Smart cambia su modelo de negocio
ESTRENA GAMA EN COLABORACIÓN CON RENAULT

Smart cambia su modelo de negocio

Smart, la marca de coches urbanos de Daimler AG, inicia este año una nueva época. En el segundo semestre lanzará las nuevas generaciones del smart fortwo y del smart forfour, concebidos simultaneamente con Renault.

Alberto Mallo

Alberto Mallo

24 de Junio 2014 11:02

Comparte este artículo: 0 0

Los nuevos modelos representarán un cambio radical en el modelo de negocio de smart, iniciado hace 17 años. Por un lado, sus principales componentes tendrán la paternidad compartida con Renault; por otro, el modelo forfour será fabricado en la planta eslovena del grupo francés. Los costes de este proyecto conjunto serán así mucho menores.

Si durante 2013 se vendieron 98.000 vehículos, «en 2015 esperamos un fuerte crecimiento de las ventas de smart», anunciaba la marca alemana a finales del pasado año. Para ello no sólo contarán con dos modelos en lugar de uno, sino que ambos estarán dirigidos a dos tipos diferentes de usuarios. En la práctica, el fortwo seguirá fiel a los planteamientos de su predecesor, y el forfour se situará un escalón por encima, ofreciendo 4 auténticas plazas.

A nivel comercial, la nueva gama smart ampliará sus expectativas; a nivel empresarial, el objetivo es que la marca empiece a dar beneficios de una vez por todas. Para Renault debe ocurrir algo parecido, pues la rentabilidad del Twingo nunca ha sido su fuerte.

Nuevo Smart de 4 plazas

El nuevo smart de 4 plazas tendrá muchos componentes compartidos, un 75 por ciento, con el Renault Twingo de la tercera generación; y ambos compartirán el 60 por ciento con el nuevo Smart de dos plazas. Sin embargo, su estética es radicalmente distinta. «El 95 por ciento de las piezas visibles son diferentes entre el Twingo y los futuros modelos de smart», decía recientemente Ali Kassai, responsable de coches pequeños en Renault.

La clave de los próximos smart está en la plataforma desarrollada conjuntamente con Renault, con motor posterior, propulsión a las ruedas traseras, y unos requerimientos de seguridad más modernos. Los componentes principales, como el motor de 3 cilindros gasolina de menos de un litro de cilindrada, serán iguales. Smart se diferenciará en un principio por ofrecer una motorización eléctrica, que debería llegar más tarde al modelo de Renault.

«El nuevo smart fortwo ofrecerá una maniobrabilidad sensacional en el tráfico urbano», anticipaba hace unos meses Annette Winkler, consejera delegada de smart. Concretamente, su diámetro de giro será 1,2 m inferior al del modelo actual. Su motor 3 cilindros forma parte del desarrollo común con Renault; se ofrecerá en versión atmosférica de 70 CV, y turbo de 85 CV, que subirá a 105 CV en versión Brabus. No habrá motor diésel. La caja de cambios será manual de 6 velocidades, pero también habrá disponibilidad de una caja de doble embrague. La longitud del smart fortwo se mantendrá en el mismo nivel del modelo actual (2.695 mm) La anchura y las vías aumentarán en torno a los 10 cm, proporcionando un mejor comportamiento y superior nivel de confort.

Y un modelo todavía mayor

«El nuevo smart forfour será como la versión station wagon del fortwo». Con estas palabras, Annette Winkler expresaba las superiores características de habitabilidad del forfour, cuya distancia entre ejes será mayor para dar cabida a sus 4 ocupantes y el correspondiente equipaje. Respecto a la longitud, estará cerca de los 3,5 m; de hecho, el concepto fourjoy presentado en el pasado Salón de Fráncfort medía 3.494 mm. Los responsables del Grupo Daimler han repetido por activa y por pasiva que el ya inminente forfour responderá al ADN de la marca. De hecho, los dos nuevos modelos utilizarán la misma plataforma en variantes corta y larga; consecuentemente tendrán muchos más lazos comunes en ese sentido de los que tuvieron sus predecesores. Recordemos que del primer smart forfour se vendieron 130.000 unidades entre 2004 y 2006.

Si bien el nuevo forfour será un coche ubicado en el segmento del Renault Twingo, smart piensa ya en otro modelo de mayores dimensiones que se ubicaría en el segmento del Clio y significaría un proyecto conjunto adicional con Renault. Así planteada, smart podrá ser una marca rentable.

Artículos recomendados