miércoles, 18 mayo 2022

Volkswagen Caddy 2015. Casi nueva en todo

La nueva Volkswagen Caddy es practicamente «nueva» en todo, de no ser porque mantiene la plataforma de su anterior generación aunque con algunos cambios. Es por ello que podemos hablar de un profundo restyling que la mantendrá en activo otros cuantos años.

Un exterior «made in Volkswagen»

En lo que más cambia el renovado Volkswagen Caddy es sin duda en su estética exterior, con un frontal completamente nuevo que está inspirado en los nuevos productos de la marca alemana, y que sinceramente lo asemeja bastante al Volkswagen Sportsvan. Los retrovisores también son de nuevo diseño, mientras que en su aletas delanteras aparecen también un nuevo embellecedor en el que se integra el intermitente lateral (no van en los retrovisores). Detrás también hay un paragolpes nuevo, así como los pilotos. Como sucede en la actualidad, el renovado Volkswagen Caddy se ofrecerá con un portón trasero de una pieza o con dos puertas que abren hacia los laterales. También existirán versiones con una o con dos puertas laterales, que seguirán siendo correderas.

Versión normal y Maxi

Las dimensiones no se verán afectadas, con una longitud de 4,41 metros para los Volkswagen Caddy «convencionales» y de 4,87 metros si hablamos de las versiones Maxi que contarán con capacidad para hasta siete ocupantes. Ni qué decir tiene que habrá versiones comerciales, mixtas o como turismo.

En el habitáculo, los renovados Volkswagen Caddy estrenan relojes, un volante con fondo plano y nuevos mandos a imagen y semejanza de los que utilizan los Golf, Passat, Polo… Las salidas de ventilación también son nuevas, los mandos del sistema de climatización, así como los nuevos sistemas multimedia con pantalla táctil.

Más dotación de seguridad

Un apartado en el que gana puntos el renovado Volkswagen Caddy es en el del equipamiento, pues ahora podrán equiparse con elementos de seguridad activa de último nivel, como es el control de velocidad adaptativo, el sistema pre-colisión, el detector de fatiga, el asistente para luces de carretera…

En lo que a propulsores se refiere, el renovado Volkswagen Caddy ofrecerá un 1.2 TSI con 85 CV de potencia como escalón de acceso en gasolina. Por encima aparece el nuevo 1.0 TSI de tres cilindros y 102 CV, mientras que como tope encontraremos el 1.4 TSI de 125 CV. Este último también se ofrecerá en versión TGI y con 110 CV, la cual puede funcionar con gasolina o con metano. Si nos decantamos por los diésel, el renovado Caddy mantendrá el eficiente propulsor 2.0 TDI en versiones que van de los 75 a los 150 CV de potencia. De esta manera vemos cómo Volkswagen ha renunciado a equiparlo con el 1.6 TDI y el nuevo 1.4 TDI de tres cilindros estrenado en los Polo. Aquí hay que romper una lanza en favor de Volkswagen, pues en un vehículo destinado al trabajo se agradece ese plus de cilindrada, más si circulamos cargados.

Volkswagen mantendrá las cajas de cambio manuales para todos ellos, pero en algunas mecánicas se podrán combinar con la transmisión DSG, al igual que existirán variantes del Volkswagen Caddy con tracción total 4Motion.