miércoles, 1 febrero 2023

Seat. Así ha evolucionado la climatización de sus vehículos

Para encontrar el primer sistema de refrigeración en un automóvil hay que remontarse a 1884, año en el que un rudimentario invento a base de hielo evitaba el sobrecalentamiento del motor. Medio siglo más tarde, las marcas empezaron a pensar en el confort de los ocupantes del vehículo. Una de ellas es Seat, que tras un largo proceso ahora ofrece sistemas de refrigeración como el Climatronic de tres zonas del Seat León.

Para hacernos una idea de como han evolucionado los sistemas de refrigeración, hacemos un repaso histórico a través de cuatro modelos de Seat.

Seat 1400

En la década de los 40 existía la posibilidad de instalar en los vehículos un sistema embrionario del aire acondicionado, patentado por Willis Haviland Carrier, aunque su precio era de 300 dólares, una fortuna para la época. Por ello, el mejor modo para refrigerar el vehículo era abrir la ventanilla. El Seat 1400 incorporaba dos de triángulo que aseguraban que la corriente impactara en las manos y brazos del conductor y el copiloto. Si la calefacción estaba desconectada, el aire entraba por debajo mediante el radiador.

Seat 132

Motor16

Nash Kelvinator se convirtió en el primer fabricante especializado en estos sistemas y lo suministró a varias marcas. El Seat 132, de 1973, fue el primer Seat en incluir aire acondicionado, si el cliente lo solicitaba. Además, incorporaba unos parasoles con un diseño único.

Seat Ibiza 2ª generación

Motor16

Con este modelo de 1993 llegó un aire acondicionado más avanzado, aunque no se podía seleccionar la temperatura. El sistema refrigeraba en función de la velocidad del ventilador interior, que se podía regular. Además, resecaba el ambiente, haciendo que el parabrisas no se empañara.

Nuevo Seat León

Motor16

El Climatronic 3 zonas, que cuenta con múltiples sensores, va regulando los elementos internos para mantener la temperatura seleccionada, sin importar las condiciones exteriores. En los modelos híbridos, el Climatronic puede accionarse a distancia antes de que el conductor entre al coche. Por su parte, la función Air Quality Sensor detecta cuando hay un exceso de polución, por lo que cierra las entradas de aire exterior y hace recircular el del interior. Por otra parte, el sistema Air Care lo purifica.

Seat ha asegurado que sigue trabajando en estos sistemas y en unos años se podría crear un perfil de usuario, con datos como el peso y altura, la vestimenta, el metabolismo o las rutinas diarias.