sábado, 10 diciembre 2022

Ssangyong Tivoli. Cambio de ciclo

El primer vehículo desarrollado totalmente con el 'empuje' económico de Mahindra detrás se denomina Tivoli y marca un antes y un después en la marca coreana. Es el lanzamiento más importante de SsangYong en años y lo hace en un segmento de moda, de aspecto SUV y corte urbanita. 

Nace desde una nueva plataforma que dará vida a nuevos modelos (ya se habla de un todocamino con siete plazas) y el conjunto se remata con unos parámetros de calidad, confort, dinámica y tacto general mucho más exigentes.

Interior amplio y gran maletero

Mide 4,20 metros de longitud y su interior es muy agradable, aunque sus principales bazas son su buena habitabilidad en las plazas traseras y un maletero que presume de 423 litros de capacidad.

El chasis varía según sea la versión elegida. Las que presumen de tracción delantera montan una barra de torsión en el eje trasero, que pasa a ser un esquema multibrazo en el caso de las 4×4. Estas últimas cuentan con una función de bloqueo para retos mayores, algo no demasiado habitual en este segmento, aunque su altura respecto al suelo es más bien modesta (16,7 centímetros). La dirección eléctrica se puede configurar con tres niveles diferentes: Normal, Confort y Sport.

Dos motores

El Tivoli presume de dos opciones mecánicas, curiosamente ambas con la misma cilindrada, diámetro y carrera. En gasolina el propulsor de 1,6 litros rinde 128 CV y sólo está disponible con tracción delantera y cambio manual.

En diésel el motor rinde 115 CV y la gama se amplía con variantes 4×4 y la opción a una caja automática con convertidor de par, fabricada por Aisin, de seis relaciones.

En nuestra toma de contacto sólo pudimos conducir la variante de gasolina, un 'atmosférico' que va bien en la zona alta del tacómetro, pero resulta algo justo a bajo régimen. 

El Tivoli llega con cuatro acabados, una dotación muy completa y un precio atractivo: desde 15.900 euros.