miércoles, 25 mayo 2022

Dacia Dokker 1.5 dCi 90 CV Ambiance, el sentido práctico de las cosas

Si miramos más el bolsillo que las exquisiteces el Dacia Dokker es la mejor opción que podemos encontrar a la hora de compartir la familia con el trabajo. Espacioso y polivalente, convence por el empuje de su motor diésel y un tacto general que nos ha sorprendido.

Hace mucho tiempo que en Dacia están haciendo las cosas bien. Es cierto que una marca 'low cost' se beneficia, claramente, de los periodos de crisis como el que atravesamos, pero su gama de vehículos resulta cada vez más atractiva y 'creíble', independientemente del precio.Estamos hablando de automóviles honestos con mucho más atractivo de lo que podamos imaginar en un primer momento. Es el caso del Dokker, un comercial de uso mixto, como en nuestro caso. Estamos seguros de que rivales como el Citroën Berlingo, el Peugeot Partner o el Renault Kangoo, este último con el que comparte elementos estructurales, como el eje trasero, mirarán de reojo y con cierto recelo a la última criatura de Dacia.

Estamos hablando de un vehículo que poco o nada tiene que envidiar al resto en cuanto a capacidad, dinámica o motores. Es cierto que por calidad, percepción visual y, sobre todo, equipamiento de serie está un peldaño por debajo, pero hablamos de una rebaja media de precio que ronda los 3.000 euros. Mucho dinero en este sector profesional.

Estéticamente el Dokker recuerda mucho al Lodgy, y estructuralmente también porque nacen desde la misma plataforma. En este caso desde el pilar B y hacia atrás se enfoca hacia un concepto comercial en lugar de monovolumen. Su interior ofrece cinco amplias plazas si vamos con la familia y hasta 3.000 litros de capacidad si la dejamos en casa.

Equipamiento del Dacia Dokker 1.5 dCi 90 CV Ambiance

Las puertas de la zaga son asimétricas para mejorar la visibilidad por el retrovisor interior. Sólo la más grande presume de luneta térmica y limpia. Se abren 90º y se bloquean para que no se cierren con un golpe de viento, y se pueden desbloquear hasta los 180º para facilitar las labores de carga. El paso es sencillo y sin mancharnos las manos.

El maletero ofrece como mínimo 800 litros de capacidad. Si abatimos y plegamos el asiento trasero el espacio disponible abruma. Un diez en este sentido.

El puesto de conducción goza de buena visibilidad debido a que nos encontramos en una posición más elevada de lo normal. No hay que esperar exquisiteces (plásticos duros, tornillería a la vista, volante regulable sólo en altura, ausencia de tapizados, tacto de algunos mandos…) y sí sentido práctico, con huecos repartidos por todo el habitáculo que suman hasta 44 litros.

Detrás, más de lo mismo, pero con más espacio si cabe. Las puertas laterales correderas facilitan el acceso (tienen 70 centímetros) aunque por la del lado izquierdo hay que pagar aparte 240 euros. Lo recomendamos.

Conducción del Dacia Dokker 1.5 dCi 90 CV Ambiance

En marcha es cuando el Dokker nos convenció más si cabe. El propulsor 'castellano' 1.5 dCi de 90 caballos es toda una garantía en cuanto a rendimiento se refiere y mueve el vehículo con una agilidad y solvencia que no esperábamos. Está asociado a un cambio manual de cinco relaciones.

Nada que objetar en cuanto a prestaciones y agrado al conducir, pero sí que la rumorosidad en el interior se hace patente porque la insonorización no parece demasiado trabajada. Dinámicamente su generosa distancia entre ejes le otorga una gran estabilidad lineal y tampoco defrauda lo más mínimo en tramos sinuosos aunque, como es lógico, por su fisonomía es sensible a las rachas de viento lateral. De noche los faros no iluminan demasiado.

Hablemos ahora de dinero. Estamos ante el Dokker más potente y mejor equipado (Ambiance) y su precio resulta imbatible: 11.900 euros. Mejor equipado no significa bien equipado, ya que disfrutar de elevalunas eléctricos delanteros, aire acondicionado, cierre centralizado con mando a distancia, volante regulable en altura, una simple radio o iluminación en el maletero y no digamos un control de estabilidad nos obliga a pasar por caja. De hecho nuestra unidad cuenta con 2.316 euros en extras.

Digamos que el sentido económico y práctico son las mayores virtudes del Dokker, pero no las únicas, se lo aseguramos…