Volta Zero. Un camión 100 x 100 eléctrico
CARGA 16 EUROPALET

Volta Zero. Un camión 100 x 100 eléctrico

La start-up Volta Trucks acaba de presentar este particular Zero, un camión eléctrico que promete 200 kilómetros de autonomía y que estará listo para entrar en producción en 2022.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

6 de Septiembre 2020 12:30

Comparte este artículo: 9 6

La start-up Volta Trucks se ha convertido con este innovador Volta Zero en el primer fabricante en desarrollar un camión eléctrico de 16 toneladas desde cero y pensando en la distribución de paquetes y cargas dentro de las ciudades.

Y no es un mero proyecto que podría caer en el olvido, sino que se va a convertir en una realidad que comenzará su fase de pruebas con algunas de las empresas de logística más importantes de Europa durante el primer semestre de 2021. Además, ya han recibido pedidos de diferentes empresas que desean hacerse con unidades de este Volta Zero, cuya producción va a comenzar en 2022.

Una caja fabricada con lino y resina biodegradable

Este Volta Zero no es un vehículo eficiente exclusivamente si atendemos a su mecánica, sino que también en su fabricación se ha tenido especial cuidado en el uso de materiales. Tanto es así que será el primer vehículo en utilizar lino natural y resina biodegradable (proviene del aceite de colza), elementos que se utilizan en la construcción de los paneles de su carrocería. Este lino es de origen sostenible y proviene de la empresa Bcomp en Suiza, además de que este material lo han desarrollado en colaboración con la Agencia Espacial Europea.

Llamado Flax, este tejido iguala la rigidez y el peso de la fibra de carbono, pero en su fabricación se emplea un 75% menos de CO2. También presenta la particularidad de que ante un accidente, este material se dobla y rompe sin bordes afilados, mientras que al final de su vida puede ser quemado sin emitir residuos.

Su puesto de conducción central se sitúa mucho más cercano al asfalto que en un camión con mecánica térmica. Desde el se tiene 220 grados de visión directa y se acompaña de todo tipo de ayudas a la conducción, pantallas táctiles...Su puesto de conducción central se sitúa mucho más cercano al asfalto que en un camión con mecánica térmica. Desde el se tiene 220 grados de visión directa y se acompaña de todo tipo de ayudas a la conducción, pantallas táctiles...

Estos paneles se sustentan sobre un bastidor fabricado en acero, en el que también se apoyan sus componentes mecánicos, como su motor eléctrico, que junto a la transmisión y sus ejes forma una unidad denominada e-Axle, que permite una mayor libertad a la hora de desarrollar su plataforma, pues carece de árbol de transmisión como otros camiones eléctricos de este tipo. En ese lugar es donde se coloca el paquete de baterías, que tendrá entre 160 y 200 kWh de capacidad. Estas son son de fosfato de hierro y litio en vez de níquel, cobalto y manganeso, pues aporta mayor modularidad y se ajusta a los requisitos del fabricante al ofrecer un ciclo de vida prolongado, buena estabilidad térmica... Además casan mejor con su faceta sostenible, pues estas no contienen metales preciosos y al final de su vida útil se puede reciclar y reutilizar.

Hasta 200 kilómetros de autonomía

Dichas baterías le proporcionarán a este Volta Zero una autonomía de entre 150 y 200 kilómetros, suficientes para un uso urbano.

La potencia de su mecánica eléctrica se desconoce, pero es suficiente para permitirle alcanzar una velocidad máxima limitada a 90 km/h, que no está nada mal si tenemos en cuenta que es capaz de ofrecer una carga útil de 8.600 kilos (si cargado lo máximo son 16 toneladas, quiere decir que este Volta Zero rondará los 7.400 kilos). Y es que ten en cuenta que mide 9,46 metros de largo, 2,55 metros de ancho y 3,47 metros de alto. Además tiene una distancia entre ejes de 4.800 milímetros.

El volumen de carga es de 37,7 metros cúbicos y en el caben hasta 16 europalet. También se ofrecerá una caja de carga refrigerada que no reduce el espacio interior y que recurrirá a una segunda batería para alimentar la unidad de enfriamiento en vez de tener que apostar por un compresor alimentado por diésel como es habitual.

Al carecer de un propulsor térmico los diseñadores e ingenieros han podido ubicar en una posición más lógica su puesto de conducción, que además de estar mucho más próximo al asfalto (esto facilita su acceso a través de puertas correderas), tiene una visión directa de 220 grados alrededor del vehículo. Y es que el asiento del conductor va ubicado en el centro del vehículo y además cuenta con cámaras que hacen la función de retrovisores, un sistema de visión 360 grados, sensores de ángulo muerto...

Volta ha tenido especial atención con el diseño de su interior, donde coloca mandos intuitivos, pantallas táctiles... Además los colores, materiales y acabados aportan calidez y un aire distinto al de los típicos vehículos comerciales tradicionales.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon