Skoda Superb iV y Citigo iV. Primera prueba
YA ESTÁN A LA VENTA

Skoda Superb iV y Citigo iV. Primera prueba

La electrificación debuta a pares en la marca checa. Su 'buque insignia' estrena un sistema de hibridación enchufable, mientras que el utilitario se convierte en su primer modelo eléctrico. Hemos probado los dos vehículos más eficientes de su gama.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

2 de Diciembre 2019 20:00

Comparte este artículo: 8 3

Y seguimos con la electrificación como máxima premisa, en el caso de Skoda con estrenos a pares. Por un lado su 'buque insignia', el Superb, ya presume de una oferta híbrida enchufable, y por otro, el utilitario Citigo se convierte en el primer modelo totalmente eléctrico de la marca, ambos bajo el sello iV, que contará con más de diez modelos electrificados hasta el 2022.

El Superb iV, disponible tanto en berlina como en carrocería Combi, apuesta por un motor TSI de 156 CV y otro eléctrico de 115 que suman una potencia conjunta de 218 CV. El segundo se alimenta gracias a una batería de ion-litio con 13 KWh de capacidad (10,4 útiles) que se ubica en el piso, por delante del eje trasero. Esto obliga a reubicar el depósito de gasolina, por eso el maletero pierde 140 litros de capacidad -150 en el Combi- y no puede llevar rueda de repuesto. En cualquier caso ese compartimente sigue siendo realmente generoso, con 485 y 510 litros, respectivamente.

La hibridación plug-in se ofrece con todos los acabados disponibles del Superb, salvo la variante Scout, que al montar tracción total impide ubicar esta tecnología en el eje trasero.

62 kilómetros en eléctrico

La toma de carga está perfectamente camuflada en la parrilla frontal. De serie se ofrece un cable de carga modo 2 que, en una toma de 2,3 KW, permite cargar la batería en 5 horas. En una de 3,6 KW el tiempo se reduce a 3 horas y 30 minutos. Si somos cuidadosos podremos circular de manera totalmente eléctrica hasta 62 kilómetros.Para ello debemos ser muy eficientes con la frenada regenerativa -presenta dos niveles- y gestionar adecuadamente los modos de conducción 'Híbrido' y 'E', este último totalmente eléctrico.

También tenemos opción de un programa Sport, además de los conocidos ECO, Comfort, Normal e Individual. Además se puede gestionar el nivel de carga de la batería a la carta, para utilizarla cuando queramos, por ejemplo, al llegar a la ciudad. En modo eléctrico el sistema E-noise emite un sonido 'metálico' para evitar atropellos.

Con una autonomía total homologada que ronda los 930 kilómetros, en la práctica podremos utilizar el Superb iV a diario sin necesidad de hacer funcionar el motor térmico. Por eso el ahorro es tan atractivo (entre 1,1 y 1,9 litros de media homologada WLTP) y presumiremos de la etiqueta medioambiental cero emisiones.

Esta variante plug-in monta de serie la suspensión adaptativa DCC y contempla asistentes como el Side Assiste, un control de crucero predictivo, Front Assist, Trailer Assist, Area View o unos faros Matrix Full LED.

Muy refinado en marcha

Tuvimos ocasión de rodar con el nuevo Superb iV y nos cautivó por su refinamiento y bajo nivel sonoro. Una delicia por ciudad y eficiente por autopista, parece que el motor térmico esté 'aletargado'. Sólo cuando se hunde el pie en el acelerador con energía se hace presente.

Estas versiones híbridas enchufables ya están a la venta, con un precio de salida de 39.250 euros en la berlina y de 40.500 en el Combi. La tarifa se puede reducir hasta los 31.900 y 33.100 euros, respectivamente, si se aplican todas las campañas de Skoda, incluida la financiación.

Citigo iV, el primer eléctrico de Skoda

Por su parte, el Citigo iV pasará a la historia por ser el primer vehículo totalmente eléctrico de Skoda y comparte tecnología y genética con el Seat Mii y el VW e-up!, también en sus variantes cero emisione. El Citigo presenta un motor eléctrico de 83 CV alimentado por una batería de iones de litio de 32,3 KWh de capacidad útil (36,8 KWh brutos), que otorga una autonomía total de 260 kilómetros en ciclo WLTP.

Está perfectamente integrada en los bajos del vehículo, por lo tanto no afecta a la habitabilidad y al volumen del maletero. El tiempo de carga oscila entre una hora, si lo hacemos en una toma rápida de 40 KW (la máxima que admite), y 12 horas y 43 minutos en un enchufe doméstico de 2,3 KW, en ambos casos almacenando hasta un 80 por ciento. Si el punto es de 7,2 KW necesitaremos 4 horas y 15 minutos.

Tres personalidades de uso

Este modelo cuenta con tres programas de conducción: Normal, ECO y ECO+. Los dos últimos recortan la potencia y par motor de manera gradual, hasta 68 CV y 54 CV, respectivamente, con el fin de incrementar la autonomía. También ofrece cuatro niveles de gestión de la frenada regenerativa, que se realiza sobre la palanca del cambio, que presenta una sola relación. No es la solución más intuitiva que conocemos (preferimos unas levas en el volante) porque combina desplazamientos laterales de la palanca con otro vertical hacia la posición B, el modo más contundente en este sentido y que nos permitirá detenernos sin apenas utilizar el pedal del freno.

En nuestra toma de contacto exclusivamente urbana, con un día muy desapacible, con lluvia, viento y la climatización trabajando sin cuartel, el consumo medio registrado en el ordenado de a bordo fue de 15,2 KWh (homologa un mínimo de 13,5 en ciclo WLTP)

Este modelo ya se comercializa con dos acabados, Ambition (22.370 euros) y Style (22.970), en su dotación de serie incluye elementos como una alerta de cambio involuntario de carril, y cuenta con una agresiva campaña de descuentos que permite acceder al vehículo desde 16.900 euros. Además se contempla una ayuda de 800 euros para instalar un punto de carga.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16