Seat León TGI y Seat Mii EcoFuel. A todo gas
UTILIZA GAS NATURAL Y GASOLINA

Seat León TGI y Seat Mii EcoFuel. A todo gas

El Gas Natural Comprimido (GNC), un combustible que permite unos costes por kilómetro y un nivel de emisiones muy bajo, es la gran apuesta de Seat.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

21 de Marzo 2015 13:36

Comparte este artículo: 0 0

Italia es el país de Europa más empeñado en extender el uso del Gas Natural Comprimido entre los automovilistas. Con 1.022 estaciones de repostaje, tiene incluso más gasineras que Alemania (904) o que Ucrania (324). Y por supuesto casi mil más que España, que tiene tan sólo 39 a lo largo y ancho de su geografía. Pero poco a poco esta situación debería ir cambiando en nuestro país, por el aumento de la oferta de los fabricantes, por el aumento de los vehículos de gran tonelaje que hacen uso de este combustible y por lógica, por la respuesta que debería dar la administración y empresas como Gas Fenosa, cubriendo la red de carreteras y las grandes ciudades de gasineras que permitieran repostar normalmente.

Seat, igual que otras muchas marcas, ya ha hecho los deberes y acaba de poner a la venta dos modelos de GNC dentro de una estrategia del Grupo Volkswagen que se amplía a marcas como Audi, Volkswagen o Skoda.

El León con el eficiente 1.4 TSI

Uno de los modelos Seat de GNC es el León, que se ofrece combinando gas natural comprimido con gasolina a partir de un motor de 1,4 litros de cilindrada y 110 caballos. Según la marca, el compacto español es capaz de recorrer 1.360 kilómetros con la combinación de los dos depósitos de 15 kilos de GNC y de 50 litros de gasolina. Con el de gas, que se ha situado bajo el maletero reduciendo su volumen en 105 litros, el León TGI puede recorrer 420 kilómetros, mientras que con los 50 litros del depósito de gasolina, se podrían hacer 940 kilómetros. 

Para establecer comparaciones entre el León de gas y  sus competidores de gasolina y diésel, si echáramos 20 euros de combustible en cada uno, con el TSI podríamos recorrer 235 kilómetros, con el TDI agotaríamos la reserva a los 449 kilómetros y con el TGI recorreríamos nada menos que 600 kilómetros

La utilización del León de GNC es normal y corriente, con la misma sonoridad, la misma capacidad de frenado y una aceleración muy similar a la de un León 1.6 TDI de 110 caballos.

1.000 euros de ahorro cada 50.000 km

Pero a pesar de todas estas ventajas, la opinión de José Miguel Aparicio, director comercial de la marca, es que todavía hay que superar la resistencia sicológica del particular hacia este tipo de combustible. Por eso, de momento, ve en las empresas de flotas, con rutas predefinidas y en busca del coste de utilización más barato posible, el público más indicado para el uso de este coche a la espera de que aumente la red de gasineras. En este sentido, está confirmado que en 2015 la marca española homologará el León para taxi, un tipo de usuario al que le gustará saber que cada 25.000 kilómetros, un León TGI ahorra en combustible alrededor de 1.000 euros, por lo que a los 50.000 kilómetros se habrá amortizado la mayor inversión. 

En Italia, el 82 por ciento de los Mii y el 45 por ciento de los León que se venden son de GNC, aunque en España las previsiones apuntan a que se venderán unas 500 unidades al año del León TGI, con precios que parten de los 21.310 euros

Y si alguien tiene dudas sobre lo seguro o no que puede ser un coche de GNC, hay que decir que están sometidos a los mismos requisitos de seguridad, incluidos "crash test", que tiene el resto de los vehículos, que la temperatura de ignición del gas natural se acerca a los 600º, comparada con la de la gasolina que es de 315º y que el GNC está almacenado a alta presión (200 bar) en unos robustos depósitos de acero de 12 milímetros de espesor.  

Pero lo más tranquilizador es saber que en el mundo hay más de 18 millones de vehículos propulsados por GNC, de los que más de 1,8 millones se mueven por Europa. Por algo será.

Mii EcoFuel con 600 km de autonomía

Combinando los dos depósitos, tanto de GNC como de gasolina que lleva el Seat más urbano, el pequeño Mii es capaz de recorrer 600 kilómetros con una carga de ambos depósitos. El Mii se mueve gracias a un motor de 3 cilindros que genera una potencia de 68 caballos. Su consumo medio homologado es de 2,9 kg de GNC por cada 100 kilómetros lo que equivale a un coste de 2,70 euros, mientras que recorrer 100 kilómetros con el Mii 1.0 de 60 caballos cuesta 7,1 euros. Esto permite amortizar la inversión en poco tiempo, aunque se pierden 38 litros de maletero y acelera dos segundos más lento que su hermano de 60 caballos. El Mii Ecofuel está disponible desde 12,240 euros.

Artículos recomendados

Sigue Motor16