lunes, 5 diciembre 2022

Volkswagen Passat GTE. La berlina alemana, ahora enchufable

Tras el Golf GTE, llega la electrificación al Passat. Su lanzamiento marca el debut de una nueva generación de vehículos empresariales y familares que conjugan en uno solo la posibilidad de viajes de larga distancia con consumos y emisiones cero. Con carrocerías berlina y variant, este Passat GTE se presenta en el mercado con ganas de dar guerra.

Un motor altamente eficiente

La culpa en gran medida de esa dualidad de vehículo la tiene su mecanica, ya que es capaz de conjugar dos motores en uno sin que por ello perdamos prestaciones. Para empezar diremos que es el mismo conjunto mecánico que utiliza el Volkswagen Golf GTE, aunque presenta algunos cambios en su potencia para contrarrestar la diferencia de peso entre ambos modelos. Es por ello que el propulsor 1.4 TSI genera en el Passat GTE una potencia de 156 CV, lo que son 6 CV más que en el caso del Golf GTE. El motor eléctrico por su parte, ubicado entre el propulsor TSI y la caja de cambios automática de doble embrague DSG de 6 velocidades, genera una potencia de 115 CV, por los 102 CV que ofrece el Golf GTE. Con todo ello estamos hablando de una potencia combinada en este Volkswagen Passat GTE de 218 CV, mientras que su par máximo es de 400 Nm. El Golf GTE ofrece 204 CV y un par máximo de 350 Nm.

Con estos credenciales las prestaciones de este Volkswagen Passat GTE pasan por completar el 0 a 100 km/h en sólo 8,0 segundos, mientras que su velocidad máxima es de 220 km/h. Pero lo más sorprendente de todo es que esta berlina sea capaz de homologar un consumo medio de tan sólo 2,0 l/100 km (1,5 l/100 km homologa un Golf GTE) con emisiones de 45 g/km de CO2.

Ofrece además diferentes modos de funcionamiento para que el ahorro de combustible y su consumo sea tan frugal como promete, así desde la pantalla situada en la consola central, podemos elegir entre los modos Hybrid, EV y Carga. La batería es la misma que utiliza el Golf GTE, por lo tanto su autonomía máxima pasa por los 50 km en modo completamente eléctrico. 

Exterior e interior renovado para la ocasión

Para diferenciarlo del resto de Volkswagen Passat, las versiones GTE cuentan con detalles en el exterior en color azul, una parrilla frontal exclusiva (tras el logo frontal se encuentra la toma de recarga de su batería), unas llantas específicas para esta versión o unos paragolpes rediseñados que estrenan unas luces diurnas con forma de C y con tecnología LED (son idénticas a la de los e-Golf y Golf GTE). Esta misma tecnología de iluminación es la que utiliza también en los faros principales y en los pilotos traseros.

En el habitáculo también estrena detalles que lo diferencian del resto de la familia Passat, como son la tapicería, un pomo del cambio diferente o pespuntes en color azul, mismo color que se ha elegido para la iluminación ambiental. Por si todo esto fuera poco, recibe varios paquetes de ayuda a la conducción así como nuevos sistemas de seguridad al volante como el sistema de frenado ante una colisión, el Park Assist o el Driver Alert system.