Skoda Kamiq. Uno de los grandes
AL VOLANTE

Skoda Kamiq. Uno de los grandes

Tras lanzar el Kodiaq y el Karoq, Skoda completa su oferta SUV por abajo con el Kamiq, que pasa a ser uno de los rivales a batir dentro de su clase: practicidad y amplitud, buen rendimiento mecánico, dotación completa, calidad general... Y, descuentos incluidos, arranca en 14.900 euros.

Pedro Martín

Pedro Martín

10 de Noviembre 2019 21:00

Comparte este artículo: 18 4

Una cuarta parte de los coches que vende Skoda en todo el mundo son ya SUV, y ese porcentaje podría dispararse tras la llegada del Kamiq -se admiten pedidos desde hace unos días y en octubre comienzan las entregas-, pues se dirige a un segmento en alza que, por ejemplo en España, supone ya el 21 por ciento de las matriculaciones. Y creciendo.

Pariente cercano de Seat Arona y Volkswagen T-Cross, con los que comparte la plataforma MQB A0, en la firma checa han optado por crear una carrocería algo más grande, pues sus 424 centímetros de largo superan en 10 al Arona y en 13 al T-Cross, radicando el secreto del checo en su generosa distancia entre ejes: 2.651 milímetros. Más que sus dos rivales citados, pero más también que algunos de los SUV del segmento inmediatamente superior, como Nissan Qashqai, Seat Ateca o el propio Skoda Karoq. Y esa batalla enorme se traduce en el mayor espacio para las piernas en las plazas que podamos encontrar en un SUV-B: 77,5 centímetros de distancia entre respaldos con un conductor de 1,75 al volante. Como la altura al techo es muy grande y cumple bien por anchura -129,5 centímetros al nivel de las caderas-, en el Kamiq se viaja de cine. Detrás, pero también delante, pues los asientos son cómodos y el puesto de conducción presume de ergonomía. Todo queda a mano y, además, llama positivamente la atención el nivel de calidad general, superior al de Arona o T-Cross en lo que a tacto de materiales se refiere, pues abunda el plástico mullido.

En cuanto a equipamiento, la gama se articula sobre cuatro acabados -Active, Ambition, Style y Sport, éste exclusivo del mercado español-, con el básico, que ahora parte de 14.900 euros, ya bien dotado: llantas de aleación de 16 pulgadas, luces diurnas LED, aire acondicionado, radio con pantalla táctil a color de 8 pulgadas, Skoda connect, frenada de emergencia automática Front Assist, asistente de mantenimiento de carril Lane Assist, ayuda al arranque en pendiente... Y el Ambition, que podría copar la mitad de las ventas, añade barras plateadas en el techo, acabados cromados en el exterior, guantera refrigerada, climatizador automático bizona, sensor de parking trasero o volante multifunción, entre otros elementos. Al margen de un Pack Lanzamiento, gratuito ahora para los tres acabados superiores, que incluye cámara posterior, instrumentación digital configurable Virtual Cockpit, ópticas LED traseras, regulador/limitador de velocidad y ajuste de altura también en el asiento del copiloto.

En marcha, el Kamiq sigue convenciendo, pues resulta cómodo y transmite seguridad, incluso al afrontar tramos de montaña a buen ritmo, donde la suspensión, algo blanda, no resta eficacia. Lo probamos primero con el motor 1.0 TSI de 115 CV y caja DSG -las levas son opcionales-, combinación mecánica que recomendamos por agrado, bajo consumo y prestaciones -lástima que equipe tambores de freno traseros en vez de discos-; aunque después cogimos la alternativa básica, con el 1.0 TSI de 95 CV y cambio manual, que anda sólo un poco menos y se adaptará bien a usos urbanos y de autovía. Pero Skoda ofrece también un diésel de 115 CV para los muy ruteros y pronto llegarán el 1.5 TSI de 150 CV -con desactivación automática de cilindros- y el 1.0 G-TEC de 90 CV, que funciona con gas natural y gasolina; además del acabado deportivo Montecarlo.

Conducción 'off road'. Altura generosa, pero sin tracción total

No habrá un Kamiq de tracción total, o al menos eso afirman hoy en Skoda. Pese a ello, el nuevo SUV checo podrá rendir bien fuera del asfalto porque presume de una distancia libre al suelo de 188 milímetros -39 más que el Scala, de los que 10 son atribuibles al mayor perfil de sus neumáticos-; y sus ángulos de movilidad 'off road' son notables: 18,7 grados el de ataque y 28,4 el ángulo de salida. Además, como opción ofrece unas protecciones para los bajos consistentes en unas cubiertas de termoplástico reforzado que protegen motor y transmisión del roce de ramas o de las piedras proyectadas. Pero no hay un botón 'off road' que reajuste el funcionamiento del ABS o del control de tracción, y en los Kamiq dotados de Selector de Modo de Conducción podemos elegir entre Normal, Sport, Eco e Individual, pero tampoco hay un programa Off Road. Además, no se ofrece el control de descenso de pendientes.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16