Volkswagen GTI Roadster, un Golf de videojuego
503 CABALLOS DE POTENCIA

Volkswagen GTI Roadster, un Golf de videojuego

El GTI Roadster es un descapotable de Volkswagen creado a partir de un videojuego. Tiene 503 caballos de potencia y se ha presentado en la feria Wörtherseee, donde las marcas del Grupo VW muestran sus personalizaciones más espectaculares.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

30 de Mayo 2014 09:41

Comparte este artículo: 0 0

Volkswagen ha aprovechado el Wörthersee, el encuentro en el que cada año las marcas del Grupo VW presentan sus conceptos más espectaculares, para mostrar el GTI Roadster, un concepto creado a partir de un coche creado originalmente para el videojuego 'Gran Turismo 6'.

503 caballos y 309 km/h

Si en el videojuego era espectacular, en la realidad impresiona, no sólo por su aspecto sino también por lo que esconde. Bajo su carrocería de sólo 1.420 kilos de peso aloja un motor 3.0 V6 de gasolina con inyección directa capaz de ofrecer 503 caballos. Y una cifra de par de 560 Nm disponible entre 4.000 y 6.000 rpm. Además, a partir de 2.000 rpm están disponibles 500 Nm. Con estas cifras y gracias al cambio manual pilotado DSG de siete velocidad y la tracción total, el GTI Roadster es capaz de transmitir toda esa potencia al suelo de manera que acelera de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y alcanza los 309 km/h.

Dice el comunicado de prensa que el objetivo con este modelo era hacer llegar el prototipo Design Vision GTI a extremos todavía mayores. Y a la vista de las cifras, y por supuesto de la imagen que ofrece, lo han conseguido. Cuenta con una distancia entre ejes con 2.494 mm, más corta que el GTI de producción. Eso se une a una altura de sólo 1.090 mm y una anchura de 1.894 mm para ofrecer una imagen tremenda, de coche 'agarrado' al suelo.

Puertas que giran adelante y arriba

Esa imagen responde a lo que luego va a ofrecer. Su aerodinámica ha sido muy cuidada y su chasis monocasco lo emparenta directamente con los monoplazas. Cuenta con un parabrisas tremendamente inclinado, un gran spoiler trasero y barras antivuelco. 

En el perfil lateral destacan las puertas que giran hacia adelante y hacia arriba. En la zona superior de éstas, la ventana lateral forma una línea que se eleva hacia el perfil del parabrisas. De esta forma, ofrece el aspecto de una lancha motora. Destacan las carcasas de los espejos retrovisores en carbono. También el lateral son llamativas las llantas de aleación de nuevo diseño y unos neumáticos.. Todo esto unido al color típico de los GTI, el 'Rojo Tornado', crea un coche absolutamente espectacular. 

El interior responde a lo que anuncia el exterior, conductor y el acompañante se ubican en un monocasco de carbono. Los dos lados están separados por una barra que se alza de atrás hacia delante, y luego se abre. En esta zona inferior, el extintor se ha ubicado de forma accesible tanto para el conductor como para el acompañante, al igual que en un coche de carreras. El "GTI Roadster" está equipado con dos asientos deportivos en forma de concha y forrados en Alcantara, que están ubicados muy abajo y junto al volante de cuatro brazos. 

Levas en el volante

El volante está montado al final de una columna de dirección muy larga, típica de la competición. Los diseñadores han situado el interruptor giratorio de las luces y la leva del cambio de marchas (7 velocidades y caja DSG) a izquierda y derecha del eje del volante. Desde allí, se pueden activar de forma intuitiva y ergonómica con los pulgares, sin tener que soltar el volante.

La apariencia visual de este visionario dos plazas ya promete una experiencia tremenda de conducción, la misma que se disfrutaba en el videojuego y que ahora se ha trasladado a la realidad, aunque, lamentablemente, este GTI Roadster no sea más que un concept que probablemente nunca llegue a ser un vehículo comercial. 

Artículos recomendados

Sigue Motor16