Ford Focus 1.0 Ecoboost Mhev 155 ST-Line. ECO y EcoBoost
PRUEBA

Ford Focus 1.0 Ecoboost Mhev 155 ST-Line. ECO y EcoBoost

A estas alturas ya nadie piensa que un coche con etiqueta ECO es aburrido, pues los hay con más de 600 CV y prestaciones de infarto. Pero incluso en segmentos más populares, con precios muy asequibles y motores diminutos algunos modelos ECO apasionan. Este es uno.

Pedro Martín

Pedro Martín

1 de Marzo 2021 22:00

Comparte este artículo: 0 0

Hace unos meses pasaba por estas páginas el nuevo Puma, que probábamos con el moderno tricilíndrico 1.0 EcoBoost de 155 CV dotado de hibridación suave de 48V, y ahora esa mecánica encuentra acomodo bajo el capó del Focus, que también recibe una etiqueta ECO tan codiciada hoy por los usuarios, sobre todo en la ciudad. Los 26.685 euros de nuestro protagonista se quedan ahora en 21.028 a pie de tienda, y si queremos aquilatar aún más la factura, un ST-Line con idéntica mecánica MHEV pero en su variante de 125 CV baja a 25.485 euros... ¡y a 19.828 con todos los descuentos! Pero siempre con caja manual, pues si queremos cambio automático deberemos apuntar al 1.5 EcoBoost de 150 CV, y en ese caso ya no hay etiqueta ECO.

Centrándonos en la versión probada, del Focus ya conocíamos notables virtudes, como el agrado general de uso -no solo es seguro y cómodo a partes iguales, sino que se conduce con suma facilidad-, la amplitud -en proporción, le damos más nota al habitáculo que al maletero-, la ergonomía -aunque hay mucha tecnología, el manejo de todo sigue siendo intuitivo- o una notable calidad general, que con la terminación ST-Line sube enteros por los detalles de inspiración deportiva.

Al respecto diremos que este acabado -el más bajo disponible para este motor- implica de serie unas gomas 215/50 R17 que para el ajustado peso del conjunto y la relativa modestia del motor -aunque rinde 155 CV, hablamos de un 1.0 tricilíndrico con solo 24,0 mkg de par- parecen suficientes, si bien nuestra unidad calzaba los 235/40 R18 opcionales -400 euros-, que 'musculan' su aspecto pero tienen sus cosas buenas y sus cosas menos buenas. Entre las primeras, un paso por curva como por raíles -se agarra tanto que el coche balancea visiblemente al límite- y una frenada de matrícula de honor: 49,2 metros para detenernos desde 120 km/h. Y entre los inconvenientes, que lastran un poco las prestaciones, tanto al acelerar desde parado -la medición de 0 a 100 km/h se ha ido tres décimas por encima del valor oficial- como al recuperar en carretera, donde la reacción en quinta y sexta es solo correcta, y conviene tirar de cuarta para lograr brío. Pero si nos metemos en un tramo de montaña y jugamos con la palanca, de buen tacto, disfrutaremos mucho, especialmente si hemos elegido el programa de conducción Sport, uno de los cinco disponibles.

Y los neumáticos opcionales no han ayudado en cuestión de consumo. Los 7 litros de media real se alejan de los 5,2 oficiales -en ciclo WLTP, porque con el ciclo NEDC daba 4,1-, y posiblemente con las gomas de serie habría bajado unas décimas. Sea como fuere, el gasto de este 1.0 EcoBoost MHEV 155 parece sensible al estilo de conducción o al tipo de vía, y en él tiene más relevancia la etiqueta ECO en sí misma -la merece realmente, pues el motor eléctrico de 16 CV y la batería de 0,48 kWh existen y actúan de verdad- que por eficiencia pura.

LA CLAVE

Estrenados en el Puma, los motores 1.0 EcoBoost de 125 y 155 CV con hibridación MHEV se ofrecen ahora en el Focus, lo que apareja la etiqueta ECO. Y esa es ya una virtud, que añade a otras como agrado de uso, amplitud, gran comportamiento... Lástima que el sistema MHEV no sirva en este caso para bajar más el gasto real.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon