Volvo XC40 Recharge T5 Twin Engine. Enchufado al dinamismo
AL VOLANTE

Volvo XC40 Recharge T5 Twin Engine. Enchufado al dinamismo

El modelo más vendido de Volvo, el XC40, estrena una versión híbrida enchufable, con más de 40 kilómetros de autonomía eléctrica, etiqueta 0 y 262 caballos de potencia. Un SUV dinámico, seguro y divertido que llega al mercado en marzo. Su precio es su mayor hándicap.

Redacción

10 de Abril 2020 21:00

Comparte este artículo: 7 2

Volvo sigue con el proceso de electrificación de su gama con una indudable apuesta por la tecnología híbrida enchufable, conocida como Twin Engine, que lleva años desarrollando e implementando en sus modelos. Una apuesta que va a hacer que ofrezca un modelo con esta configuración en cada una de sus gamas. Faltaba el XC40 y ya tiene su plug in, además de otras alternativas limpias como la hibridación ligera representada por las versiones B4 y B5 y que abre la puerta al futuro eléctrico XC40 Recharge. Por cierto, aprovechando la oportunidad, todos los modelos de Volvo que se puedan enchufar, tanto los plug in como los eléctricos puros, pasarán a llamarse Recharge.

Por tanto, el nuevo XC40 Recharge T5 Twin Engine, se convierte en el primer Recharge que se pone a la venta. Será en el mes de marzo cuando lleguen las primeras unidades al mercado, aunque ya está disponible para hacer pedidos por un precio que parte de 45.550 euros en su versión más básica y que llegan a los 50.620 en la más equipada y exclusiva versión R-Design. Un precio elevado para este primer plug in que llega a la parte alta de la gama, pues más adelante se ofrecerá un T4 Twin Engine con menor potencia y, evidentemente, un precio más ajustado.

Realizado sobre la plataforma CMA

Dedicada a los modelos más compactos de la marca, este Twin Engine combina un motor tricilíndrico, el 1.5 utilizado por las versiones de combustión del XC40 -con 180 caballos en esta versión- con un motor eléctrico de 60 kw que ofrecen una potencia combinada de 262 caballos. Una cifra que convierte a este XC40 en una de las alternativas más dinámicas de la gama del SUV sueco. Y no solo eso, también en la más eficiente, al menos mientras llegue el XC40 eléctrico.

Porque el Volvo XC40 Recharge T5 Twin Engine acelera de 0 a 100 km/h en solo 7,3 segundos, un dato que solo mejora el T5 normal con sus 247 caballos de combustión. Todo ello con un consumo combinado de entre 2 y 2,5 l/100 km según versiones y equipamientos bajo el protocolo WLTP, cifra imbatible para cualquier otro XC40. Porque cuenta con una batería de ion litio de 10,7 kWh que le permite almacenar energía suficiente para recorrer entre 42 y 46 kilómetros en modo eléctrico bajo la homologación WLTP. Con ello consigue la anhelada etiqueta 0 de la DGT que le abre las puertas de cualquier ciudad incluso en los momentos de mayor restricción. Unas baterías que van situadas en el suelo del coche y no le influyen en ningún caso en la habitabilidad interior ni en la capacidad del maletero, exactamente iguales que en sus hermanos de combustión.

Ese dinamismo que prometen sus cifras se refrenda con su comportamiento en carretera y su viveza de reacciones. Cuenta con cuatro modos de conducción: Hybrid que combina propulsión con gasolina o eléctrica en busca de la máxima eficiencia; Power que busca las máximas prestaciones o el modo ECO, en el que trabaja en eléctrico hasta los 125 km/h. El cuarto modo es el Off Road pensado para las salidas de carretera, aunque el XC40 Recharge T5 Twin Engine está solo disponible como tracción delantera. Además el cambio dispone de una posición B que refuerza la recarga de la batería con la energía generada en la frenada. Y se puede trabajar la eficiencia con los menús de la pantalla donde se puede elegir, por ejemplo, que el motor de combustión cargue la batería o conservar la energía disponible en esta para utilizarla cuando consideremos, como por ejemplo al entrar en la ciudad.

