jueves, 7 julio 2022

Skoda. Una historia que comenzó hace 115 años

Cuando el primer automóvil de la compañía salía de las naves de la fábrica en Mladá Boleslav, la marca ya llevaba diez años cosechando éxitos: la producción de sus propias bicicletas bajo el nombre de Slavia comenzó en 1985 con Václav Laurin y Václav Klement. A finales de 1899, ampliaron su gama de modelos incluyendo motocicletas con un diseño innovador, con motores de gasolina de un solo cilindro montados en la parte baja del marco. Más tarde, L&K se convertiría en uno de los primeros fabricantes del mundo en producir motores V de dos cilindros y motores en línea de cuatro cilindros.

Tras un increíble crecimiento, la versión de serie de la L&K Voiturette A veía la luz en la portada del seminario bohemio “Sport a hry”, el miércoles 27 de diciembre de 1905. Unas semanas más tarde, el 18 de enero de 1906, recibió la homologación oficial para el uso en carreteras públicas, y el 15 de abril, se lució en el Salón del Automóvil de Praga. La versión básica costaba 3.600 coronas, mientras que un trabajador de automóviles de aquella época ganaba, de media, dos coronas al día.

Lo último en tecnología

La base de este nuevo automóvil era un marco de escalera con dos ejes rígidos con muelles de ballesta. Su motor V2 refrigerado por agua, montado en el frontal, contaba con una cilindrada de 1.005 cm3 y generaba una potencia de 7 CV. Un embrague cónico revestido de cuero transmitía el par a la caja de cambios automática de tres velocidades. Ágil y ligero, el Voiturette A pesaba tan solo 500 kilogramos.

En su equipamiento, en vez de llantas y radios de madera de serie, se podía optar por ruedas de alambre, y la disposición de los asientos permitían elegir entre dos asientos individuales o una banqueta doble con un compartimento para el equipaje situado detrás. Para su carrocería, además de los colores básicos(rojo, verde y azul), los países de habla francesa tuvieron la opción de poder escoger el gris. Por un coste extra de 50 coronas, también estaba disponible el color blanco.

Entre 1905 y 1907, la compañía fabricó 44 unidades de la Voiturette A. Cinco de ellas forman parte de la exposición permanente del Museo Skoda de Mladá Boleslav.