Seat Ateca. Nuevas motorizaciones
150 CV EN TSI Y EN TDI

Seat Ateca. Nuevas motorizaciones

El SUV español completa su gama con dos nuevos propulsores. En gasolina el protagonista es un 1.5 TSI con desconexión automática de cilindros, mientras que en ciclo turbodiésel introduce un 2.0 TDI 150 CV, ahora con caja manual y tracción delantera. Los hemos probado.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

23 de Febrero 2019 21:00

Comparte este artículo: 28 2

El Seat Ateca fue el primer SUV de la marca, que también dispone del exitoso Arona y el recién llegado Tarraco. Equilibrado y muy dinámico, nació en cierta modo 'cojo' porque su gama de motorizaciones no era, digamos, demasiado extensa. Se echaba de menos una oferta intermedia a nivel de potencia, para los que pedían más de 115 CV y le parecía demasiado los 190 que ofertaba hasta ahora. Se ofertaba un 2.0 TDI 150 CV en diésel, pero obligaba a combinarlo con la tracción total y el cambio DSG7, y eso dispara un tanto el precio.

Ahora ese 'vacío' se completa con la llegada de dos nuevas motorizaciones, una de gasolina y otra diésel, ambas con 150 caballos, y con las que Seat asegura que el Ateca incrementará considerablemente sus ventas (actualmente es el quinto en su segmento).

Desconexión de cilindros

En gasolina incorpora un nuevo bloque 1.5 TSI ACT que sustituye al anterior 1.4 TSI ACT. Presenta desconexión automática de los cilindros 2 y 3 cuando la carga del propulsor es constante y el régimen se sitúa entre 1.250 y 4.000 vueltas, además de no superarse los 130 km/h de velocidad.

Entre sus 'bondades' también contempla el ciclo Miller, en lugar de Otto del 1.4 TSI, para aumentar el ratio de compresión, introduce un intercooler más grande, un turbo de geometría variable, aumenta la presión de la inyección hasta los 350 bares, incorpora un filtro de partículas y optimiza la gestión térmica.

Esta mecánica está disponible con caja manual de seis relaciones y tracción delantera, así como con una transmisión DSG de siete velocidades asociada tanto a la tracción delantera como a la total 4Drive. A los 150 CV añade un par máximo de 250 Nm disponible entre 1.500 y 3.500 rpm. La versión más eficiente presume de un consumo medio de 5,5 litros, alcanza los 201 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos.

Más eficiente y más limpio

Si tenemos en cuenta que en el segmento de los SUV compactos un 83 por ciento de las ventas corresponden a versiones 4x2, entenderemos mejor la llegada del 2.0 TDI 150 CV con tracción delantera. Se pospuso en su día por 'complicaciones' en materia de emisiones y se ha esperado a la nueva homologación WLTP para lanzarlo definitivamente. Presenta un sistema de reducción catalítica SCR (conocido como AdBlue) y se puede combinar con una caja manual de seis velocidades o DSG de siete. Ya se ofrecía este nivel de potencia, pero asociado al DSG y al sistema 4Drive, y en breve la gama se ampliará con la llegada de un 2.0 TDI con 190 CV, también con tracción total y DSG7.

Tuvimos ocasión de probar el nuevo 1.5 TSI DSG con tracción delantera, a nuestro modo de entender, la versión más equilibrada de la gama. Es una combinación muy agradable, con una buena respuesta, unas prestaciones solventes y unos consumos también muy atractivos.

También rodamos con el nuevo 2.0 TDI 150 CV manual 4x2, un propulsor con mejor respuesta a bajo régimen, aunque presenta un abanico de actuación más limitado. Su mejor baza es el consumo (homologa 4,7 litros cada 100 kilómetros). Con esta nueva variante el precio a la gama diésel 150 CV se rebaja considerablemente, ya que está disponible desde 29.770 euros (37.260 con DSG y 4Drive).

Son 2.750 euros más que el 1.5 TSI con el mismo acabado Style, aunque la campaña de descuento es más agresiva en diésel que en gasolina. Aplicando todos los descuentos la diferencia es de sólo 363 euros a favor del TSI.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16