Comparativa Nissan Juke, Peugeot 2008 y Renault Captur. Nueva especie urbana
LOS CROSSOVER URBANOS ESTÁN DE MODA

Comparativa Nissan Juke, Peugeot 2008 y Renault Captur. Nueva especie urbana

No hay duda de que los "crossover" urbanos están de moda. Tanto, que cuatro de cada diez compradores del segmento B, se decanta por uno de los aquí presentes. Son más prácticos que un utilitario "de toda la vida", más funcionales, y aunque ligeramente más caros, presentan consumos ajustados gracias a sus eficientes motores diésel.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

8 de Febrero 2015 00:00

Comparte este artículo: 35 0

Imagina que entras en un concesionario con la idea de adquirir un utilitario. Pero junto a ese Nissan Micra o Note, Peugeot 208 o Renault Clio encuentras a cualquiera de nuestros tres protagonistas, ligeramente más grandes, más espaciosos interiormente, más funcionales y con una estética todocamino, más de moda que nunca.

Y una vez has visto el modelo que tenías en mente, te has montado en él, lo has configurado a tu gusto y te han dado un precio de derribo, le haces al comercial la pregunta del millón. «Y ese que está al lado... ¿cuesta mucho más?» Y vuelta a empezar.

Un 40% de las ventas del segmento B son crossover

Esta misma duda la han tenido este año muchos compradores, y más de 30.000 de ellos han sucumbido ante la imparable moda de los "crossover" urbanos, que sin embargo, veremos que valen para mucho más que para desenvolverse a otra altura por la urbe. Estos tres aquí presentes son los más vendidos del segmento, con 24.105 unidades entre los tres -6.939 el 2008, 7.846 el Juke y 9.320 el Captur-, en lo que va de año, por las 37.993 unidades de sus homólogos utilitarios -sumando Clio, 208, Micra y además Note-. Esto quiere decir, que por cada 100 utilitarios que se vendían, ahora se matriculan 60 y los otros 40 son estos nuevos "crossover", una cifra que va a aumentar a medida que se incorporen nuevos integrantes.

Entre 1.780 y 4.650 euros más

El precio es un factor determinante en toda compra, y más a este nivel. Este 2008 en concreto es 2.200 euros más caro que un 208 a igualdad de motor y equipamiento. El Captur es 1.780 euros más caro que un Clio dCi 90 Dynamique al que sumamos el climatizador, el navegador y algo más para igualarlo a este acabado ZEN. El Juke es el peor parado, pues cuesta 4.650 euros más que un Note, pero también este último sólo ofrece el motor dCi 90, y nadie ve en el Juke una segunda opción de compra.

Más espacio interior y más maletero

Esos más o menos 2.000 euros son una diferencia asumible por muchos compradores de este segmento, quienes al final adquieren unos vehículos espaciosos si tenemos en cuenta su contenido tamaño exterior. Con el último "restyling", el Nissan Juke ganó 103 litros de maletero, llegando a 354, por los 360 litros del Peugeot 2008 que equipa rueda de repuesto de emergencia, elemento opcional en el Renault Captur, cuyo maletero oscila con cinco plazas entre los 377 y los 455 litros gracias a que es el único de ellos que ofrece una banqueta trasera que se puede desplazar 15 centímetros. Ninguno incorpora asiento del acompañante abatible, y el respaldo trasero está dividido en dos partes, por lo que tampoco hay que buscarles la funcionalidad de un monovolumen. El Renault Captur araña centímetros en el habitáculo y de todos ellos es el más amplio, si bien en el 2008 casi pueden viajar tres adultos detrás por su cota de anchura, mientras que el Nissan, condicionado por su diseño exterior, presenta un interior más angosto. Como detalle, decir que con un conductor de 1,75 metros de estatura al volante, detrás quedan 70 centímetros para las piernas en el Captur, 68 en el 2008 y 66 en el Juke.

