DS3 1.6 BlueHDI 120 Sport. Eficiente y personal
DESDE 23.425 EUROS

DS3 1.6 BlueHDI 120 Sport. Eficiente y personal

Después de que DS actualizase su gama DS 3 nos subimos a este personalizable utilitario para probar su nuevo motor BlueHDI 120, que ofrece excelentes prestaciones y un bajo consumo.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

18 de Junio 2015 18:46

Comparte este artículo: 0 0

El DS 3 es uno de los urbanos más exclusivos y personalizables del momento. Su imagen y sus opciones para configurarlo según tus gustos son factores clave para ello.

No vamos a dar rodeos y empezaremos por el tema económico. Este DS 3 no es barato, pues por este precio nos podemos comprar un Citroën C5 HDI 115 Business; pero es verdad que nos ahorramos cerca de 5.000 euros si lo comparamos con su directo rival, el Mini Cooper D, con un equipamiento semejante. También tiene tiene una plaza más que el Mini y 74 litros extra de maletero, lo que convierte al modelo francés en una alternativa más funcional.

Tampoco la calidad interior desentona con el conjunto propuesto por DS. Además, con el acabado Sport presume de equipamiento -sólo es opcional la pintura metalizada, el cuero y el navegador con cámara de marcha atrás-. Quizás deberían haber cambiado la posición de la luz interior, que además es poco potente.

Renovado interior, retocado exterior

No hace mucho que se renovó estéticamente el DS 3, aunque con cambios muy sutiles que en realidad afectan más a sus opciones de personalización, con combinaciones cromáticas inéditas, nuevos adhesivos... Pero entre las novedades destacan los nuevos faros, que combinan la iluminación LED y Xenón, y que son de serie en los DS 3 de acabado Sport. Además de aportar personalidad y los innovadores intermitentes delanteros activos, presumen de potencia y calidad de iluminación, pero no cuentan con el asistente de luces de carretera que permite cambiar de forma automática entre cortas y largas, y viceversa. Tampoco faltan los pilotos traseros LED con efecto 3D.

Novedades también estrenó en lo referente a mecánicas, entre las que se encuentra este 1.6 BlueHDI, un propulsor que suma el módulo SCR en el que se inyecta AdBlue -se rellena en las operaciones de mantenimiento- y reduce los óxidos de nitrógeno hasta hacerlos casi desaparecer. Anuncia unos sorprendentes 3,6 l/100 km de promedio oficial, un valor irreal para el uso diario. Pero hemos medido un gasto medio de sólo 4,8 l/100 km, que es una cifra brillante. Para ello, el BlueHDI 120 se combina con un cambio manual de seis marchas con un tacto bastante mejor que el de las cajas de cinco relaciones de PSA. Además tiene Stop&Start, que funciona de cine, aunque no tanto como el anterior sistema, que permitía detener el motor por debajo de 10 km/h con el punto muerto engranado.

Motor muy tranquilo pero potente

Es un propulsor muy agradable, suave y progresivo, y suena muy poco. En ciudad corresponde a nuestras demandas en todo momento, y fuera de ella, sus 120 CV nos animan a recorrer kilómetros sin parar. Aunque en caso de 'animarnos' más de la cuenta en tramos de curvas echamos en falta un eje trasero menos rígido, ya que se hace algo incómodo y filtra poco las irregularidades del asfalto. Ahora bien, su nivel de prestaciones es de lo mejor del segmento, con unos registros de aceleración muy buenos -calca los 9,4 segundos que homologa para acelerar de 0 a 100 km/h- y unas recuperaciones que permiten realizar adelantamientos sin titubear.

Por si todo ello fuera poco, suma el City Brake Assist, que incrementa la seguridad en ciudad, ya que frena por sí sólo el vehículo en caso de detectar un posible choque por debajo de 30 km/h.

Artículos recomendados

Sigue Motor16