jueves, 7 julio 2022

Volkswagen Golf TSi. Historia interminable

Con la nueva generación, el Volkswagen Golf, además de las evidentes novedades estéticas, las mejoras de este 'best seller' europeo desde hace años salpican a la tecnología en general: seguridad, conectividad, grupos propulsores… Y entre estos últimos destacan con un brillo especial las siglas TSI, que ya son toda una referencia y nos revelan la naturaleza de los motores de gasolina del Grupo Volkswagen.

Este octavo Golf ofrece la rotundidad de siempre en cuanto a calidad y aplomo, pero realmente va como nunca, con un tacto general digno de un vehículo del segmento superior. Y más allá de la optimizada plataforma MQB Evo desde la que nace, buena parte de 'culpa' la tienen sus eficientes mecánicas TSI. Ambas comparten el mismo bloque de cuatro cilindros y 1,5 litros, y se despliegan en dos niveles de potencia diferentes: 130 o 150 CV. También los dos se gestionan por medio de un caja manual de seis relaciones -no se contempla cambio DSG, reservado por ahora a los eTSI- y presumen de una avanzada tecnología, como un sistema de desconexión activa de cilindros que entra en funcionamiento cuando la carga del motor lo permite -es indetectable por su refinamiento-para limitar el consumo.

La variante más potente también se beneficia de unos valores de par máximo más generosos, aspecto que repercute en una prestaciones más brillantes, mientras que el consumo medio homologado es casi un calco. Y más adelante la gama de gasolina se reforzará con la llegada del 1.0 TSI tricilíndrico con 110 CV.

Dinámicamente el Golf 8 es un vehículo estable, que transmite calidad y un agradable tacto general. Las dos variantes 1.5 TSI son refinadas y tienen una gran capacidad de respuesta a bajo régimen.

El nuevo Golf evoluciona claramente su imagen exterior y revoluciona el interior, totalmente digitalizado ahora, eliminando gran parte de los mandos 'físicos'. De manera táctil, con órdenes por voz o por medio de gestos se puede acceder a diferentes funciones, mientras que su dotación en cuanto a asistentes de conducción y conectividad se sitúa entre las más avanzadas.

Gama eTSi, TDi, TGi, plug-in…

No sólo de gasolina vive el Golf. La gama de esta octava entrega también contempla variantes 'mild hybrid' de 48V asociadas a los motores 1.0 eTSI, de 110 CV, y 1.5 eTSI, con 130 y 150 CV, todas ellas asociadas a la caja DSG7. Los que prefieran diésel también podrán elegir entre las versiones 2.0 TDI, con 115 y 150 CV, el más potente disponible incluso con tracción total. Otra opción muy económica es la apuesta por el gas natural comprimido. En este caso, el Golf 1.5 TGI de 130 CV porta la etiqueta ECO, igual que los ya citados eTSI mild hybrid. Por último, el Golf incorpora dos variantes híbridas enchufables, con 204 y 245 CV, ambas con etiqueta '0 Emisiones'.