Seat Ibiza. Salto cualitativo
Nuevos asistentes tecnológicos

Seat Ibiza. Salto cualitativo

Seat actualiza el Ibiza con importantes novedades para consolidar su indiscutible liderazgo. Incorpora motorizaciones más eficientes, retoca el chasis, añade nuevos asistentes tecnológicos y aumenta su oferta en materia de personalización y conectividad.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

26 de Junio 2015 19:25

Comparte este artículo: 0 0

El Seat Ibiza se actualiza. Y lo hace porque toca, ya que esta generación protagoniza el 'paso del ecuador' hasta que llegue el nuevo modelo, posiblemente en 2017. El modelo español, líder indiscutible de su segmento, toma posiciones con nuevos argumentos que le hacen más competitivo, muchas mejoras en muchos frentes, pero no se puede hablar de un nuevo modelo como tal. Las mejoras salpican a las tres carrocerías: cinco puertas, SC (tres puertas) y ST (familiar).

Cambio estético

El primer aspecto a destacar son los detalles estéticos y de personalización. A los nuevos colores exteriores, añade  faros con luces diurnas LED y estrena diseño de llantas. Más llamativos son los cambios en el interior, donde presenta un nuevo salpicadero rematado con mayor calidad, con material acolchado y una pantalla táctil de 6,5 pulgadas, la misma que monta el León. Y no pasa nada en este sentido porque en Seat tienen muy claro que el éxito del León se tiene que exportar al resto de la gama en todos los sentidos. Y se hará...

Dicho esto, el Ibiza mantiene la habitabilidad, apuesta por nuevos tapizados y revestimientos de puertas pero, sobre todo, da prioridad a la conectividad. El salto nos lleva a sistemas como el MirrorLink, por el que podemos utilizar las aplicaciones de nuestro smartphone con total comodidad y seguridad en la mencionada pantalla táctil. Más avanzado y completo, el sistema Full Link proporciona la máxima conectividad, como si estuviéramos en casa pero desde el coche.

Enormes mejoras

El Seat Ibiza es más avanzado, pero también más eficiente. En su gama de motorizaciones toman mayor protagonismo los bloques de tres cilindros, que hacen 'pleno' en diésel. El 1.4 TDI ofrece 75, 90 y 105 caballos, respectivamente, firmando la versión más modesta 3,4 litros de consumo medio.

En gasolina la oferta contempla un 1.0 también tricilíndrico que ofrece 75 CV en el caso de ser atmosférico, y  95 y 110 CV si está turboalimentado. Entre medias se sitúa el conocido 1.2 TSI, que ahora firma 90 CV, y en lo más alto (hasta la llegada del Cupra) se encuentra el 1.4 TSI, que aumenta la potencia hasta los 150 CV y mantiene el sistema de desconexión automática de cilindros (ACT) Este último llegará a la vuelta del verano.

Todos los propulsores cumplen con la norma Euro 6, y tanto el TSI de 110 CV como el TDI de 90 se pueden asociar también al cambio DSG de siete relaciones.

El talante dinámico del Ibiza es una de sus bazas y se ve reforzado ahora con la incorporación de una dirección  electromecánica más directa. El tarado de la suspensión, sin embargo, es algo más suave para incrementar el confort e incorpora el Seat Drive Profile (sólo con el acabado FR), que permite regular la suspensión y la dirección en modo 'confort' o 'sport'.

Por último, el Ibiza incorpora nuevos asistentes, como el de fatiga de conductor, freno multicolisión o una cámara de visión trasera.

El nuevo Seat Ibiza llegará en julio.

Artículos recomendados

Sigue Motor16