Skoda rediseña sus coches más icónicos
VOITURETTE A, MONTE CARLO, FELICIA Y 130 RS

Skoda rediseña sus coches más icónicos

¿Cómo serían los coches más legendarios de Skoda si se hubieran creado ahora? La marca ha retado a sus diseñadores actuales a reinterpretarlos y el resultado es sorprendente.

Montse Turiel

Montse Turiel

28 de Enero 2021 09:00

Comparte este artículo: 0 0

Skoda ha preguntado a su equipo de diseño cómo verían ellos en la actualidad algunos de los coches más icónicos de la marca. Cuatro diseñadores han aceptado el reto y han creado una versión contemporánea de modelos tan emblemáticos como el Voiturette A, el primer automóvil de la marca, el popular Monte Carlo, el Felicia o el 130 RS.

Voiturette A (1905)

El rediseño del primer automóvil fabricado por Laurin & Klement, del que se fabricaron 44 unidades, se encargó a Yuhan Zhang, a quien se le ocurrió una interpretación futurista de este legendario coche convirtiéndolo en una especie de carruaje biplaza autónomo, que serviría para llevar a los turistas que visiten la ciudad de Praga.

El nuevo modelo creado por Zhang tiene rasgos comunes con el original, sobre todo en su capó pronunciado, en la posición alta, en el diseño de su asiento (una especie de sofá al estilo del que equipaba el Voiturette del siglo pasado) y un interior minimalista. Yuhan ha cambiado el color rojo del original a azul -"El azul es el color del futuro y un símbolo de sostenibilidad", explica-, aunque ha mantenido detalles dorados que también tenía el modelo antiguo.

Monte carlo (1936)

El diseñador Judmil Slalov transformó el modelo en un roadster futurista deportivo, en el que el tablero de instrumentos interior se sustituye por pantallas, aunque mantiene el velocímetro central del original, y la parte trasera se esconde bajo una cubierta de vidrio que alberga dos cascos de carreras.

El Skoda Monte Carlo fue creado para participar en el Rallye del mismo nombre y quedó segundo, por lo que la marca decidió aprovechar su popularidad para lanzar una versión de calle denominada Skoda Popular Sport Monte Carlo. Se fabricaron 70 unidades en versiones coupé y roadster de este modelo, considerado el 'coche checo más bonito de todos los tiempos'.

Felicia (1959)

Martín Leprince dota a su moderno Felicia de un parabrisas flotante, que se curva hacia adentro para servir como panel de instrumentos y pantalla de infoentretenimiento. Esa unidad se ve reforzada por la tapicería, que se extiende desde los asientos a los paneles de la carrocería. El largo voladizo trasero y el capó recuerdan al original.

El Felicia tomaba como base el modelo Octavia tanto en su diseño como en la tecnología que incluía. Se fabricaron unas 15.000 unidades de esde modelo, que sigue siendo el último descapotable producido en serie por la marca.

130 RS (1975)

De la reinterpretación de este icono de las carreras se encargó Aymeric Chertier, de ascendencia española, quien ha creado un modelo retro inspirado en el original, que conserva las líneas y la esencia, pero que añade detalles de los coches de carreras actuales. El tablero de instrumentos es una pantalla con tres zonas de información diferentes, donde el conductor puede conocer datos clave como la velocidad, revoluciones por minuto, la temperatura de los líquidos, el rendimiento del motor, etc.

El 130 RS due uno de los coches de carreras de mayor éxito de la marca. Estaba basado en el coupé 110 R, producido en serie. Para adaptarse a la competición recibió modificaciones como una barra antivuelco, paneles de carrocería en aluminio o un motor de mayor rendimiento. Venció en el rally de Montecarlo de 1977 y del mismo se fabricaron unas 200 unidades.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon