X5 xDrive 40e. El primer híbrido enchufable de BMW
313 CV Y SOLO 3,3 L/100 KM

X5 xDrive 40e. El primer híbrido enchufable de BMW

Por fin BMW presenta su tan anunciado híbrido enchufable. El X5 xDrive 40e ofrece 313 caballos y un consumo de sólo 3,3 l/100 km.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

14 de Marzo 2015 17:56

Comparte este artículo: 6 0

Después de presentarlo en forma de concept en el Salón de Fráncfort de 2013, por fin BMW muestra la versión de producción de su primer vehículo híbrido enchufable. El X5 xDrive 40e llegará al mercado el próximo otoño con unas características que lo hacen más apetecible que un X5 normal.

Para empezar, es un SUV en toda regla -BMW prefiere usar la denominación SAV, de Sport Activity Vehicle-, pues no renuncia a la tracción total permanente, incluso al conducir únicamente con el motor eléctrico. La caja de cambios, Steptronic de 8 marchas es la que aplica en las cuatro ruedas la potencia de ambos motores: el de gasolina, que es un 2.0 TwinPower Turbo y el eléctrico, que genera 113 caballos de potencia. Con ambos motores, la suma total de la potencia que alcanza este modelo llega a los 313 caballos.

0 a 100 en 6,8 segundos

El motor de gasolina cuenta con turbo 'twin-scroll', inyección directa, reglaje variable de válvulas Valvetronic y reglaje variable del árbol de levas Doble Vanos. El resultado en prestaciones de combinar ambos propulsores pemite al X5 xDrive 40e acelerar de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos, una cifra muy respetable para un coche de este tamaño y peso.

La velocidad punta ha sido limitada a 210 km/h, aunque en modo totalmente eléctrico el X5 xDrive40e alcanza 120 km/h, tomando la energía de una batería de iones de litio de 9,0 kWh, ubicada bajo el maletero. Dicha batería se recarga mediante diversas posibilidades.

3 alternativas para recargarse

Así, puede cargarse en enchufes domésticos -tarda como máximo 3 horas y 50 minutos en cargarse por completo-, también en enchufes BMW i Wallbox -la operación se demora 2 horas y 45 minutos- o en estaciones de carga pública. Y por supuesto también en marcha, aprovechando la energía generada en las frenadas. 

El consumo que ha homologado el nuevo modelo es otro de sus puntos llamativos, pues los 3,3  o 3,4 l/100 km en función del tipo de neumático que utilice, son una cifra de lo más respetable. Se corresponde con unas emisiones medias de 77 o 78 g/km de CO2, lo que supone que el nuevo modelo no pagará impuesto de matriculación.

El BMW X5 xDrive40e aprovecha los conocimientos que la marca alemana ha ido adquiriendo y ampliando en su gama de vehículos eléctricos, que cuenta con el espectacular i8 y el versátil i3. Ambas experiencias, el híbrido i8 o el totalmente eléctrico i3 han servido para adaptarse a este primer modelo híbrido enchufable. 

Hasta 31 kilómetros en eléctrico

El X5 xDrive 40e ofrece divesos tipos de conducción, entre ellos uno denominado MAX eDrive, que permite conducir, por ejemplo, en la ciudad únicamente con el motor eléctrico. En este caso, si la batería está totalmente cargada la autonomía es de hasta 31 kilómetros en modo totalmente eléctrico, aunque en este caso, la velocidad máxima se limita a 120 km/h. 

Una característica de este X5 xDrive40e es que puede utilizar un sistema de gestión inteligente de la energía en combinación con el navegador Professional, incluido de serie. Con la función de guiado activo en la ruta de viaje, el sistema de control del conjunto propulsor recibe datos correspondientes al trazado de la ruta y al estado del tráfico en tiempo real. De esta manera, si se conducen trayectos medianos o largos, el sistema de recuperación de energía al frenar y el aprovechamiento específico y eficiente de la energía del acumulador de alto voltaje permiten conducir parcialmente y únicamente con el motor eléctrico en tramos urbanos.

También se puede controlar el estado de la carga mediante una App instalada en el smartphone del conductor, consultar la posición de estaciones de recarga públicas y, además, puede obtener informaciones sobre el grado de eficiencia de su BMW X5 xDrive40e.

Y si hablamos del equipamiento que ofrece, hay que decir que a la extensa lista de dispositivos que lleva todo BMW X5, se suman en este caso el navegador Professional, así como con un sistema estacionario de calefacción y refrigeración que funciona con energía eléctrica proveniente del acumulador de alto voltaje, o bien durante la operación de recarga, mientras que el coche está conectado a la red eléctrica. 

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon