¿Son seguras las baterías de los VE? 5.000 test dicen que sí
Baterías de los VE

¿Son seguras las baterías de los VE? 5.000 test dicen que sí

La seguridad de las baterías de los vehículos eléctricos preocupa a los usuarios. Son el componente más caro del coche y de su fiabilidad depende el éxito del modelo. Para garantizarla, han de superar hasta 5000 pruebas y test durante su desarrollo. Hablamos con quienes las hacen.

Guillermo López

Guillermo López

19 de Marzo 2021 10:00

Comparte este artículo: 0 0

Entre las principales dudas que tienen los clientes con los vehículos eléctricos, las baterías y su seguridad tienen una especial relevancia. Las garantías sobre su funcionamiento, resistencia y durabilidad preocupan a los clientes, puesto que son, con mucho, uno de los componentes más caros de cualquier vehículo eléctrico y de esas cuestiones dependerá el funcionamiento del coche y su duración en manos del cliente.

Conducir de forma eléctrica significa conducir de forma segura. Antes de comercializarse, los sistemas de baterías han de pasar el equivalente a toda una vida de uso en forma de exhaustivos controles de seguridad.

Michael Bruna, responsable de Desarrollo y Pruebas de Electrónica en el Centro de Desarrollo de Componentes del Grupo Volkswagen en Brunswick (Alemania).Michael Bruna, responsable de Desarrollo y Pruebas de Electrónica en el Centro de Desarrollo de Componentes del Grupo Volkswagen en Brunswick (Alemania).

Por poner un ejemplo, durante su desarrollo, el grupo alemán Volkswagen somete a todas sus baterías a un amplio programa de pruebas y test en el Centro de Desarrollo de Componentes del Grupo VAG en Brunswick, donde el Dr. Michael Bruna, dirige el plan de Desarrollo y Pruebas de Electrónica al que se somete a las baterías y dispositivos de almacenamiento de energía que se montan en los modelos de la marca. Hemos hablado con él para que nos explique más cosas sobre estas pruebas y la resistencia de las baterías.

¿Cómo prueba Volkswagen los sistemas de baterías de sus coches?

En nuestro Centro de desarrollo de baterías en Brunswick ponemos a prueba casi todos los casos imaginables que podrían afectar al sistema de baterías durante su vida útil a bordo de uno de nuestros modelos. Casos que reproducen desde las múltiples posibilidades de accidente que pueden sufrir hasta las temperaturas extremas que deberán soportar.

La seguridad, lo más importante

Para nosotros, la seguridad de los conductores es lo más importante para nosotros. Por eso, cada variante de la batería, incluido todo el software relacionado con ellas, han de demostrar su total seguridad a través de un programa en el que se las somete a más 5.000 pruebas individuales.

¿Qué se investiga exactamente?

Las pruebas del ciclo de vida son de gran importancia: sometemos nuestros sistemas de baterías a todo tipo de tensiones en choques mecánicos, como por ejemplo los causados por impactos contra los bordillos, contra las vías en los pasos a nivel de ferrocarriles o los recibidos por la gravilla al circular sobre firmes con todo tipo de piedras.

También las sometemos a distintas pruebas de vibraciones durante dos semanas en las que simulamos el ciclo de vida completo de un vehículo. Y, en otras pruebas, las baterías se someten a distintas pruebas de inmersión en las que deben demostrar que resisten tanto la inmersión como las fuertes diferencias por choque térmico que se producen cuando, por ejemplo, se conduce sobre agua muy fría. En los bancos de prueba de baterías eléctricas, se comprueba el funcionamiento de los sistemas de baterías bajo diferentes condiciones climáticas (temperatura y humedad) con las corrientes de carga y descarga necesarias. Y tras cada una de las pruebas a las que son sometidos, las baterías y sus componentes se desmontan por completo para comprobar su estado y analizar los posibles problemas que puedan surgir para buscar las soluciones y mejoras a implementar.

¿Cuál es la división del trabajo dentro del Grupo?

Además de las pruebas de nuestro sistema en Brunswick, existen otros centros de pruebas para estos dispositivos en la empresa. Contamos con el Centro de Excelencia en Salzgitter, donde se prueba la calidad de las celdas de la batería; y con el Departamento de Desarrollo Técnico en Wolfsburg, donde se verifica el funcionamiento y la fabricación de los módulos que componen las celdas.

Así es como nos aseguramos, por ejemplo, de que cada batería pueda alcanzar su rango máximo de operatividad sobre cualquiera de nuestros vehículos. El software y las unidades de control se prueban automáticamente en los denominados bancos de prueba de hardware en bucle para comprobar su funcionalidad, seguridad, fiabilidad e interacción fluida. Y en la producción de baterías, se comprueba la funcionalidad y seguridad de cada batería antes de entregarla a la planta de vehículos.

El dispositivo eléctrónico más seguro del coche

¿Qué tan seguros son los dispositivos electrónicos?

Los más altos estándares de seguridad que existen en la industria automotriz se aplican a la electrónica de baterías. Esto significa que puede producirse un fallo relevante para la seguridad después de 100 millones de horas de funcionamiento como mínimo. Y, en caso de que se produjera un accidente del vehículo, la electrónica está programada para apagar de inmediato el sistema de baterías para que el vehículo no se vuelva eléctricamente vivo y tanto el conductor como los pasajeros o quienes se acerquen al vehículo para proporcionar ayuda estén seguros incluso bajo esta situación excepcional.

¿Qué otra protección existe para los accidentes?

Las baterías están instaladas bajo el piso del vehículo entre sus ejes porque es el emplazamiento en la arquitectura del vehículo donde se encuentran más protegidas y son más operativas. Esto es aplicable tanto en el caso de los vehículos totalmente eléctricos como en el de los híbridos enchufables.

Evidentemente, en caso de un accidente excepcionalmente severo, por supuesto que el sistema de batería también puede dañarse, pero aún así no deberían surgir problemas de seguridad para el vehículo. Así, por ejemplo, si algún airbag del coche se despliega, el sistema de batería se desactiva automáticamente. Y solo se puede poner nuevamente en marcha y recargar después de superar un exhaustivo control de seguridad sobre su estado y funcionamiento en el taller. Esto significa que aquí también se garantiza la máxima seguridad para los pasajeros del automóvil.

¿Qué coche conduces?

Un Passat GTE. La unidad híbrida es una gran solución para mí en este momento. En la vida cotidiana, conduzco casi todas las distancias eléctricamente. En viajes más largos, utilizo la combinación de motor eléctrico y motor de gasolina. Sin embargo, durante esta época bajo la pandemia del COVID, eso casi nunca sucede porque estoy mucho más tiempo en casa. Eso sí, recientemente reposté por primera vez en seis semanas, ya apenas tuve que rellenar el depósito con 15 litros de gasolina.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Sigue Motor16
Salon