Unido a esto las virtudes clásicas de los Volvo, hacen de este XC40 un SUV de lo más apetecible desde todos los puntos de vista. Y se confirma así durante la presentación internacional en la zona de los Alpes en la frontera entre Alemania y Austria. Bajo unas condiciones climatológicas adversas -esperábamos encontrarnos nieve y lo que sufrimos fue una intensa y consistente lluvia- los recorridos con el coche nos han confirmado sus fortalezas en un recorrido por estrechas y sinuosas carreteras de montaña. En ellas el XC40 demuestra gran agilidad, con un empuje instantáneo gracias al apoyo del motor eléctrico. El cambio es suave y muy rápido en el cambio de marcha -la versión con levas en el volante es perfecta para esa conducción más dinámica-. Además, la entrada en funcionamiento del motor de combustión cuando nos pasamos de velocidad con el eléctrico está perfectamente sincronizada y no se nota en absoluto.

La dirección es precisa y transmite a la perfección lo que pasa bajo las ruedas; los frenos están a gran nivel en tacto y mordiente. Y aunque las suspensiones optan por el confort de marcha ofrece un aplomo extraordinario al que ayuda la ubicación de las baterías que bajan el centro de gravedad del coche. Corre y mucho y resuelve los adelantamientos en un santiamén.

El sabor de boca que deja es excelente. Y a la espera de probarlo más a fondo, y tal vez de la llegada del eléctrico que lo hará en 2021, no se nos ocurre mejor alternativa en la gama XC40, salvo por el precio, que este híbrido enchufable.

XC40 T2, la nueva versión de entrada

En julio la gama XC40 crece con una nueva versión de acceso al SUV sueco. Una variante que va a conseguir también rebajar la factura para ofrecer un XC40 por un precio de 30.950. El T2 cuenta con un motor 1.5 de tres cilindros y 129 caballos. Capaz de alcanzar los 180 km/h de velocidad máxima y de acelerar de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos, estará disponible solo con tracción delantera, mientras que el cambio podrá ser manual de seis velocidades o el automático de siete relaciones. En cuanto a sus consumos oscilan entre los 6,3 y los 6,4 l/100 km de la versión manual en función de la medida de la llanta -puede ser de 17 a 21 pulgadas- y en el caso del automático oscilará entre 6,5 y 6,7 l/100 km.

Más de 400 km, será la autonomía del XC40 eléctrico, las baterías, de 78 kWh, van situadas bajo el suelo del cocheMás de 400 km, será la autonomía del XC40 eléctrico, las baterías, de 78 kWh, van situadas bajo el suelo del coche

XC40 Recharge, eléctrico todo a punto

Aunque no llega al mercado español hasta 2021 -en otros países estará disponible este mismo año- Volvo tiene a punto la versión eléctrica del XC40, su SUV de mayor éxito. Un modelo del que hasta ahora conocíamos poco más que sus datos más relevantes -los 408 caballos que desarrollan sus motores eléctricos o los más de 400 kilómetros que podrá recorrer entre recargas.

También hemos conocido que su nivel de seguridad, será, como en todos los modelos de la marca sueca de auténtica vanguardia, incluyendo una nueva y exclusiva estructura de seguridad tanto para los pasajeros como para la batería del XC40. Será el primer Volvo equipado con una nueva plataforma de sensores de sistemas avanzados de ayuda al conductor; una plataforma escalable que puede seguir desarrollándose y sienta las bases de la futura introducción de la tecnología de conducción autónoma.

También es innovador en sistemas de información y comunicación con un nuevo sistema, basado en Android, que incluye los servicios Google Assistant, Google Maps y Google Play Store. Y será el primer Volvo que recibirá las actualizaciones del software y del sistema operativo por aire. El nuevo sistema de infoentretenimiento estará totalmente integrado con Volvo On Call y ofrecerá nuevas funciones, como la supervisión del estado de la batería y los niveles de carga.

Lo que no se sabía era el rendimiento que será capaz de ofrecer el XC40 Recharge eléctrico. Y ahora ya conocemos sus datos técnicos. Sus dos motores eléctricos, uno en el eje delantero y otro en el trasero, suman 408 caballos de potencia y lo convierten en un modelo de tracción total. Con un par máximo de 660 Nm -330 cada motor- acelera de 0 a 100 km/h en solo 4,9 segundos y llega a los 180 km/h de velocidad máxima. Su batería de 78 kWh -75 kWh útiles- le permitirá recorrer más de 400 kilómetros con cero emisiones. Y se puede cargar en siete horas y media en una toma de 11 kW y en solo 40 minutos en un punto de carga superrápida de 150 kW.

Hay ligeros cambios en la habitabilidad. Debido a la ubicación de las baterías bajo el suelo, la altura en el interior se reduce sobre todo en las plazas delanteras, 8 centímetros menos si el coche dispone de techo solar panorámico. También pierde capacidad de maletero, pues pasa de los 460 litros en los XC40 de combustión a 413 en este eléctrico.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon