 CV (60 kW), y el trasero de 95 CV (70 kW), asociándose al motor de combustión de ciclo Atkinson de 2,4 l. de cilindrada y 98 CV en asociación a través de una transmisión automática de una velocidad. Los 188 CV que rinden conjuntamente se transmiten de forma casi permanente entre ambos ejes mediante su sistema S-AWC. Si bien el par es repartido de manera independiente entre los dos ejes por los motores eléctricos mediante la función Twin Motor 4WD.

Consigue la etiqueta '0 emisiones'

Siempre hay tracción, lo que ayuda en el apartado dinámico, con un comportamiento notable, con buen paso por curva sobre un tren delantero que abre la trazada de manera progresiva si forzamos el ritmo, con una suspensión más bien suave. Confortable, no inclina demasiado en los apoyos. Y con la que se adapta bien para circular por pistas, con una notable capacidad de bacheo sobre una altura al suelo que le permite superar pequeños obstáculos sin problemas ayudándose de la capacidad de tracción permanente en ambos ejes. Y de los dos programas específicos de conducción 'off-road' que le dan un efectivo plus sobre terrenos resbaladizos.

Además, para negociar los virajes de forma más efectiva cuenta con la ayuda del sistema ActiveYaw Control (AYC), que actúa sobre los frenos y la dirección para dosificar la entrega de par entre las ruedas derecha e izquierda, mejorando su comportamiento en el paso por curva.

La conducción es muy agradable, con una aceleración notable y buena capacidad de recuperación, moviéndonos con celeridad en carretera, con una respuesta suficientemente enérgica para adelantar con suficiencia y movernos a cruceros elevados. Especialmente con la ayuda de los motores eléctricos para lo que casi siempre disponen de una reserva residual de la batería con la recarga desde los frenos y el sistema de retención. El consumo de gasolina en carretera es algo elevado (9,8 l/100 km) circulando 'ligeros', y bastante alto cuando utilizamos el modo 'Charge' en marcha (11,2 l/100 km de media), que permite recargar hasta el 80 por ciento en unos 30 minutos; es mucho más práctico e interesante aprovechar el modo de reserva 'Save' y elegir el porcentaje que queremos guardar.

En carretera podemos movernos en eléctrico hasta 135 km/h, pero será en ciudad donde sacaremos provecho a la tecnología híbrida moviéndonos en su rango de utilización diario. Fuera de la ciudad no hemos conseguido bajar de los 20 kWh, y nos hemos movido entre 33 y 38 km de autonomía. Es en conducción urbana donde hemos superado ligeramente los 50 km en las tres lecturas realizadas (con un consumo en torno a los 17 kWh), utilizando el sistema de levas con 5 niveles de frenada regenerativa -también tenemos un mayor grado de retención seleccionable desde el cambio- para movernos casi sin acelerar cuando el terreno se volvía propicio.

En datosEn datos

Para la recarga dispone de serie de un cable tipo 2 (Mennekes), para corriente continua (3,7 kW), y necesita unas cuatro horas para una carga completa. El nuevo Eclipse Cross PHEV ha crecido en tamaño sobre la misma plataforma, con idéntica distancia entre ejes (2.670 mm), por lo que el espacio interior apenas varía, lo mismo que el maletero. Un habitáculo en el que también se plasman las nuevas pautas de diseño de la marca, con gran protagonismo del salpicadero, dividido en dos partes: la zona superior de 'información', con un cuadro para la instrumentación con mucha información a través del ordenador de abordo que separa ambas esferas, la del velocímetro analógico y la de la gestión de la energía y el tacómetro que será la guía directa para buscar una conducción más eficiente. Información que podemos complementar con la pantalla central de 8 pulgadas, con un menú específico para conocer el modo de carga, el flujo de energía o los consumos. Con sistema operativo para Android e iOS, mantiene diferentes botones para un acceso más directo a determinadas funciones y aunque su tamaño es pequeño para las pantallas que ya vemos en el mercado, con una resolución superior, está colocada muy arriba para una visión directa.

Desde 28.000 euros

En esta variante Kaiteki+ el equipamiento de serie es bastante completo, con una terminación más refinada, con tapicería de cuero. Y aunque hay plásticos duros visibles, no lo están en la parte superior ni en los bordes de la consola central, lo que le confiere una buena calidad visual.

Su precio es bastante competitivo: con tres terminaciones (Motion, Kaiteki y Kaiteki+), está a la venta por 28.000 E, 30.700 E y 34.500 E, a los que se podrán aplicar los programas de ayudas.

LA CLAVE

El Eclipse Cross es una excelente alternativa para quien quiera un SUV plug-in, con un rango en eléctrico en torno a los 50 km en ciudad. Buena habitabilidad y completo equipamiento en la versión más alta. Y buen compromiso entre confort y comportamiento, con el plus de la tracción total y un precio competitivo.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon