"Storie Alfa Romeo", episodio tercero. 6C 2500 Villa d´Este: una obra de arte
ELEGANCIA, INNOVACIÓN, PRESTACIONES Y PRESTIGIO

"Storie Alfa Romeo", episodio tercero. 6C 2500 Villa d´Este: una obra de arte

Tras la Segunda Guerra mundial, una época marcada por una transición de un enfoque artesanal a una organización de producción más moderna, Alfa Romeo continuó siendo todo un referente.

Pablo García

10 de Mayo 2020 19:00

Comparte este artículo: 15 2

En 1939, el ingeniero Ugo Gobbato, que llevaba el mando de la fábrica de Portello, creó el 6C 2500, un modelo que más tarde, con carrocería Touring, deslumbró en la pasarela de Cernobbio.

Gobbato, que siempre trataba de descubrir cómo mejorar la eficiencia, expuso sus métodos en dos manuales publicados en 1932, con el título "La organización de los factores de producción". Teorizó y aplicó una síntesis entre las necesidades de un sistema industrial moderno y la tradición de la precisión artesanal que había caracterizado a la marca. El objetivo era "la racionalidad de producción no estándar", que se produce mediante la contratación de jóvenes ingenieros. Con ellos, llegaron nuevas reglas y métodos innovadores.

Con esta reorganización, la empresa montó un equipo de fútbol, el Gruppo Calcio Alfa Romeo, que iba a ascender a la Serie C. Por esa razón se contrata a Valentino Mazzola, un joven prometedor, que también se sintió atraído por la perspectiva de un trabajo fijo como mecánico en Portello. Más tarde, Mazzola se convirtió en capitán de la selección italiana y del Grande Torino.

El 6C 2500

Evolucionado del 6C 2300 y el 2300 B, este nuevo modelo heredó innovaciones como las suspensiones traseras de barra de torsión con amortiguadores telescópicos y los frenos hidráulicos. Además, las prestaciones mejoraron, llegando hasta los 110 CV del Super Sport, que alcanzaba los 170 km/h. Debutó ganando carreras como la Tobruk-Trípolo de 1939.

Otra vez los éxitos deportivos sirvieron de guía para llamar la atención de una clientela de élite. La producción comenzó con las versiones Turismo de cinco o siete plazas, Sport y Super Sport con distancia entre ejes corta.

Regresa el 6C

Tras la Segunda Guerra Mundial, fabricar coches no fue una tarea sencilla. En 1945 solo fue posible ensamblar unas cuantas unidades del 6C 2500 Sport. El punto de dificultad llegó hasta el punto que las empresas tenían que comprar el combustible y los materiales necesarios en el mercado negro.

Ya en 1946, la producción había aumentado a 146 unidades. Uno de los últimos fue una versión descapotable que se llevó Salón del Automóvil de París. Pero como nación derrotada, Italia fue excluida del evento, por lo que se decidió estacionar los vehículos frente a la entrada del Gran Palais, desplazándolos todas las noches a la Place de L`Opéra. Esto garantizó el éxito a su creador, Battista Pinin Farina.

6C 2500 SS Coupé Villa d´Este

Este vehículo fue uno de los últimos modelos Alfa Romeo que se construyó con un bastidor portante separado de la carrocería. Tan solo se hicieron 36 ejemplares, siguiendo las peticiones de los propietarios.

Sobre la base del 6C 2500 SS Coupé, Bianchi Anderloni introdujo una serie de cambios importantes: se rediseño el frontal y se agregaron dos tomas de refrigeración alargadas y superpuestas. Además, el limpiaparabrisas estaba dividido en dos partes, mientras que la parte trasera era muy baja y pronunciada.

Esta obra de arte estuvo presente en la edición de 1949 del Concurso de Elegancia de Villa d´Este, alzándose con el "Gran Premio Referéndum", el galardón otorgado directamente por el público.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16