Seat experimenta servicios urbanos de movilidad autónoma con el nuevo León
Proyecto DIANA

Seat experimenta servicios urbanos de movilidad autónoma con el nuevo León

La marca española está experimentando en Martorell y circuitos urbanos controlados nuevos servicios de movilidad urbana autónoma e inteligente sobre la base del nuevo Seat León.

Guillermo López

Guillermo López

10 de Diciembre 2021 15:00

Comparte este artículo: 0 0

Diana es el nombre del proyecto bajo el cual SEAT está investigando la conducción autónoma segura e inteligente en entornos urbanos controlados con su nuevo Seat Leon. Los ingenieros de la marca están experimentando con un nuevo servicio de movilidad urbana en el cual el vehículo acude por si mismo, de manera 100 por cien autónoma y sin conductor al volante, a recoger al usuario en el punto solicitado por él, recogerlo y trasladarlo al destino marcado, tras lo cual, el vehículo marchará solo a buscar una plaza de aparcamiento donde esperar a su siguiente servicio a realizar.

En colaboración con el CTAG

De momento, el proyecto Diana es una experiencia piloto desarrollada por SEAT en colaboración con el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG) en el contexto de la plataforma SEAT Innova que la marca automovilística viene desarrollando en los últimos años para promover la innovación continua en las distintas áreas de la empresa.

Para el desarrollo del proyecto, SEAT ha convertido una unidad del nuevo Leon en un completo laboratorio sobre ruedas con el cual testar distintas funciones autónomas en la conducción más allá de las habituales que anticipan los ya conocidos sistemas ADAS. Para ello, se han instalado a bordo del vehículo 5 sensores LIDAR, 6 cámaras de alta definición 12 equipos de sensores de ultrasonidos, y hasta 8 computadoras, elementos gracias a los cuales se consigue obtener una completa visión periférica (360°) del vehículo "gracias a la gran cantidad de datos que estos sistemas obtienen delo entorno y que se procesan en apenas unos milisegundos. Datos con los cuales el coche conoce a la perfección su ubicación exacta en todo momento,así como los obstáculos existentes en torno a él, y que le permiten ser capaz de decidir hacia dónde tiene que ir y ejecutar para ello de manera completamente autónoma las acciones necesarias sobre el volante, los frenos, el acelerador y el cambio de marchas", comenta Oriol Mas, ingeniero de I+D de SEAT miembro del equipo que trabaja en el proyecto Diana.

Ceder el control al vehículo

El sistema que está desarrollando la marca española permite al conductor ceder el control de la conducción al vehículo y, caso de ser preciso, recuperarlo de inmediato. Para ello, el sistema de conducción autónoma que está desarrollando el proyecto Diana cuenta con tres funciones principales; Autonomous Chauffeur (conductor autónomo), Automated Valet Parking (estacionamiento con servicio valet automatizado) y Summoning (convocatoria al vehículo para que acuda por sí mismo a un punto determinado y traslade al usuario al destino elegido).

Gracias a la interacción de los tres sistemas mencionados, el vehículo acude por sí mismo al emplazamiento seleccionado a través de una aplicación móvil por el usuario para recogerlo. El coche arranca de manera completamente automática y circulasólo por el carril correspondiente hasta llegar al punto de recogida.Al llegar, se detiene, activa los intermitentes para señalizar que está parado y desbloquea las puertas para que los usuarios puedan acceder a su interior. Una vez dentro y tras cerrar las puertas, estas se bloquean de nuevo, el coche señaliza su maniobra de arranque y vuelve nuevamente a circular camino del destino seleccionado por el usuario.

Acudir, recoger, trasladar, aparcar,...

Durante el trayecto, los sistemas de detección antes mencionados embarcados a bordo del vehículopermiten a este detectar de forma automática y rápida todos los obstáculos que se encuentren alrededor del coche, que puede maniobrar, desviarse o parar de forma completamente autónoma para evitarlo. Una vez en el destino, y tras abandonar el ocupante el vehículo, este se dedica de manera autónoma a buscar una plaza donde poder estacionarse a la espera de realizar su siguiente servicio.

"Aun nos queda mucho trabajo por hacer, pero sin duda estamos en el buen camino", comenta Rubén Pérez, ingeniero de I+D de Seat adscrito al proyecto Diana. Actualmente estamos en un nivel 3 de autonomía, pero "un vehículo con mayor autonomía podrá ofrecer e incentivar nuevos servicios de movilidad inteligente con los que poder ayudar a descongestionar las grandes ciudades y sus zonas de movilidad compleja", afirma Pérez.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Sigue Motor16
Salon