Suzuki Vitara Mild Hybrid. Primera prueba
YA A LA VENTA DESDE 23.740 EUROS

Suzuki Vitara Mild Hybrid. Primera prueba

Hemos conducido el primer modelo de la marca que incorpora un sistema de hibridación de 48V. Más allá de un menor consumo y emisiones, esta variante se muestra algo más refinada y suave en marcha. Contempla variantes con tracción delantera o total, pero no una transmisión automática.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

15 de Febrero 2020 21:00

Comparte este artículo: 17 3

Sea porque la gente está cada vez más concienzada con el medio ambiente, sea porque el conductor busca con más ahínco la etiqueta medioambiental ECO que le abre en gran medida las puertas de la gran ciudad, lo cierto es que en Suzuki están dando un fuerte impulso a la microhibridación en su gama. Lo hace de una manera suave, con un sistema de 48 V que ya está disponible en el Vitara; en marzo lo disfrutará también el S-Cross y en primavera llegára al Swift Sport. La exigente normativa europea que ha entrado en vigor obliga a este tipo de soluciones para cumplir o minimizar las sanciones en materia de CO2 (Suzuki está obligada a registrar apenas 90 g/km este año de media en su gama).

No es la primera vez que la marca japonesa recurre a esta solución para mejorar el consumo y emisiones de CO2, pero sí que estrena hibridación a 48 V, en lugar de los 12 V que utiliza en modelos como el Ignis o el Swift. Las ventajas con la batería de ion-litio más potente son evidentes porque ofrece una entrega de par adicional y asistencia tanto al acelerar como al ralentí. También mejora la capacidad del Vitara a baja velocidad en condiciones off road, al asistir y afrontar de una manera más suave los obstáculos.

129 CV térmicos y 13,5 eléctricos

El nuevo sistema está formado por el conocido bloque de gasolina de cuatro cilindros 1.4 Turbo, que en esta ocasión eroga 129 CV en lugar de 140. El sistema eléctrico asiste al térmico con un pequeño generador eléctrico que hace la veces de motor y apoya al sistema con 10 kW (13,5 CV) extras en situaciones específicas de conducción, pero nunca mueve al vehículo por sí mismo.

Asociado al sistema de 48 V encontramos una caja manual de seis relaciones. Lástima que, de momento, no se contemple una caja automática que sí se ofrece el resto de la gama Vitara. Con la hibridación se consigue reducir en un 15 por ciento las emisiones y el consumo. De hecho, esta nueva versión homologa 5,7 litros de media en ciclo WLTP en las versiones con tracción delantera, y 6,2 en las dotadas con tracción total.

Más equipamiento ahora

La diferencia de precio con respecto al Vitara 1.4 de 140 CV es importante, ya que se incrementa la factura en 1.800 euros. Además de por la hibridación, se justifica en parte con un mayor equipamiento de serie, como los faros LED en todas las versiones. El acabado de entrada GLE porta de serie sistemas de seguridad como un control predictivo de la frenada, alerta de cambio de carril y mantenimiento de la trayectoria, aviso de fatiga del conductor, control del ángulo muerto, reconocimiento de señales y alerta de tráfico cruzado en la zaga.

Por encima se sitúa el completo acabado GLX, que añade detalles como tapicería en cuero, navegador, llantas de aleación pulidas, acceso y arranque sin llave, intermitentes en los retrovisores o sensores de aparcamiento delanteros y traseros. También es importante el salto de precio registrado entre las variantes 4x2 y 4x4, ya que se incrementa en 1.800 euros.

Tuvimos ocasión de realizar un completo recorrido por carretera, autopista y una zona off road de dificultad media. Y lo hicimos con el acabado superior GLX dotado con tracción total. Nos llamó la atención lo refinado que funciona el motor a bajas revoluciones y, si somos finos de paladar, disfrutaremos de una salida desde parado algo más progresiva y suave.

Asistente a la carta

Con el asistente 4WD All Grip el Vitara ofrece varios programas de uso. En 'Auto' optimiza el consumo, pero activa la tracción total en caso de necesidad; el modo 'Sport' apuesta por el rendimiento con una respuesta más rápida del acelerador; el modo 'Snow' es el idóneo para afrontar nieve o superficies deslizantes; y por último, el programa 'Lock' solidariza la motricidad entre ambos ejes hasta los 60 km/h. Este último es el modo campero por excelencia y se apoya, asimismo, en un práctico control de descensos. A pesar de montar ruedas de asfalto, pudimos superar sin pestañear un vadeo de agua, un pronunciado descenso y constantes subidas y bajadas sobre hierba y algo de barro. Resulta efectivo en este sentido.

No es significativo hasta que el vehículo pase por nuestro centro técnico, pero el consumo medio durante el recorrido, con dos personas y conducción tranquila fue de 7,4 litros, superando con creces los 6,2 que homologa.

Por ultimo, señalar que se mantienen las cotas de habitabilidad y maletero con respecto al resto de la gama, ya que la batería de 48 V y el convertidor de corriente se ubican prácticamente debajo de los asientos delanteros.

El precio del Vitara mild hybrid arranca en los 23.740 euros en versión 4x2, y en los 25.540 euros en las variantes dotadas con tracción total. A esas cantidades se les puede aplicar un descuento promocional de 1.300 euros, más otros 1.400 si se financia con la marca.

Artículos recomendados

Sigue Motor16