comscore
lunes, 17 junio 2024

Turista: Si piensas visitar Barcelona, ten mucho cuidado con los Ferrari. No les gustáis nada

A veces, tener un Ferrari no es sinónimo de conducir correctamente. Hay que entender que se tratan deportivos muy distintos a cualquier coche común y que pueden generar dificultades en aquellos que los conducen en una de sus primeras veces. Eso sucedió hace algunos días en Barcelona y todo fue filmado por un vecino desde una terraza.

El conductor de uno de estos modelos de la marca italiana estaba intentando salir de un estacionamiento privado. Por miedo a golpearlo contra algún poste, iba muy despacio y midiendo cada movimiento. Cuando hizo marcha atrás, golpeó a dos turistas que se encontraban paseando sobre la acera. La situación se volvió viral en las redes sociales y el propietario del Cavallino Rampante fue muy criticado.

¿Cómo fue detalladamente el incidente que protagonizó el Ferrari?

Este Ferrari 296 GTB salía del estacionamiento hacia la calle. Todo muy lento para evitar golpear contra uno de los pilotes que había en la vereda. Cuando vio que no le daba el ángulo para girar, realizó marcha atrás y terminó golpeando a dos turistas que estaban pasando por detrás del vehículo. El choque fue a baja velocidad, pero no le quita responsabilidad en su maniobra irresponsable.

Uno de los agredidos se enojó con el conductor y le pidió que baje. Antes de que comenzará una trifulca, un policía de tránsito se apareció para disuadir la situación. Aprovechando que apartó al transeúnte enojado de su deportivo, el dueño del 296 GTB piso el acelerador y se fue para evitar cualquier tipo de consecuencia. Desagradable situación la que se vivió en la calle de Barcelona.

¿Ferrari podría sacarle el vehículo por esta acción?

¿Ferrari podría sacarle el vehículo por esta acción?

Ferrari es muy estricto con los propietarios de su vehículo. Se les exige, no solamente que mantengan un mantenimiento continúo y no le hagan extrañas modificaciones, sino que no provoquen mala publicidad para su marca. Este video, claramente deja mal parado a la firma italiana y podrían llegar a tomar acciones en contra del dueño para que no vuelva a conducir otro modelo de ellos. Aunque todo indica que no fue el primer comprador, él claramente no está acostumbrado a conducirlo y es un coche que ya tiene varios años.

En estos casos como el de Barcelona, probablemente lo que se haga es evitar que el propietario adquiera algún otro modelo en el futuro. No es que se le sacará el deportivo, pero si podría tener una sanción a futuro. De todas formas, el verdadero problema se lo debería hacer la justicia catalana al ver como huyó tras haber golpeado a un peatón que simplemente iba por la calle.