Ir sentados diez centímetros por encima de un turismo convencional hace que dominemos mejor la carretera, además de que el acceso y la salida del habitáculo es más cómodo.

El Peugeot es el de mayor calidad

El Nissan Juke presenta un diseño interior más deportivo, con asientos envolventes y con el acabado Tekna Premium equipa techo panorámico, navegador táctil, llave inteligente... Del Peugeot 2008 destaca su pequeño volante, con relojes que se ven por encima de él. También equipa pantalla táctil, climatizador de dos zonas -de una en sus rivales- y presenta unos materiales de mayor calidad, siendo el único que apuesta por plásticos acolchados en en salpicadero. En el Renault Captur tampoco falta una pantalla táctil para la radio y la navegación, o infinidad de pequeños huecos para dejar objetos -la guantera tipo cajón hace que el acompañante se dé con ella en las rodillas al abrirla-, pero el ahorro por buscar la máxima ligereza hace que algunos materiales interiores tengan un tacto frágil y es el único que carece de termómetro de refrigerante en su instrumentación.

En todos ellos hay que elogiar su ergonomía, con buenas posturas de conducción, mandos grandes, y a mano. Pero es verdad que el Juke queda por detrás de sus rivales, ya que el volante sólo tiene regulación en altura y si visualizamos el sistema D-Mode no vemos los datos del climatizador, y viceversa.

Optamos por los diésel más potentes

Esa menor ligereza del Captur hace que Renault haya prescindido del motor 1.5 dCi de 110 CV, limitando la oferta diésel a esta versión de 90 CV con cambio manual de 5 velocidades, quedando en desventaja frente a los 110 CV del Juke, que usa el mismo propulsor 1.5 dCi, y frente a los 115 CV que proporciona el 1.6 e-HDI del 2008, ambos con cambio manual de 6 velocidades, que presentan un tacto más preciso que el de Renault. Opcionalmente el Captur puede tener cambio automático de doble embrague EDC, mientras que el Juke no lo contempla y para disponer de cambio automático en el 2008 tendremos que quedarnos con el 1.6 e-HDI de 92 CV.

Esos 90 CV de potencia mueven con mucha soltura al Renault Captur, tanto que ha mejorado los registros homologados por la propia marca a la hora de acelerar de 0 a 100 km/h -hemos medido 12,4 segundos por los 13,1 homologados-. En cuanto a las recuperaciones, también sorprende su energía, pero para suplir la carencia de esa sexta marcha, Renault alarga en exceso los desarrollos de cuarta y quinta, tanto que esta última marcha es más larga que la sexta del Juke y del 2008. Así, circulando a 120 km/h, el motor del Captur gira a 2.090 rpm, por las 2.150 rpm del 2008 o las 2.315 rpm del Juke.

Juke y 2008 los más prestacionales

Los caballos extra de los que presumen el Nissan Juke y el Peugeot 2008 hacen que sus prestaciones sean mejores que las del Captur, algo que será aún más de agradecer sobre todo si viajamos con el vehículo cargado. Además su mayor altura frente a un utilitario o unos neumáticos más generosos no sacrifican el consumo, ya que Juke y Captur han gastado lo mismo en uso real: 5,7 l/100 km. El mejor parado en este capítulo ha sido el Peugeot 2008, con 4 décimas menos que sus rivales, que si lo combinamos con un depósito de mayor capacidad -50 litros frente a los 45 del Captur y los 46 del Juke- le proporciona autonomías que rondan los 900 kilómetros. Pero con cualquiera se pueden afrontar viajes con total garantía.

Todos con Start-Stop

Parte de responsabilidad de esos bajos consumos es que todos equipan sistema de arranque y parada automáticos, siendo en el caso del Peugeot el más efectivo, ya que detiene el propulsor cuando circulamos a menos de 20 km/h, llevamos el punto muerto engranado y nos vamos a detener. Lo que en la marca denominan tecnología micro-híbrida. Pero el nipón no se queda atrás, y es el único que ofrece un sistema que puede modificar los diferentes modos de conducción. Denominado D-Mode, permite variar la gestión del motor o la climatización en los programas Normal, Sport y ECO. También muestra la presión del turbo, puntúa nuestra conducción o cuenta con un indicador de fuerza G. El Captur es el más sencillo en este apartado.

