comscore

Tiempo de oportunidades para Polestar

El anuncio hace unos días de que Volvo iba a reducir su participación en Polestar –la marca sueca de vehículos eléctricos de alto rendimiento- hizo saltar las alarmas sobre la situación, las ventas o la rentabilidad de Polestar. La firma, participada al 50 por ciento por Geely Holding Group y Volvo Cars (que a su vez es propiedad de Geely, parecía enfrentarse a problemas… Pero ya se sabe que donde hay cambios, hay oportunidades. En este caso, un camino hacia la independencia de la marca.

Y así se lo han tomado en la firma. Es verdad que el contexto posiblemente no esté ayudando a la implantación de una marca completamente nueva y totalmente eléctrica. Las dudas sobre la velocidad a la que se desarrolla el mercado de los eléctricos –y sobre la conveniencia de seguir apostando todo a esta tecnología- han hecho a muchas marcas replantearse su estrategia y también sus objetivos.

No es el caso de Polestar. Más bien al contrario, los responsables de la marca saben que está a punto de comenzar lo bueno. Porque este 2024 es clave para el desarrollo futuro de Polestar. Hasta ahora, la firma sueca ha basado todo su crecimiento en un único modelo, el Polestar 2, que se ha tenido que encargar de mostrar el papel que la marca quiere jugar en la movilidad eléctrica. Y, por supuesto, de empezar a crear un semillero de clientes. Una tarea nada fácil para una nueva marca que llega con un modelo de negocio totalmente digital, alejado del negocio tradicional. Pero el 2 ha aguantado el tipo… Y ahora empieza lo bueno.

2024, año de lanzamientos clave para Polestar

Con el Polestar 3 y el 4 aterrizando en el mercado, la marca triplica de golpe su oferta; además, atacando segmentos mucho más llamativos y de mayor éxito. Porque la fascinación que generan en el mercado las siluetas SUV o crossover no tienen comparación con el original e inclasificable Polestar 2. Pasar de uno a tres coches es una oportunidad que el propio presidente de Polestar, Hakan Samuelsson, valoraba en su cuenta de Linkedin: A big step for Polestar, now we are a three car company. We are ready for an exciting future on a fast growing EV market. (Un gran paso para Polestar, ahora somos una empresa de tres coches. Estamos preparados para un futuro emocionante en un mercado de vehículos eléctricos de rápido crecimiento).

SAMUELSSON POLESTAR 2 Motor16
Hakan Samuelsson, presidente de Polestar.

Esta oportunidad de aumentar la familia se produce casi en paralelo con la reducción del peso de Volvo en el accionariado de la marca de eléctricos. Y eso, analizado en caliente, no parece una buena noticia. Porque es uno de los pilares sobre los que la firma de eléctricos ha cimentado su llegada al mercado. El marchamo de contar con el apoyo de Volvo ha sido fundamental, al menos a efectos de imagen, para que Polestar se abriera camino. Lo mismo que disponer de la red de posventa del fabricante sueco para las operaciones de mantenimiento a los modelos de la firma sueca, algo que se va a mantener en esta nueva etapa porque es uno de los grandes aciertos de la estrategia de implantación en los mercados europeos.

Pero fuera de eso, la realidad es que la tecnología con la que cuentan los modelos de Polestar no es de Volvo, sino de Geely y de sus diferentes divisiones. Por ejemplo, la plataforma CMA o SPA que utilizan los modelos de Polestar –y del resto de marcas de Geely como Smart, Volvo, Lynk & Co o Zeekr- es un desarrollo de todo el grupo, no de Volvo, dirigido por la división que en 2021 se convirtió en la marca Zeekr. Por tanto, que Volvo baje su porcentaje accionarial no tiene por qué ser una mala noticia.

Más independencia para Polestar

676091 20231109 Polestar Day 2023 Motor16

De hecho puede interpretarse al contrario en ciertos aspectos, pues eso va a dar más independencia a Polestar para la creación de sus nuevos productos. Los nuevos modelos de la marca ya no parecen ni en estilo ni en tecnología tan Volvo y cuentan con su propia imagen y personalidad. Y eso puede ir aún a más en esta nueva etapa.

