Hyundai Tucson 2.0 CRDI 136 4x2 Bluedrive. Ya van 20.000 
km sin parar
PRUEBA DE LARGA DURACIÓN

Hyundai Tucson 2.0 CRDI 136 4x2 Bluedrive. Ya van 20.000 km sin parar

El Hyundai Tucson de la prueba de fiabilidad de Motor 16 no para. El cuentakilómetros marca ya 20.000 kilómetros y la verdad es que han pasado volando. Comenzamos el 14 de septiembre y a este paso vamos a terminar nuestra prueba en dos meses. El coche es pura suavidad y muy agradable de conducir.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

25 de Noviembre 2015 09:21

Comparte este artículo: 10 0

Al Hyundai Tucson no le estamos dejando ni respirar un segundo. Llega, se va, llega, se va, llega... Eso ha hecho posible que recorramos 20.000 kilómetros en menos de dos meses. Un maratón que no gana nunca quién corre más si no el que llega sin un rasguño y funcionando como el primer día. Y de momento eso es lo que está cumpliendo el modelo coreano.

No obstante y aunque hemos hecho muchos kilómetros, también hemos tenido que parar, obligatoriamente, para someter a nuestro protagonista a su primera revisión, la de los 15.000 kilómetros. Allí, en un concesionario Hyundai, han sometido al Tucson de Motor16 a una prueba de autodiagnóstico, han reemplazado aceite y filtro (Shell Helix Ultra AM-L 5W30), han inspeccionado el estado de la batería, los latigillos y conexiones del sistema de frenos, han verificado el ajuste y funcionamiento del freno de estacionamiento, que por cierto había llegado a nuestras manos destensado, una lástima que el freno de estacionamiento eléctrico sólo esté disponible asociado al cambio automático. También han inspeccionado pastillas, pinzas y discos de freno, han comprobado el estado y la presión de todos los neumáticos, incluido el de repuesto, han verificado el estado y funcionamiento de los limpiaparabrisas y por último han realizado una pequeña prueba para comprobar que todo está en orden.

Media España recorrida

Y enseguida de vuelta a la carretera. En esta segunda etapa de la prueba maratón el Tucson con motor 2.0 CRDI de 136 caballos y cambio manual ha viajado a Mérida, Astorga -la foto de apertura la hizo nuestro editor Angel Carchenilla en la Catedral de Astorga, una zona que conoce como la palma de su mano-, Toledo, La Manga del Mar Menor, Cuenca, Barcelona, Huesca y Andorra. El todocamino de Hyundai sigue demostrando a todo el que se pone a sus mandos que es un modelo muy agradable de conducir, suave y silencioso. Los conductores han conducido de día y en numerosas ocasiones de noche.

Y en ese entorno repleto de luces y sombras el Tucson ha hecho valer sus faros LED para las luces de cruce que forman parte del paquete opcional Safe. La claridad de este tipo de iluminación otorga una visibilidad extraordinaria circulando junto a otros coches y aunque las de carretera de bombillas halógenas alumbran de maravilla lo cierto es que su tono más amarillento contrasta con las cortas.

El paquete Safe es un extra muy recomendable que sólo puede solicitarse con el acabado Tecno y que incluye además de los faros LED, sistema de detección de ángulos muertos, alerta de aproximación de tráfico trasero y sistema de frenada autónoma de emergencia AEB, de las siglas en ingles Automatic Emergency Braking. Respecto a este último sistema, lo cierto es que en los dos últimos viajes nos está dando algún que otro quebradero de cabeza. El sensor del AEB va situado en la parte inferior de la parrilla y en el lado derecho del paragolpes, un lugar bastante expuesto y cuya tendencia a ensuciarse es elevada.

A la hora de escribir estas líneas desconocíamos el origen del problema. Hemos intentado limpiarlo lo mejor posible pero el sistema sigue dando error por lo que hasta que lo revisemos al finalizar la prueba hemos decidido desconectarlo -afortunadamente todos estos sistemas de seguridad, en Hyundai y en cualquier otra marca, se pueden desconectar a placer o por un problema de este tipo- ya que al sobrepasar vehículos pesados detectaba erróneamente un peligro y activaba el protocolo de seguridad sin necesidad.

Además de estos sistemas del paquete Safe, el acabado Tecno incluye también control de crucero con limitador de velocidad, espejo interior con oscurecimiento progresivo automático y brújula, sensores de aparcamiento delantero y trasero, capó activo para peatones, control de arranque en pendientes, control de descenso de pendientes, sistema de reconocimiento de señales, sistema activo de cambio involuntario de carril o control de la presión de los neumáticos con detector de rueda.

Y ojo al consumo, el Tucson está sorprendiendo a todos los probadores que lo conducen con un consumo muy comedido ya que, a diferencia de otras pruebas de este tipo en las que solo viajaba en el coche una persona, en esta ocasión los viajes son con tres e incluso con cuatro ocupantes con su equipaje de fin de semana, lo que quiere decir que el coche carga con casi 200 kilos adicionales no contemplados en otras ocasiones. Una muestra más de que estamos ante un extraordinario motor para un Tucson de la nueva era Hyundai.

Consumos: cada vez más bajos

El consumo de nuestro Tucson se ha ido reduciendo sensiblemente con el uso. Y a medida que hemos ido recorriendo kilómetros el gasto ha bajado aumentando a su vez la autonomía media con un solo depósito. El escenario donde más hemos notado la reducción, por otra parte lógica en cualquier mecánica tras el paso de los kilómetros, es el urbano donde hemos rebajado el gasto en cuatro décimas. Con todo el consumo medio, aplicando el nuevo porcentaje que hemos diseñado para ajustarnos más al uso que se le da al automóvil y al aumento del número de kilómetros de autovías y autopistas, se ha reducido de 6,1 a 5,9 l/100 km por lo que también aumenta la autonomía media, más de 1.000 kilómetros gracias al reducido consumo y al depósito de 62 litros con el que cuenta el Tucson.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon