comscore
sábado, 13 julio 2024

Toyota GT86 2017. Nueva imagen y puesta a punto

Será en el próximo Salón de Nueva York (se celebra entre los días 25 de marzo y 3 de abril) cuando sea presentado al público este renovado Toyota GT86, un deportivo modelo que llegará a los concesionarios a partir del próximo otoño.

Con faros Full LED

En realidad se trata de una profunda remodelación del modelo que ya conocemos y que lleva en el mercado desde el año 2012. Hablamos de un deportivo coupé con 4,24 metros de largo y que seguirá contando con su característico propulsor atmosférico bóxer de cuatro cilindros horizontales y dos litros, del cual no han dado más detalles, por lo que se supone que seguirá sin cambios y ofreciendo una potencia de 200 CV, siempre enviados a sus dos neumáticos posteriores. Semejante propulsor lo comparte con su «hermano gemelo», el Subaru BRZ.

Lo que si cambia es su aspecto exterior, con un frontal de nuevo diseño donde se estrenan paragolpes con nuevas tomas de refrigeración, faros antiniebla, intermitentes y también faros principales, que ahora cuentan con iluminación LED para todas las funciones. En su parte posterior, Toyota aprovecha esta remodelación para variar el diseño de su paragolpes y los pilotos, que también cuentan con tecnología LED. Por último, decir que también hay nuevos diseños para sus llantas de 17 pulgadas, que estarán calzadas con gomas 215/45.

Mayor calidad percibida

Toyota se ha esforzado para transmitir mayor sensación de calidad en su habitáculo, que seguirá contando con una configuración 2+2 plazas. Para conseguirlo se añade una nueva tapicería en cuero y Alcántara, que suma además nuevos pespuntes en color plata y un cuadro de instrumentos también tapizado en ante. El volante es de nuevo diseño y cuenta con mandos integrados para controlar su sistema de entretenimiento.

Con un peso de poco más de 1.300 kilos, un bajo centro de gravedad, su propulsión trasera o sus 200 CV de potencia, está claro que la dinámica es uno de los puntos fuertes de este coupé nipón. Dinámica que ahora mejorará más si cabe, pues Toyota ha revisado los amortiguadores y la flexibilidad de su chasis para hacerlo más fácil de controlar y más ágil, algo que estamos desenado comprobar.