Seat Ateca FR. Se somete a pruebas extremas en el Círculo Polar Ártico
CUATRO MESES DE TRABAJO

Seat Ateca FR. Se somete a pruebas extremas en el Círculo Polar Ártico

El Seat Ateca FR se ha enfrentado a la nieve, el hielo y temperaturas que pueden marcar -35 grados para garantizar el funcionamiento de todos los sistemas antes de que el coche salga al mercado.

Pablo García

20 de Marzo 2018 16:44

Comparte este artículo: 40 11

En un punto cercano al Círculo Polar Ártico, 150 técnicos e ingenieros ponen al límite hasta 90 vehículos Seat cada año. En temperaturas que alcanzan los 35 grados bajo cero y un lago helado como circuito se garantiza la fiabilidad de todos sus elementos antes de salir al mercado.

El nuevo Seat Ateca FR se ha sometido a unas pruebas extremas para comprobarlo. Se ha comprobado el control de estabilidad en una prueba desarrollada en una pista circular sobre un lago helado de 6km cuadrados. El control de tracción se desactiva en diferentes grados, si el vehículo pierde la trazada, el sistema ESC (control electrónico de estabilidad) corrige las ruedas para poder recuperar la trayectoria.

También se ha realizado un test de frenada desarrollado en una pista de 200 metros con dos superficies diferentes con alta y baja adherencia. Una parte se encuentra a una temperatura de 10 grados y el otro a -16 grados. Esta prueba ayuda a calibrar el sistema ABS.

Se pone al límite al Seat Ateca FRSe pone al límite al Seat Ateca FR

Se ha realizado una prueba de aspiración para comprobar que el filtro del motor no se obstruye cuando se circula dentro de una nube de nieve producida por otro vehículo. Se utilizan dos vehículos que alcanzan los 80 km/h; el primero levanta la nieve y el segundo se analiza. Tras 50 km se comprueba que el filtro no se haya saturado.

La prueba de aspiración se ha realizado con dos vehículosLa prueba de aspiración se ha realizado con dos vehículos

Debido al frio, alguna pieza del vehículo se puede contraer y producir ciertos sonidos, por ello se realiza un análisis de ruidos. Para analizarlo, los coches recorren varios tipos de superficies a diferentes velocidades.

Los vehículos recorren 30.000 km durante el test de durabilidad en carreteras nevadas y con hielo. Entra dentro de una prueba global de 150.000 km, en diferentes condiciones, que ayudan a analizar el desgaste que pueden sufrir con los años.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon