viernes, 20 mayo 2022

Skoda Superb iV. El híbrido enchufable de la marca en dos carrocerías

Skoda Superb iV.- Brillante estreno en la clase 'plug in'

Fuera de las marcas Premium, hay algunas berlinas PHEV de buen tamaño con una relación precio/producto excelente. Una es el Peugeot 508 y otra el Kia Optima, del que aún quedan unidades -el descuento de 11.700 euros deja su precios en 34.800-; aunque en ese segmento destaca también el Superb iV, que comparte la mecánica de 218 CV con el Passat GTE, formada por un 1.4 TSI de gasolina de 156 CV y un motor eléctrico de 116 CV. Completa su arquitectura la batería de 13 kWh, con la que puede recorrer 55 kilómetros sin emisiones. Y eso le permite homologar un gasto medio de 1,4 l/100 km. El maletero, que tiene portón, se reduce de 625 a 485 litros, y hay modos de conducción E-Mode -eléctrico- e Hybrid, contando éste a su vez con varias funciones de eficiencia.

Skoda Superb Combi iV.- Un familiar eficiente y económico

Aunque la batería de 13 kWh va debajo de la banqueta posterior, la arquitectura 'plug in' pasa factura al maletero del Superb Combi, que cede 150 litros: de 660 baja a 510. Aún así, espacio suficiente para que una familia afronte viajes aprovechando sus 218 CV, resultado de asociar 156 CV de gasolina y 116 eléctricos. Ahí están los 224 km/h de velocidad punta o los 7,8 segundos que tarda en pasar de 0 a 100 km/h. Y solo con la energía eléctrica puede cubrir 55 kilómetros, de manera que el familiar checo también presume de ecología en los trayectos cortos del día a día: entre el hogar y el trabajo, para la compra en el hiper… Como el Superb iV sedán, tiene un modo eléctrico -el E-Mode- y otro híbrido -el Hybrid-, qué decide cómo combinar los motores y permite conservar carga de la batería o forzar su recarga en marcha.