Volkswagen T-Roc Cabrio. Lo hemos conocido en persona
LLEGA EN PRIMAVERA

Volkswagen T-Roc Cabrio. Lo hemos conocido en persona

Volkswagen se lanza de lleno a un nuevo segmento con este sorprendente T-Roc Cabrio, una versión descapotable de este SUV compacto, que levantará pasiones.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

14 de Agosto 2019 00:01

Comparte este artículo: 39 5

El T-Roc y el T-Roc Cabrio (Cabriolet en el resto de Europa), comparten plataforma modular transversal MQB. Sin embargo hay algunas diferencias importantes en cuanto a medidas se refiere. El T-Roc descapotable tiene dos puertas, cuatro plazas, una longitud de 4268 mm y una distancia entre ejes de 2630 mm, que son exactamente 3,4 centímetros más de largo y 4 centímetros más de batalla que su hermano de 5 puertas. La razón de este aumento de medidas es poderosa, ya que por un lado Volkswagen no quería que su T-Roc Cabrio, en el que tenía que reservar sí o sí un espacio para guardar la capota una vez retirada, menguase en espacio para las piernas en las plazas traseras o se comiese demasiado maletero. La anchura es de 1811 mm, prácticamente idéntica, y la altura se ha fijado en 1522 mm, que son 5 centímetros menos que en el T-Roc "normal". El conductor y su acompañante se sientan a 599 mm sobre el asfalto (en los asientos traseros a 616 mm), la típica altura de un todocamino medio, ideal para tener otra visión de la conducción y a su vez anticiparse a las trampas habituales del tráfico urbano. Pero es que además las plazas traseras obsequian a sus ocupantes con dos ventajas clave poco habituales en un cabrio de este tamaño, sea del segmento que sea. En primer lugar la cota de altura hasta el techo de lona es magnífica y a un pasajero de 1,86 metros de alto le sobrarán 8 centímetros para rozar con la cabeza. Y por otro lado la inclinación de los respaldos traseros no está demasiado forzada hacia delante como ocurre en otras descapotables, la espalda reposa cómodamente y los pasajeros traseros, incluso por espacio para las piernas, no deberían tener argumentos reales para protestar en un viaje largo. El maletero cubica 284 litros, que son 151 menos que el T-Roc de 5 puertas. La boca de entrada, muy vertical, mide 1,18 metros de ancho por 44 centímetros de alto y las formas interiores no son muy regulares, sin embargo se agradece que el T-Roc Cabrio lleve de serie respaldos abatibles 50:50 que dejan abierta una trampilla de 54 cms de ancho por 30 cms de alto para transportar objetos como esquís o tablas de snow. Al igual que el Beetle y el Golf descapotable tradicionales, el T-Roc Cabrio cuenta con una capota de tela clásica compuesta por varillas, un forro interior, un acolchado tapizado que abarca toda la superficie y la tela exterior. La capota está construida con una calidad similar a la que se ha utilizado en otros modelos del grupo incluida la marca Audi. Esta capota electrohidráulica y totalmente automática de serie, se abre o cierra, incluso a una velocidad de hasta 30 km/h, en solo 9 segundos mediante un mando situado en la consola central. Adicionalmente la capota también se abre o cierra a distancia con el mando de apertura y cierre de puertas o dejando la mano pegada al tirador de la puerta.

Con motores TSI de gasolina

Como ocurre en otros descapotables, la seguridad del T-Roc Cabrio en caso de vuelco queda respaldada por unos arcos de seguridad que se despliegan en décimas de segundo tras los reposacabezas traseros y hasta la misma altura del marco del parabrisas delantero, que por cierto está reforzado respecto al T-Roc de 5 puertas junto a numerosas modificaciones estructurales realizadas en los bajos del vehículo y en los paneles laterales, travesaños y puertas. Este sistema de seguridad utilizado en el T-Roc se despliega al sobrepasar cierta aceleración transversal o al producirse una inclinación del vehículo.

Su capota de lona es de accionamiento eléctrico, y se puede poner o quitar en apenas nueve segundos y hasta los 30 km/h. También se puede hacer desde la propia llave de este T-Roc Cabrio.Su capota de lona es de accionamiento eléctrico, y se puede poner o quitar en apenas nueve segundos y hasta los 30 km/h. También se puede hacer desde la propia llave de este T-Roc Cabrio.

El nuevo descapotable de Volkswagen recurre a dos eficientes motores turbo de gasolina de 115 y 150 CV. La caja de cambios manual de seis velocidades es de serie en el motor de tres cilindros y 115 CV, mientras que el cambio de doble embrague de siete velocidades está disponible opcionalmente en el motor más potente de 150 CV. Inicialmente se descartan las mecánicas diésel que sí monta su hermano porque Volkswagen relaciona este modelo con un tipo de cliente que no realiza viajes largos ni muchos kilómetros al año. También, de momento, se olvidan de la tracción total por la misma razón, aunque en esta decisión imaginamos que también ha tenido mucho que ver el peso, que aumenta ya de por sí por los refuerzos recibidos para ganar rigidez.

El VW T-Roc Cabrio se presentará oficialmente en el Salón de Francfort de septiembre aunque a los concesionarios no llegará hasta la próxima primavera. El crossover urbano descapotable de Volkswagen contará con dos niveles de acabado, Style, orientado al diseño y R-Line, mucho más deportivo con faros antiniebla de serie, asientos deportivos, tren de rodaje deportivo y dirección progresiva en función de la velocidad. Ambas versiones incluyen y comparten con el T-ROC de 5 puertas una apabullante equipamiento de seguridad y una colección de tecnologías de info entretenimiento, de serie u opcionales, digna de modelos de un nivel superior.

Salón de Francfort

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16