Toyota Proace. Transporte inteligente
DESDE 22.554 EUROS PVP

Toyota Proace. Transporte inteligente

Hemos probado la completa gama de este modelo, disponible tanto en versión Furgón como en Verso, esta última con un enfoque prácticamente de monovolumen gracias al confort y al refinamiento de sus acabados más altos.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

8 de Septiembre 2016 08:48

Comparte este artículo: 78 0

Dicen que la unión hace la fuerza; por eso Toyota y el Grupo PSA (Peugeot y Citroën) llevan años colaborando en el desarrollo de nuevos modelos, con el fin de sumar esfuerzos y reducir costes. El último proyecto es este nuevo Proace (y sus gemelos Traveller en Peugeot y Space Tourer en Citroën), un comercial ligero muy atractivo que deriva, como suele ser habitual, en una numerosa oferta de versiones, cubriendo un completo abanico de necesidades.

La gama se compone de cuatro variantes: Furgón, Verso, Doble Cabina y Chasis Cabina. A ello hay que añadir tres longitudes diferentes (4,61 metros en el Compacto, 4,96 en el Medio y 5,31 en el Largo), dos distantes entre ejes a elegir y cinco variantes diésel bajo el capó, con potencias que oscilan entre los 95 y los 177 caballos.

Viajamos hasta Polonia para probar tanto el Verso como el Furgón. El primero está disponible en cuatro niveles de acabado, según sea el grado de exigencia. El Combi se destina al trabajo diario y la familia, presenta de seis a nueve plazas y en su equipamiento de serie ya goza de aire acondicionado, radio con Bluetooth, puerta lateral corredera o Cruise Control. El siguiente paso es el acabado Verso Shuttle, ya para un uso más dual (autónomos, taxi...), con el mismo número de plazas pero incrementando la calidad de acabado y el equipamiento.

El tercer escalón es la versión Verso Family, destinada al uso familiar y al tiempo libre, con un enfoque más de corte monovolumen que de comercial. Ofrece cinco plazas en el Compact y ocho si apostamos por la carrocería media o larga, pero la novedad es que los asientos ya van instalados sobre raíles en el suelo, aspecto que brinda mayor modularidad y versatilidad de uso. Además ya incorpora un portón trasero con luneta practicable de serie (los anteriores montan doble puerta), puertas laterales eléctricas, faros de xenón y antiniebla, climatizador automático independiente delante y detrás, sensores de aparcamiento traseros y la posibilidad de disfrutar de dos elementos muy avanzados tecnológicamente y que no suelen estar en la competencia.

Nos referimos al sistema Toyota Safety Sense (TTS) que contempla asistentes como una alerta del ángulo muerto de los retrovisores, otra de cambio involuntario de carril, luces de carretera automáticas, detector de fatiga del conductor, aviso de colisión, frenada de emergencia automática, control de velocidad de crucero inteligente...

Además, también podremos disfrutar en este acabado del denominado Toyota Traction Select (TTS), un práctico control de tracción inteligente que permite al conductor elegir entre cinco modos de uso, Normal, Nieve, Barro, Arena y electrónica desconectada (hasta los 50 km/h), un asistente más resolutivo de lo que parece y que va asociado a neumáticos de uso mixto. 

Por último, en lo más alto de la gama encontramos el Verso VIP, destinado al transporte ejecutivo de personas, disponible con seis o siete plazas y que añade una terminación cuidada más en detalle, y un interior que se transforma en una oficina móvil gracias a los asientos pivotantes de la segunda fila y a la mesa deslizable en el centro.

El Proace Verso se puede combinar con cuatro opciones mecánicas, todas ellas turbodiésel. Un bloque de 1.6 litros brinda potencias de 95 y 115 caballos, y un 2.0 D-4D que firma 150 y 177 CV, respectivamente. El cambio es manual de cinco o seis relaciones o automático con convertidor de par de serie en el más potente. Los motores y transmisiones son de origen PSA.

Tuvimos ocasión de rodar con la variante de 150 CV y nos sorprendió por su notable aislamiento acústico y confort de marcha, firmando 6,6 litros de consumo medio en el recorrido (homologa 5,3), un auténtico devorador de kilómetros que convierte los largos desplazamientos en simples trámites cuando el firme está en perfectas condiciones.

También tuvimos ocasión de rodar con la variante Furgón, que añade un propulsor 2.0 D-4D de 122 caballos a los anteriormente citados. La principal novedad recae sobre la variante Compact, que con 4,6 metros de longitud y 2,9 de distancia entre ejes se convierte en el vehículo más corto de su categoría, pero pese a a todo es capaz de brindar un volumen de carga total de hasta 4,6 metros cúbicos.

De serie incorpora tres plazas y contempla, con el acabado Comfort, el denominado Smart Cargo. Esta solución consta de una banqueta plegable en el asiento de la derecha y una trampilla desmontable que aumenta la longitud de carga en 116 centímetros, huecos bajo las banquetas (excepto la del conductor) y una mesa plegable integrada en el asiento central.

Ya está disponible la versión Furgón Compact desde 22.554 euros (16.125 con descuentos + IVA) y desde 23.041 euros (16.470 con descuentos) en carrocería Media. En octubre llegará el Verso (desde 29.850 euros o 16.975 + IVA para uso profesional) y ya en diciembre se incorporarán las variantes Largas.

Destacar también la generosa oferta de lanzamiento del Proace, que con el Plan 5.55 contempla 5 años de garantía, asistencia y vehículo de sustitución a un precio muy razonable o compromisos como que el vehículo no estará más de dos días en el taller. Por cierto, el Proace se venderá en toda la red de concesionarios de Toyota.

Confort, seguridad, espacio, versatilidad de uso, economía... muchos son los aspectos destacados de este modelo. Ahora bien, el precio y el equipamiento serán vitales, pues nuestro consejo es que a la hora de decantarse por este vehículo se compare frente al Traveller y al Space Tourer, como dijimos sus gemelos (diferente cara pero el mismo vehículo en todos los sentidos).

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Sigue Motor16
neckmarine