domingo, 5 febrero 2023

Tres prototipos Alfa Romeo B.A.T que pueden alcanzar los 20 millones de dólares

Los tres ejemplares fueron presentados en las respectivas ediciones de 1953, 1954 y 1955 del Salón del Automóvil de Turín.

Los prototipos, conocidos como B.A.T. 5, B.A.T.7 y B.A.T.9d, fueron diseñados por Franco Scaglione y fabricados a mano por Bertone. Estos tres están considerados como los prototipos más importantes jamás creados en la industria del automóvil y se venderán juntos en la subasta de RM Sotheby's; Contemporary Art Evening, del 28 de octubre.

1953, 1954 y 1955

El primero de ellos fue el B.A.T. 5. Scaglione diseñó el modelo para maximizar su aerodinámica, lo que le dio una forma única en aquella época. Estaba pintado en un color gris oscuro, e hizo su debut público en mayo de 1953, en el citado Salón de Turín. En octubre de ese mismo año se vendió al importador americano Stanley Arnold, quien lo condujo durante varios años antes de vendérselo a Joe Pyrsak, quien lo retuvo 30 años. Más tarde, en 1987, el B.A.T. 5 se vendió a un coleccionista en California, quien lo sometió a una restauración de más de un año, antes de presentarlo al Concurso de Elegancia de Pebble Beach, donde obtuvo un premio.

1 FFve0s359Hqgc Motor16

Como sucedía con el B.A.T.5, el B.A.T.7 se basaba en un Alfa Romeo 1900, pero Scaglione decidió estrechar las entradas de aire delanteras, bajar la carrocería para acercarla al suelo y alargar las icónicas aletas de tiburón traseras. Con esto, el coche consiguió un coeficiente aerodinámico de tan solo 0,19, una cifra inferior a la de cualquier vehículo de producción actual. Después de su debut en el Salón de Turín de 1954, fue adquirido por Alfa Romeo en 1955, para posteriormente enviarlo a los Estados Unidos, donde se exhibió en los salones de Chicago y Nueva York.

El coche pasó por varias manos a lo largo de los años y, en uno de los momentos, se le eliminaron las aletas, ya que interferían en la visibilidad posterior. Sin embargo, en 1980, fue restaurado, lo que trajo consigo la vuelta de dicho elemento.

Por último, en el Salón del Automóvil de Turín de 1955, se presentó el B.A.T.9d, un modelo que la marca italiana quiso hacer más práctico para el uso en carretera, por lo que Scaglione redujo el tamaño de las aletas traseras y le instaló una parrilla más clásica de Alfa Romeo.

Ahora, con la subasta a la vuelta de la esquina, este trío histórico busca una cifra de venta conjunta que se sitúe entre los 14 y los 20 millones de dólares (11.860.590 y 16.943.700 de euros)