Skoda Fabia. Apuesta muy lógica
PRUEBA

Skoda Fabia. Apuesta muy lógica

Ya se pueden hacer pedidos del nuevo Skoda Fabia en los concesionarios, aunque hasta primeros de septiembre no comenzarán las entregas de este interesante modelo, que se actualiza en su último sprint antes de renovarse por completo en no menos de 24 meses.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

2 de Octubre 2018 21:00

Comparte este artículo: 0 7

El práctico utilitario checo, disponible en versión compacta o en familiar Combi por 750 euros más, modifica ligera pero acertadamente su estética con nuevos paragolpes y, por primera vez en la historia del modelo, nuevos faros LED opcionales y una luz día de LED, de serie en algunas versiones. Y esta tecnología también puede añadirse a los pilotos traseros.

En el interior los cambios son menos vistosos, ya que solo se añade una nueva grafía en los relojes del cuadro y la pantalla táctil de 6,5 pulgadas forma ya parte del equipamiento de serie de todos los acabados. También se añaden nuevas tapicerías y personalizaciones, y el sistema de apertura o cierre por un solo toque para los cuatro elevalunas eléctricos. Se mantiene una magnífica calidad de ajustes y de materiales, aunque todo está rematado en plásticos duros poco agradables al tacto. Y en cuanto a espacio se refiere, sigue ofreciendo uno de los habitáculos más generosos.

El nuevo Skoda Fabia potencia su lado práctico con nuevas soluciones dentro del paquete 'Simply Clever'. Como la alfombrilla de doble cara en el piso del maletero, el soporte para tablet y dos puertos USB en la parte trasera. Y en el caso de la versión Combi, se estrena una linterna LED extraíble y con imanes.

Skoda ha tomado una decisión importante a la hora de perfilar su oferta mecánica para el nuevo Fabia al no ofrecer propulsores diésel. La decisión está avalada no porque esas mecánicas no cumplan las exigencias medioambientales, como lo hacen en otros modelos de la marca, sino porque en el segmento del Fabia el porcentaje de ventas diésel es inferior al diez por ciento. Y todos los propulsores de gasolina, que por cierto son de tres cilindros, han recibido mejoras significativas tanto para optimizar su eficiencia como para reducir sus emisiones. La versión atmosférica y de inyección indirecta que llega ahora rinde 75 CV de potencia y anuncia un gasto combinado de carburante de 4,8 l/100 km, mientras que en los motores TSI -con turbo e inyección directa- de 95 y 110 CV con cambio manual, la cifras de consumo medio han subido dos décimas: de 4,4 a 4,6 l/100 km. Pero este aumento tiene su sentido cuando preguntamos al ingeniero responsable de motores y nos asegura que son cifras homologadas ya con el nuevo método de medición WLTP, mucho más realista y cercano al uso cotidiano que el NEDC. Y las mecánicas TSI de inyección directa y turbo reciben una electrónica optimizada y un filtro de partículas.

Los motores 1.0 TSI de 95 CV y 110 CV ofrecen, sobre el terreno, importantes diferencias entre ellos. El de 95 es suave y silencioso y tiene bastante fuerza a baja revoluciones, pero estira con pereza por arriba y le cuesta llegar al límite de vueltas. Y es que el chasis del Fabia va tan bien que deja en evidencia la falta de fuerza en un coche que admite muchos más caballos. Una plataforma que todavía no es la MQB A0 que ya llevan los nuevos Ibiza y Polo, pero que sigue reivindicando muchas virtudes, como un peso inferior al de sus rivales, incluidos sus 'primos' con la MQB A0. Skoda espera compartir en el Fabia la base técnica de Ibiza y Polo cuando de verdad llegue la nueva generación del utilitario checo dentro de unos dos años. Además, este retraso en adoptarla también tendría su razón de ser para contener los costes más importantes, con el fin de seguir vendiendo el coche a un precio competitivo.

El motor de 110 caballos ofrece un empuje mucho más solvente en cualquier situación; con, por ejemplo, una tercera interminable en la que la aguja del cuentavueltas sube hasta 5.500 rpm ya a 150 km/h. No obstante, el coche, con cualquiera de sus motores, acelera ligeramente peor que el anterior. Hablamos de una o dos décimas, justificadas por los filtros de partículas utilizados.

El Fabia sigue ofreciendo un tipo de conducción fácil y segura caracterizada por un buen compromiso entre agarre y suavidad en la amortiguación. Aunque el que persiga más firmeza puede optar por la suspensión deportiva por la irrisoria cifra de 130 euros. En este sentido, Skoda mantiene su política de precios accesibles para las opciones, con ejemplos como el control por voz por 15 euros, el volante multifuncional deportivo por 100 o el detector de fatiga por 40, entre una larga lista de opciones. En cuanto a asistentes de seguridad, el nuevo Fabia puede equipar Detector de Ángulo Muerto, Alerta de Tráfico Posterior 'low' y Asistente de Luces Automático, tres sistemas que sitúan al nuevo utilitario checo en una posición privilegiada dentro de su segmento.

Skoda fabia combi. Máximo espacio a buen precio

El Fabia Combi, con sus 4.262 milímetros de largo y su maletero de 530 litros ampliable a 1.395, ofrece el espacio de carga más práctico y generoso de su clase. El incremento de precio de este tipo de carrocería frente a la versión compacta es de sólo 750 euros, y comparte con ella todas las motorizaciones y niveles de acabado, incluido el Monte Carlo y añadiendo, además, la versión Scout.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados