Skoda 110 R. El coupé deportivo cumple 50 años
LEGENDARIO

Skoda 110 R. El coupé deportivo cumple 50 años

El deportivo con motor trasero se estrenó en el Salón de Brno y fue un enorme éxito de ventas.

Pablo García

13 de Septiembre 2020 13:00

Comparte este artículo: 48 5

Aprovechando su 125 aniversario, Skoda está recordando modelos que han sido importantes en su historia. Uno de ellos es el 110 R, un coupé deportivo que llegó a la gama de Skoda a principios de los años 70.

El desarrollo de este modelo, apodado "Erko" en su país de origen, comenzó en 1966, y en marzo de 1968 el primer prototipo salió de la fábrica de Skoda en Kvasiny. Su carrocería coupé se distinguía de la versión de tres cuerpos por su parte trasera inclinada, por su parabrisas con una inclinación más pronunciada y por sus dos amplias puertas con ventanas sin marco. El segundo prototipo llegó en marzo de 1969 y venía equipado con un doble carburador y un generador de CA en lugar de una dinamo.

Su presentación

El 110 R se descubrió ante el mundo el 5 de septiembre de 1970, en la Feria de Brno, donde se exhibieron tres ejemplares. La demanda creció rápidamente, pero la marca tuvo problemas de producción debido a las condiciones políticas de la época. A finales de ese mismo año tan solo se habían producido 121 unidades, mientras que las primeras unidades se entregaron a clientes extranjeros durante el segundo trimestre de 1971.

Con 4.155 milímetros de largo, 1.620 milímetros de ancho y 1.340 milímetros de alto, venía equipado con un motor de cuatro cilindros en línea que generaba una potencia de 52 CV a las 4.650 rpm, con una cilindrada de 1.107 cc, combinado con un bajo peso sin carga de 880 kilogramos. Con ello, conseguía alcanzar una velocidad punta de 145 km/h y pasaba de 0 a 100 km/h en 19 segundos.

Un interior completo

Su salpicadero, que llegó con cinco instrumentos redondos, se lanzó con paneles de madera que más tarde se cambiaron por un acabado negro mate. También se montaron tres instrumentos redondos más pequeños en el centro del tablero: el manómetro para indicar la presión del aceite, el medidor de temperatura del refrigerante y el medidor de combustible. Además, también destacaba su volante de dos radios de metal perforado y su extenso equipamiento de serie.

Gran éxito

En 1973, el 93% de los 6.000 coupés construidos se enviaron fuera de Checoslovaquia. Un año más tarde, la producción llegó hasta las 7.500 unidades. Años más tarde, el 100 R llegó a países como Nueva Zelanda, Kuwait o Nicaragua. El 30 de diciembre de 1980, ya se habían producido un total de 57.085 unidades de la versión coupé 110 R en la planta de Kvasiny.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon