viernes, 20 mayo 2022

Skoda. Apuesta por la movilidad eléctrica

La marca checa se está preparando para el futuro, para las exigencias que vendrán con la movilidad eléctrica. Skoda ha invertido ya 3,4 millones de euros en la expansión de la infraestructura eléctrica interna de su sede central en Mladá Boleslav. Para 2025, tiene previsto invertir unos 32 millones de euros en la construcción de una infraestructura de carga interna con cerca de 7.000 puntos de carga en sus tres fábricas de la República Checa.

Los primeros llegarán este año

«El futuro de Skoda es eléctrico», ha asegurado el consejero delegado de Skoda, Bernhard Maier. También ha desvelado que hasta finales de 2022 lanzarán más de diez modelos electrificados, empezando este año con el SUPERB con propulsión híbrida enchufable y con el CITIGO 100% eléctrico.

En 2020, llegará la versión de serie del prototipo Skoda Vision iV, que se acaba de presentar en el Salón del Automóvil de Ginebra. Además, invertirá cerca de 2.000 millones de euros en el desarrollo de vehículos eléctricos y nuevos servicios de movilidad.

Los departamentos de Desarrollo Técnico, Garantía de Calidad, Ventas y Producción ya han puesto a prueba la infraestructura de carga en Mladá Boleslav. Se invirtió un total de 3,4 millones de euros para ampliar la infraestructura de carga durante el año pasado. Se instalaron más de 300 puntos de carga, incluyendo más de 220 estaciones de corriente alterna y más de 80 de corriente continua.