jueves, 1 diciembre 2022

The Royal Experience Company. Una experiencia adictiva

The Royal Experience Company consiste básicamente en completar varias vueltas haciendo derrapaje controlado a un circuito diseñado en el Paddock del Jarama al volante de preciosos deportivos réplicas de los Lotus Seven de los 60.

Fabricados artesanalmente por la compañía británica Westfield Cars, los Seven modelo Aerorace cuentan con un motor Ford Zetec de 180 caballos (el mismo del Ford Fiesta ST), diferencial autoblocante, tracción trasera y, lo más importante, pesan tan solo 450 kilos, por lo que ofrecen una relación peso-potencia mejor que la de un Ferrari F430.

Diversión total

Los coches, sin controles de estabilidad ni ABS, son divertidos hasta decir basta y, con una primera larga acondicionada para la ocasión, son máquinas de derrapar y hacer manos en una experiencia que siempre se vuelve adictiva.

Los fundadores de The Royal Experience Company son Manuel Rosado, conocido piloto Campeón de España de GT´s y Kike Moussé, periodista y empresario. Ambos han sabido importar a España una actividad de gran éxito en Reino Unido, que ponen a disposición de particulares y empresas todos los días de la semana.

En concreto la experiencia de conducción con los Westfield tiene un coste para particulares de 69 euros por 25 minutos complementada con dos actividades adicionales muy interesantes, como son el Batak y los Crazy Carts XL. Además, la zona acotada para esta actividad cuenta con una zona 'chill out' al pie de un autobús de dos pisos de 1968 convertido en el centro de operaciones.