Audi Q3 35 TFSI S-Tronic S Line. Equilibrio perfecto
PRUEBA

Audi Q3 35 TFSI S-Tronic S Line. Equilibrio perfecto

Probamos la única versión ECO de la gama Q3, que presume de un motor de gasolina de 150 CV asociado a un sistema Mild Hybrid en sus entrañas. Calidad, confort, dinámica y tecnología se dan la mano en nuestro protagonista, que se viste con el deportivo acabado S Line.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

14 de Agosto 2021 22:00

Comparte este artículo: 0 0

La gama Q3 ofrece una amplia gama de motorizaciones. Nosotros hemos probado la única versión que porta la etiqueta medioambiental ECO. Y lo hace porque incorpora un sistema de hibridación ligera de 12V que convencerá casi más por las ventajas a la hora de moverse con más libertad por la ciudad que por el ahorro en consumo en general.

Y decimos esto porque cuesta 2.390 euros más que las versión de acceso, con la que comparte motor 1.5 TFSI de 150 CV; eso sí, con cambio manual en lugar del excelente S tronic de nuestra unidad, ya de por sí una razón de compra. Sin embargo, es 890 euros más caro que el 35 TDI S tronic, que tiene la misma potencia y un consumo más bajo, aunque el diésel parece ya 'condenado' de antemano.

Dicho esto, nuestro protagonista es más refinado en su funcionamiento y el propulsor ofrece un abanico de uso más amplio, subiendo hasta las 6.200 rpm si se le apura. Podremos variar ligeramente su personalidad gracias al asistente de conducción con los perfiles Efficiency, Comfort, Auto, Dynamic e Individual. También añade un modo Offroad y un control de descensos, aunque no conviene crecerse más allá de simples pistas, entre otras cosas porque contempla tracción delantera exclusivamente.

El único con etiqueta ECO

El acabado S line que nos ocupa monta de serie una suspensión más firme, ideal para carreteras viradas, aunque cede algún punto en confort -lo ideal, si nos lo podemos permitir, es una adaptativa que cuesta 1.245 euros-. Tanto la dirección progresiva, muy directa con sus 2,1 vueltas entre topes, como la transmisión, de siete relaciones con doble embrague, convierten al Q3 en un SUV tremendamente dinámico y equilibrado, con un rodar redondo y un buen paso por curva, aunque la electrónica deja jugar lo justo y resulta, incluso, demasiado intrusiva.

En datosEn datos

El sistema híbrido ligero aporta 12 CV gracias a un pequeño generador eléctrico que se alimenta desde una batería de iones de litio de 12 voltios. Contribuye a ser más refinado al iniciar la marcha y a prolongar el efecto de la navegación 'a vela', disponible con todos los programas, salvo en Dynamic y Offroad. La batería se recarga por efecto de la frenada regenerativa.

Amplio y bien acabado

El rendimiento del motor es el esperado, solvente para realizar adelantamientos o afrontar trazados con pendiente con la familia. Son 150 CV para mover los 1.605 kilos de peso de nuestra unidad. Y lo hace con notable eficacia pese a ser la motorización de acceso a la gama.

Otra cosa son los consumos. Su condición Mild Hybrid no reduce en exceso la sed, aunque los 7,1 litros de media registrados durante la prueba no es un cifra descabellada.

Por otro lado, el interior del Q3 es amplio, se remata con exquisita calidad, la banqueta trasera se desplaza longitudinalmente por partes y el maletero es el único aspecto que paga el pato, ya que reduce su capacidad hasta los 410 litros, 120 menos que el resto de la gama debido a la ubicación bajo el piso de la batería de iones de litio.

LA CLAVE

El Q3 tiene una versión PHEV y no renuncia al diésel en su gama como apuestas más eficientes. Sin embargo, la gasolina sigue ganando cuota y esta versión 35 TFSI es la única que porta el sello ECO gracias a su sistema Mild Hybrid. Y es, además, el único modo de disfrutar de sus 150 CV con el cambio S tronic...

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon