Ya hemos conducido el nuevo Jeep Wrangler
A LA VENTA EN SEPTIEMBRE

Ya hemos conducido el nuevo Jeep Wrangler

Todo comenzó en 1941, cuando se desarrolla para el ejército estadounidense el legendario Jeep, un modelo que se civilizó y se convirtió en un vehículo para el uso y disfrute de los más aventureros. Esta es su nueva generación y nosotros ya la hemos conducido.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

5 de Julio 2018 10:20

Comparte este artículo: 15 10

Hasta Graz, Austria, hemos puesto rumbo con el fin de conocer por vez primera a la nueva generación del legendario Jeep Wrangler, bautizada con la denominación 'JL'. El Wrangler nació en el año 1941 para ser utilizado por el ejército estadounidense, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en un exitoso vehículo recreacional con el que disfrutar al máximo de excursiones off-road. No obstante en todo el mundo se han vendido más de cinco millones de unidades.

La ciudad austríaca de Graz ha sido elegida en esta ocasión aprovechando de que ha sido el enclave donde tendrá lugar el evento Jeep Camp que la firma americana, hoy propiedad del Grupo Fiat, organiza esta temporada en Europa.

Wrangler y Wrangler Unlimited

Los diseñadores de Jeep no se han quebrado la cabeza con este nuevo Wrangler, pues mantiene las icónicas formas que siempre han caracterizado a este todoterreno. Líneas angulares, faros redondos, la clásica parrilla con siete lamas verticales, marcados pasos de rueda... Todo se ha mantenido para aportar ese aire peculiar, ayudado también por un sinfín de elementos específicos que ayudan a plasmas el inconfundible carácter de este todoterreno. Si bien, también hay ciertos toques tecnológicos, como pueden ser sus faros delanteros con iluminación Full LED. Pero hay que decir que son opcionales para las versiones Sahara y Rubicon, aunque de serie en los completos Overland y no estarán disponibles en el acabado Sport, pues este nuevo Wrangler llegará a los concesionarios europeos con cuatro niveles de equipamiento.

Esta nueva generación, bautizada como 'JL' está disponible también con carrocería de dos y cuatro puertas, que sigue denominándose Unlimited. Miden 4,33 y 4,88 metros de longitud respectivamente. Hay tres opciones de techo diferentes para ellos.Esta nueva generación, bautizada como 'JL' está disponible también con carrocería de dos y cuatro puertas, que sigue denominándose Unlimited. Miden 4,33 y 4,88 metros de longitud respectivamente. Hay tres opciones de techo diferentes para ellos.

Jeep ha decidido mantener las dos carrocerías conocidas hasta la fecha, que tienen dos y cuatro puertas. Para ambas ofrece techos metálicos, desmontables y también una cubierta de lona. Estos dos últimos han sido rediseñados para ser más sencillos de operar y aportan una mayor sensación de libertad, ayudado también porque Jeep apuesta por equiparlos con un parabrisas que se puede abatir hacia delante, además de que ofrece la posibilidad de poder desmontar sus puertas, que ahora se fabrican en aluminio para minimizar el peso del conjunto. Eso sí, necesitas unas llaves adecuadas que se ocultan en un lugar específico en el doble fondo de su maletero, además de que estas las tienes que dejar en casa. Pero la verdad es que circular así, es otro mundo.

Tres diferentes opciones para el techo

Para las versiones de cuatro puertas, los conocidos como Unlimited, Jeep va a proponer un nuevo techo de lona de accionamiento eléctrico denominado Sky One-Touch. No tiene precio fijado, pero hablaron de que podría superar los 3.000 euros, pues será opcional. Ahora bien, se puede abrir y cerrar en sólo 20 segundos y a velocidades de 88 km/h.

Jeep le ha dotado de un aire interior más cuidado. Para ello utiliza materiales de mejor calidad, plásticos de tacto blando, se ha prestado más atención a los ajustes... Pero sin perder un ápice de la originalidad de este modelo, que ahora goza de una mayor ergonomía, pues sus mandos se han colocado de una forma más lógica y también se ofrecen nuevas pantallas táctiles de 5, 7,0 y 8,4 pulgadas, que se combinan con el sistema multimedia Uconnect y con pantallas de información de 3,5 y 7,0 pulgadas frente al conductor (esta última sólo para los Sahara y Rubicon).

Aunque mantiene sus líneas, el interior se ha modernizado y también ofrece mejores ajustes y materiales. Hay pantallas táctiles de 5, 7 y 8,4 pulgadas, además de otra que puede ser de 3,5 o 7 pulgadas frente al conductor, que tiene volante regulable en altura y profundidad.Aunque mantiene sus líneas, el interior se ha modernizado y también ofrece mejores ajustes y materiales. Hay pantallas táctiles de 5, 7 y 8,4 pulgadas, además de otra que puede ser de 3,5 o 7 pulgadas frente al conductor, que tiene volante regulable en altura y profundidad.

Los toques 'retro' también inundan su interior y encontrar la posición de conducción correcta es más sencillo gracias a unos nuevos asientos y a un volante que ahora cuenta con regulación en altura y profundidad. Eso sí, no hubiera estado de más un reposapiés para nuestra pierna izquierda.

Sorprende su habitabilidad, tanto en los dos, como en los cuatro puertas, y que en ambos se hayan colocado unas funcionales salidas de ventilación en su parte posterior. Si bien, acceder a ellas en las versiones cortas no es especialmente sencillo y requiere agilidad.

En cuanto a la capacidad de maletero decir que no andan sobrados (arrancan en 203 y 548 litros respectivamente en los 2 y 4 puertas), pero cumplen con su cometido y tienen un funcional doble fondo. Como es norma en el Wrangler, su tapa sigue teniendo apertura lateral, mientras que la luna se abate hacia arriba. Como curiosidad, el soporte de la rueda de repuesto se ha bajado 300 milímetros para mejorar la visibilidad por el espejo retrovisor interior, que puede ser fotosensible. Aún así, Jeep ofrece también una práctica cámara de marcha atrás, un detalle que incrementa la seguridad, al igual que los sensores de ángulo muerto.

Mantiene su chasis de largueros

Su carrocería sigue estando anclada a un chasis de largueros, la mejor solución para un todoterreno de verdad, el cual ahora presenta una mayor distancia entre ejes en ambas carrocerías (son 2.424 y 2.947 milímetros respectivamente), del mismo modo que se han revisado sus suspensiones con ejes rígidos, un elemento que le confiere una dinámica especifica, tanto que ya no estamos acostumbrados a ella y que nos traslada al pasado. Y es que el Wrangler transmite todo lo que pasa bajo nosotros, su carrocería inclina más de lo que nos gustaría en las curvas y además, su dirección no te permite aburrirte, pues tendrás que ir colocando al Wrangler en el carril en todo momento. Esta tiene 3,4 vueltas entre topes.

Estrena un eficiente motor 2.2 Multijet que tiene 200 CV y le procura muy buenas prestaciones a los Wrangler. Y eso que superan las dos toneladas de peso. También llegará un 2.0 Turbo con 272 CV, pero no será un prodigio en ahorro.Estrena un eficiente motor 2.2 Multijet que tiene 200 CV y le procura muy buenas prestaciones a los Wrangler. Y eso que superan las dos toneladas de peso. También llegará un 2.0 Turbo con 272 CV, pero no será un prodigio en ahorro.

Pero es parte del encanto de este todoterreno, que dinámicamente ha mejorado respecto a su antecesor, sobre todo en las versiones Unlimited de cuatro puertas, que tienen más batalla y se sienten con un mayor aplomo que los de dos puertas, mucho más vivas cuando el asfalto no es perfecto. Y este salto cualitativo se nota aún más en los Sahara, pues los Rubicon (estas dos versiones fueron las únicas que pudimos conducir), que están equipados con sus ejes rígidos Dana 44, una suspensión específica y con unos neumáticos para uso eminentemente off-road, se sienten aún más delicados a la hora de negociar curvas en carretera. Y no hablemos del sonido de rodadura que llega al habitáculo por dichos neumáticos.

Estrenan motores y cambio automático

Ambas versiones tuvimos ocasión de conducirlas con el nuevo motor 2.2 Multijet diésel. Tiene cuatro cilindros y reemplaza al veterano 2.8 CRD. Mantiene los mismos 200 CV de potencia, pero su par motor escala de 410 a 450 Nm y exclusivamente estará asociado a una transmisión automática de 8 velocidades heredada de los Jeep Grand Cherokee. Es una combinación muy agradable y sorprende por su capacidad de aceleración, con prestaciones más que dignas para un todoterreno que supera las dos toneladas de peso y cuya aerodinámica no es su punto fuerte.

El cambio tiene función secuencial, pero no levas en el volante, mientras que su mecánica es más suave y silenciosa que su antecesora. Aún así, el techo de lona no es que aísle a la perfección y la rumorosidad que llega al habitáculo se hace sentir. En cuanto a los consumos, decir que en autovía a 130 km/h firmó un consumo de 9,2 l/100 km, que no está nada mal y es mucho menos que antes. Además esta mecánica también se asocia al sistema Stop-Start, tiene filtro de particulas, AdBlue...

Futuro plug-in para 2020

Junto a este diésel llegará también un nuevo 2.0 Turbo de gasolina, el cual presume de ofrecer 272 CV de potencia y 400 Nm. No tuvimos ocasión de conducirlo, pero está claro que será más prestacional que el diésel, aunque también más derrochador, pues su consumo no será precisamente su punto fuerte (no hay prestaciones homologadas por el momento). También se combinará con el mismo cambio automático de 8 velocidades y en un futuro será la mecánica que utilizará su versión híbrida enchufable, que llegará en 2020, pero únicamente con la carrocería Unlimited.

Pero quien adquiere un Jeep Wrangler no es precisamente para viajar por carretera y también lo pudimos disfrutar fuera del asfalto, un hábitat más que dominado para un Wrangler. Y más aún si hablamos de los Rubicon.

Fuera del asfalto sorprenden por donde pueden pasar estos nuevos Wrangler, sobre todo las versiones Rubicon con un sistema de tracción especial. Su profundidad de vadeo es de 76 centímetros.Fuera del asfalto sorprenden por donde pueden pasar estos nuevos Wrangler, sobre todo las versiones Rubicon con un sistema de tracción especial. Su profundidad de vadeo es de 76 centímetros.

Todos los Wrangler equipan de serie una efectiva tracción a las cuatro ruedas denominada Comand-Trac. En modo 2L funciona como un tracción trasera, pero podemos engranar tracción total hasta los 72 km/h. Funciona así en modo automático, aunque también ofrece la posibilidad de bloquear el diferencial central para repartir 50:50. Si las cosas se ponen peliagudas fuera del asfalto, es el momento de engranar su reductora, además de que cuenta con un eficaz control de descensos.

En el caso de los Rubicon se apuesta por un sistema 4x4 Rock-Trac, que además añade bloqueo electrónico para los diferenciales delantero y trasero, sin olvidarnos de que puede desconectar la barra estabilizadora delantera para ganar recorrido de suspensiones, algo de lo que cualquier Wrangler va sobrado (también tienen una profundidad de vadeo de 76 centímetros. Estos Rubicon también presumen de equipar unos neumáticos BF Goodrich Mud-Terrain sobre llantas específicas de 17 pulgadas, los cuales tienen un agarre fuera de lo común y que te permiten pasar con tu Wrangler por sitios asombrosos y al alcance de pocos todoterreno. Y no digamos de un SUV.

Y si aún deseas acentuar el carácter aventurero de tu Wrangler, Jeep te ofrecerá personalizarlo al máximo gracias a sus accesorios Mopar. Hay más de 180 y entre ellos encontramos un kit para elevar su distancia libre al suelo, diferentes llantas, snorkel de admisión, luces adicionales para el parabrisas, diferentes adhesivos...

Será el próximo mes de septiembre cuando estos nuevos Jeep Wrangler se pongan a la venta, por lo que de momento no hay precios fijados. Si bien, podemos adelantar que no será nada asequible, pues durante su presentación se habló de un precio de partida que rondaría los 46.000 euros para la versión diésel de dos puertas y acabado Sport.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16