La reducción del peso de de Volvo coincide, tal como anuncia su presidente Jim Rowan con la necesidad que tiene la marca sueca de centrarse en su propio desarrollo: «A medida que nos embarcamos en la siguiente fase de nuestra transformación, preparándonos para liderar la movilidad de nueva generación, nuestra atención se centra en el desarrollo de Volvo Cars”. Y eso lo corrobora Daniel Donghui Li, CEO de Geely Holding Group: “esto permite a Volvo Cars centrarse plenamente en su transformación e invertir en el desarrollo de Volvo Cars.»

Eso no significa, ni mucho menos, que Volvo se vaya a desentender de Polestar; ni por supuesto Geely; al contrario. Volvo seguirá manteniendo una importante participación en la marca y seguirá siendo socio estratégico en el terreno de la posventa. Y Geely apuesta claramente por un futuro brillante para la marca eléctrica. “Tenemos una fuerte confianza en Polestar y miramos hacia 2024 con gran optimismo basándonos en la sólida y atractiva cartera de productos, que reafirma la posición de Polestar como marca global de vehículos eléctricos premium. Como propietarios a largo plazo de Polestar, estamos comprometidos a apoyar su anunciado plan de negocio y objetivos financieros asegurando la financiación necesaria para ejecutar su estrategia».

La oportunidad está ahí y así lo entienden los responsables de Polestar pese al ‘ruido’ generado en los últimos días en torno a la marca. El CEO de Polestar resume este tiempo de oportunidades para la marca que dirige: «Con nuestra creciente gama Polestar se encuentra en una de las fases más prometedoras de su desarrollo. Hemos aumentado con éxito la producción y comenzado las ventas en China, Europa y Australia del Polestar 4, y se espera que el Polestar 3 comience las entregas a los primeros clientes este verano. Esperamos seguir cooperando con Volvo Cars y beneficiarnos de aún mayores sinergias con Geely en tecnologías orientadas al futuro».

638300 20210906 Polestar IAA 2021 Motor16
Thomas Ingenlath, CEO de la marca sueca.

Polestar cierra un acuerdo de financiación con 12 grandes bancos

El primer paso hacia las nuevas oportunidades de futuro para Polestar, acaba de ser anunciado. La compañía ha conseguido 950 millones de dólares de financiación externa -que corre a cargo de 12 bancos internacionales líderes como BNP Paribas, Natixis, Standard Chartered, BBVA, HSBC y SPDB- y que permitirá a la empresa avanzar en su plan de negocio y en la consecución de sus objetivos para 2025.

Objetivos entre los que están alcanzar el punto de equilibrio en el flujo de caja, un volumen de ventas anual superior a 155.000 unidades y un margen bruto de unos diez puntos. Y para ello será básico ampliar su gama de modelos con los dos nuevos SUV que permitirán multiplicar las ventas de la marca.

Ese movimiento financiero y también accionarial –Geely Sweden Holdings se convertirá en el segundo mayor accionista y Volvo Cars mantendrá una participación del 18%- es valorado por Thomas Ingenlath como una clara oportunidad. «Asegurar la financiación de un sindicato de bancos globales refleja el apoyo de nuestros socios al curso de crecimiento de la marca. Junto con el pleno apoyo financiero de Geely y el acceso a la tecnología innovadora y la experiencia en ingeniería, hemos reforzado nuestro camino hacia el punto de equilibrio del flujo de caja previsto para 2025.»

Y Daniel Li, CEO de Geely Holding Group y miembro del Consejo de Polestar, lo corrobora: «Como socio estratégico y accionista directo de Polestar, Geely continuará proporcionando pleno apoyo operativo y financiero en el futuro. Mantendremos nuestras acciones en Polestar y tenemos la intención de participar en futuras actividades de financiación cuando sea necesario. Polestar tendrá pleno acceso a las tecnologías y a la experiencia en ingeniería de Geely Holding para alcanzar sus objetivos de crecimiento global».

Ya se sabe que a veces, lo que unos ven como tiempos de cambios son en realidad épocas de oportunidades. Y así lo ven en Polestar.