domingo, 29 mayo 2022

Toyota Yaris 2017. En favor de la eficiencia

El Segmento B cada vez tiene más duros competidores y para plantarles cara, Toyota ha decidido revitalizar su exitoso Yaris, un modelo que nació en 1999 y que en el año 2000 fue 'Coche del Año en Europa'. Y para renovarse, se han revisando pilares importantes, como son el diseño, la personalización, la tecnología, la seguridad o la eficiencia.

Nuevo aspecto exterior

Sobre la base de la tercera generación del Toyota Yaris, que fue lanzada al mercado en 2011, el centro de diseño ED2 que la firma nipona tiene en Europa, se ha encargado de revisar por completo su exterior. Se han rediseñado los paragolpes, el portón trasero o los grupos ópticos, los traseros con peor fortuna que los delanteros, pero todo es cuestión de gustos. Dependiendo del nivel de equipamiento elegido por el cliente (City, Active, Feel! y Advance para nuestro mercado), suman la tecnología LED.

Los más sibaritas tienen ahora más opciones de personalización, gracias a las versiones Bi-Tono, que combinan el techo en color negro con un resto de la carrocería que puede estar pintado en azul, blanco, rojo y gris (ahora hay 10 tonos diferentes para su exterior). Estas combinaciones también se trasladan al habitáculo, donde se ha buscado mejorar la ergonomía e integrar mejor su pantalla táctil. También se estrena una nueva pantalla TFT de 4,2 pulgadas entre los relojes analógicos. A nivel de espacio no hay sorpresas, con cinco plazas y 286 litros de maletero en todas sus versiones.

Sólo motores de gasolina

Encontrar la posición de conducción es sencillo por las múltiples regulaciones de su asiento y volante. Y comenzamos descubriendo las mejoras que estrenan los equipados con el propulsor híbrido, tecnología que el Toyota Yaris estrenó en 2012 y que en España supone un 45% de las ventas de Yaris (en Europa la cuota es del 40%). No obstante, hay que decir que es el único utilitario con una mecánica semejante. Esa cifra quieren incrementarla hasta el 60% con esta nueva generación, que mantiene el mismo grupo propulsor, que combina un motor 1.5 VVT-i y otro eléctrico. Son 100 CV que se envían a las ruedas por medio de una transmisión automática del tipo CVT, agradable en ciudad, pero con carencias si demandamos energía con celeridad, pues tiene la 'fea' costumbre de revolucionar en exceso su propulsor térmico, con un incremento del ruido en el habitáculo. Y eso que han mejorado su insonorización, se han instalado nuevos soportes para el motor y un nuevo escape, y con todo ello aseguran que se ha rebajado su sonoridad en hasta 5,5 decibélios. Aún así, los más respetuosos con el medio ambiente pasarán esto por alto (al igual que el tacto de su pedal de freno) y se fijarán en sus buenas prestaciones o en su contenido consumo medio de 3,3 l/100 km, con emisiones de 75 g/km de CO2. Además podrán 'jugar' con el modo EV para circular en eléctrico.

Otra de las novedades mecánicas en la nueva gama Yaris es la introducción de un sofisticado propulsor 1.5 VVT-iE. Es atmosférico, tiene inyección directa, una relación de compresión de 13,5 a 1, una sofisticada EGR, además de que puede pasar de ciclo Otto a Atkinson en décimas de segundo. El resultado son 111 CV y 13,9 mkg, además de una eficiencia térmica del 38,5%. Eso sobre el papel, porque en marcha, se muestra suave y agradable, además de que se combina con una transmisión manual de 6 velocidades (el tacto del embrague no nos ha convencido mucho y no han confirmado que llegue con cambio automático). Tiene suficiente energía desde poco más de 1.000 rpm y supera fácilmente las 6.000, con progresividad y sin altibajos, además, sin la necesidad de equipar un turbocompresor y abandonando la moda 'downsizing'. Corre bastante más que el 1.33 al que reemplaza (aquel tenía 100 CV de potencia), pero a la hora de adelantar, hay que reducir de marcha, como buen atmosférico, que puede presumir de bajos consumos y emisiones, ya que cumple la futura norma Euro 6c. Las unidades probadas no contaban con Start&Stop, elemento ue rebaja su gasto medio de 5,0 a 4,6 l/100 km, del mismo modo que su emisiones caen de 112 a 103 g/km de CO2.

Además de estas dos eficientes mecánicas, se mantiene el conocido 1.0 VVT-i con 69 CV que emplean también los Toyota Aygo. Todo ello hace que la firma nipona descarte la llegada de una versión con una mecánica diésel, que no se ofrece en Yaris desde septiembre de 2015.

Más seguridad de serie

Toyota ha trabajado también en el chasis de sus actualizados Yaris, que presentan una dinámica noble y un alto confort de marcha. Eso sin mencionar la seguridad activa, porque todos equipan ahora el conocido Toyota Safety Sense, que añade ayudas a la conducción como la frenada de emergencia Precolision, control de luces de carretera, avisador de salida de la vía y reconocimiento de señales de tráfico, del mismo modo que se han rediseñado los reposacabezas y los airbag laterales (en total equipa siete airbag de serie).

Estos Yaris comienzan a llegar a los concesionarios el 21 de este mes de abril, con precios que parten de los 10.550 euros en el caso de los Toyota Yaris 70 City 3 puertas (se queda en 9.550 con promoción). Además mantienen la opción de compra Pey Per Drive, desde 120 euros al mes.

Los que busquen algo más picante, que esperen a este Toyota Yaris GRMN, que tendrá 210 CV de potencia y que entra en producción el próximo mes de noviembre.

Motor

1.0VVT-i

1.5VVT-iE

1.5VVT-i Hybrid

Cilindrada (cc)

998

1.496

1.497

Nº de cilindros

3, en línea

4, en línea

4, en línea

Potencia máxima (CV)/rpm

69/6.000

111/6.000

100 (entre ambos)

Par máximo (Nm)/rpm

95/4.300

136/4.400

111/3.600 (sólo 1.5)

Caja de cambios

Manual 5 vel.

Manual 6 vel.

Automática e-CVT

Longitud/anchura/altura

3.945/1.695/1.510

3.945/1.695/1.510

3.945/1.695/1.510

Frenos del/tras

Discos Ventilados 258 mm/Tambores

Discos Ventilados 280 mm/Tambores

Discos Ventilados 280 mm/Discos 278 mm

Neumáticos

175/65R15

175/65R15

175/65R15

Depósito combustible

42

42

36

Peso

1.055

1.115

1.165

Maletero

286

286

286

De 0 a 100 km/h (s)

15,3

11,0

11,8

Velocidad máxima (km/h)

155

175

165

Consumo mixto (l/100 km)

4,3 (4,1 con Start&Stop)

5,0 (4,6 con Start&Stop)

3,3

Emisiones de CO2 (g/km)

99 (95 con Start&Stop)

112 (103 con Start&Stop)

75