jueves, 11 agosto 2022

SUV y de gasolina: el coche preferido en Internet

Los SUV de gasolina son los modelos preferidos entre los compradores que buscan coche por Internet, a mucha distancia de los híbridos o los diésel, que siguen a los anteriores en la clasificación. Según el último barómetro del comparador Carwow, aquellos que buscan y compran un automóvil de forma digital se decantan en un 47,5% por coches de gasolina, seguidos en preferencias por los híbridos (24,5%) y los diésel (20,1%).

Los compradores que buscan un automóvil híbrido han crecido desde el año 2019, ya que en ese momento eran ampliamente superados por los que preferían un coche diésel (un 38,1% frente al 11,4%). Además, según los datos, solo un 7,5% de los usuarios que quiere adquirir coche en Internet busca un modelo eléctrico mientras que si hablamos de coches propulsados por GNC y GLP, las preferencias se quedan en solo un 0,4%.

Los SUV suman más de la mitad de las búsquedas

Por carrocerías, los SUV y 4×4 son los preferidos por más de la mitad de los compradores digitales (55%) y, junto a los turismos (32%), suman más del 87% de las búsquedas de coche en la red. En el otro extremo se colocan los monovolúmenes (6%), los modelos familiares (3%), los comerciales (2%) y los coupé (1%), que suponen algo más del 10% de forma conjunta. 

Según Carwow, el perfil del comprador de coches por Internet es mayoritariamente hombre (60,4%), de entre 45 y 54 años (26,9%), seguido por los de 55 a 64 años (20,9%). Los jóvenes de entre 18 y 24 años apenas representan el 7,1% de los potenciales compradores mientras que las personas de 25 a 34 años suponen el 11,4%. Ambos son superados por los mayores de 65 años, que suponen el 16,4%.

Otro de los datos que aporta el estudio tiene que ver con el precio. El comprador final gasta una media de 30.600 euros en su coche y consigue un descuento de 4.290 euros a través de Carwow. Más de la mitad (un 54%) financian el coche, mientras que un 39% lo paga al contado y solo un 7% se decanta por contratar un renting.

El comprador digital tarda una media 75 días en adquirir su vehículo desde que recibe el presupuesto online. Para ello, acude habitualmente a un concesionario, que se encuentra a una distancia media de 38,2 km de su casa e intercambia unos 5,5 mensajes con el gestor de la instalación. Entre las consultas más frecuentes figuran cuestiones relacionadas con el stock del vehículo, los descuentos que tiene o la financiación del mismo.

En lo que respecta al dispositivo utilizado para comprar coche en la red, el móvil gana por goleada al ordenador o la tablet. El primero está detrás del 73% de las búsquedas, frente al 23,4% del ordenador o el 3,3% de la tablet.