Dinámicas diferentes en los tres

Los tres aquí presentes apuestan por esquemas de suspensión muy similares, pero con diferentes resultados en todos ellos. Comenzando por el Nissan Juke, la versión probada equipaba unos neumáticos 225/45 R18, que junto con una suspensión de tarado más firme al resto, lo hace algo incómodo sobre firme bacheado. Ahora bien, en curva es sumamente efectivo e incluso lo tacharíamos de divertido.

Por su parte, el Renault Captur es noble, transmite aplomo y su dirección ya no es tan artificial como en anteriores Renault. Ahora bien, su eje trasero es muy firme, de tal manera que con el vehículo descargado genera unos rebotes a veces incómodos.Y aunque Renault equipa al Captur con frenos de tambor en el eje trasero, hemos comprobado que no le impide registrar excelentes distancias de frenado, siendo el mejor de este trío.

El modelo del león es el que muestra un aplomo más equilibrado. Sus suspensiones son cómodas con el pasaje, pero transmiten al conductor todo lo que pasa bajo las ruedas. También es el más bajo y el que menos distancia libre tiene al asfalto, en otras palabras, su dinámica es más parecida a un vehículo familiar que a un "crossover". Pero también es verdad que sus distancias de frenado nos han sorprendido, por largas -para detenerse desde 120 km/h ha necesitado 61 metros por los 54 del Juke y los 52 del Captur-, todo ello achacable a sus neumáticos M+S, elemento que es de serie en esta versión que suma el sistema Grip Control.

El Captur también puede equipar Extended Grip

Gracias a este Grip Control, el Peugeot 2008 permite ciertas alegrías fuera del asfalto, ampliando el radio de acción de este aventurero "crossover". Gracias a sus diferentes programas -Normal, Nieve, Barro, Arena y ESP Off- varía la entrega de potencia y la acción del ESP para optimizar la tracción. Para disponer de un sistema semejante en el Captur, denominado Extended Grip, hay que adquirir la versión Helly Hansen, mientras que no existe un Juke 1.5 dCi con tracción a las cuatro ruedas, opción exclusiva del 1.6 Turbo de gasolina. Eso sí, el 2008 sólo tiene 16 centímetros de altura libre al suelo, por lo que habrá que andarse con ojo si abandonamos el asfalto.

Equipamientos muy completos en todos ellos

El equipamiento de todos ellos es muy completo -hemos seleccionado las versiones más altas de gama y equipadas- y en ninguno falta absolutamente de nada. Es más, el Peugeot 2008 puede equipar incluso llamada de emergencia SOS junto con el navegador, techo panorámico o sistema de aparcamiento asistido, opción no disponible en sus rivales. El Renault Captur ofrece infinidad de elementos de personalización tanto interior como exterior -en el Juke pasa algo similar, y es el 2008 el que se queda detrás en este apartado-, sistema R-Link y demás, pero curiosamente los airbag laterales delanteros también protegen la cabeza y no se hacen extensibles a las plazas posteriores. Por su parte, el Nissan Juke ha de sacar partido de los más de 4.000 euros que cuesta sobre el Captur, diferencia que se intenta justificar al equipar este Tekna Premium los faros de xenón, el techo solar o el "Escudo de Protección Inteligente" que suma sensores de ángulo muerto, cámara con visión 360º, alerta de tráfico cruzado..., aunque algunos avisos sonoros son poco perceptibles.

Pero también hay un Juke 1.5 dCi Acenta por 19.900 euros, y así no renunciamos a un "crossover" con una estética única, que intenta hacer algo de sombra a dos de sus potentes contrincantes. Pero llegarán muchos más.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon