martes, 16 agosto 2022

Vuelve a la vida el Porsche 959 S del piloto de Fórmula 1 Nick Heidfield

Porsche Classic acaba de terminar la restauración de uno de los Porsche más exclusivos que existe, se trata del Porsche 959 S, un modelo del que tan sólo se construyeron 29 unidades.

En este caso el Porsche 959 es propiedad de Nick Heidfeld, piloto de Fórmula 1. Entre sus cualidades originales destacan su generosa cifra de potencia, la aceleración, la velocidad máxima y el precio entonces.

Porsche 959 S marcó una época

Se trata de un modelo que marcó una época en los años 80 y 90. Homologaba ya entonces una velocidad de 315 kilómetros/hora. Tan sólo se fabricaron 292 unidades, de las que 29 pertenecen al acabado S. En este caso su potencia alcanzaba los 515 caballos, con una velocidad máxima de 339 kilómetros/hora. En el caso de esta unidad destaca su bajo kilometraje, pues tan solo marcaba 4.183 kilómetros cuando llegó a las instalaciones de Porsche Classic.

Porsche 959 S

La primera parte fue revisar a fondo tanto el sistema de propulsión como el chasis, dos de los componentes que más sufren cuando el coche está parado. Porsche Classic se enorgullece de realizar un mantenimiento muy especial de coches tan exclusivos como estos, pues prácticamente todos los 959 que fueron fabricados han pasado en una ocasión por las instalaciones.

Con la centralita reprogramada

En este caso detectaron que el software de gestión de la centralita electrónica Motronic había sido modificado, procediendo a la reinstalación del original tras consultarlo con Heidfield.

En diciembre de 2021, el Porsche 959 S del expiloto de Fórmula 1 estuvo listo para volver a salir a la carretera. Heidfeld: “He tenido el privilegio de conducir muchos coches de altas prestaciones, pero esta leyenda de la alta tecnología es algo especial para mí. A finales de los años 80, era un adolescente aficionado a los coches y para mí este Porsche siempre fue extraordinario. En aquella época, el 959 era el coche de producción más rápido del mundo y, con diferencia, el más avanzado. Por eso, incluso hoy, no se conduce como un coche de hace 30 años, sino como un vehículo mucho más moderno”.

Desde la marca le recomiendan realizar 100 kilómetros al mes para que no le vuelva a ocurrir, por trazados variados que pongan en funcionamiento la mecánida.

Esta unidad entregaba 515 caballos, con un 0-100 kilómetros/hora de 3,7 segundo sy una velocidad máxima de 339 kilómetros/hora, El precio de venta era de 210.000 euros