miércoles, 5 octubre 2022

MG7, una espectacular berlina coupé China que nos recuerda al Audi A7

MG acaba de presentar en China el nuevo MG7. Se trata de un elegante coupé de cuatro puertas que cuenta con un motor de gasolina turboalimentado. EL MG7 es el primer modelo de la serie Black Label.

Nuevo MG7, agresivo y muy deportivo

Según la propia firma, es el sucesor ‘espiritual’ del Rover 75 que estuvo en producción entre 1998 y 2005. La verdades que efectivamente se trata de un sucesor espiritual, puesto que funcionalmente tienen poco que ver, pues el nuevo 7 es una berlina de cinco puertas con una evocadora presencia coupé.

MG7


La verdad es que el coche tiene una planta imponente, deportivo y muy agresivo, que nos recuerda en determinados detalles al Kia Stinger. Cuenta con unas formas muy musculosas, con una línea muy deportiva y con una forma trasera tipo coupé ciertamente atractiva. El conjunto se completa con detalles como las puertas sin marco. En el frontal destaca la gran toma de aire y los afilados faros de led.

MG7, trasera muy personal

La parte trasera está cargada de personalidad, con abultados paragolpes traseros, luces led de gran tamaño, parabrisas muy inclinado e incluso alerón de tipo cola de pato. Compelta el conjunto los cuádruples salidas de escape.
También hay un alerón trasero activo que se despliega con la velocidad y en tres fases, como el del Porsche Panamera.
Mide 4,88 de largo por 1,88 de ancho y 1,44 de alto. Lo que lo posiciona por cotas entre un Audi A5 y un Audi A7, pero habría que esperar a ver si por calidad también se posiciona en ese lugar.

MG7


Desde dentro, soberbio

En el interior el salpicadero incluye una gran superficie acristalado de 33 pulgadas que da cabida tanto al cuadro de instrumentos de TFT como a la pantalla multimedia de TFT. Tiene también abultado túnel de transmisión que resta algo de espacio y asientos deportivos tapizados en piel.

MG7


En su lanzamiento y para el mercado chino está disponible en dos versiones de motor; 300 VGTi con motor turbo 1.5 de 183 caballos y tracción delantera y 405 VTGI, con motor turbo 2.0 de 254 caballos. En ambos casos con cambio automático de nueve velocidades y suspensión variable electrónicamente.
De momento sólo está confirmada su comercialización en China. En caso de lanzarse con motores electrificados se valoraría su exportación a Europa o a los Estados Unidos.