Rolls-Royce Phantom Oribe. Exclusividad máxima, de la mano de Hermès
A JUEGO CON SU JET PRIVADO

Rolls-Royce Phantom Oribe. Exclusividad máxima, de la mano de Hermès

Un coleccionista de arte japonés ha encargado esta verdadera maravilla a Rolls-Royce, la cual se inspira en una legendaria colección de cerámica y que ha sido desarrollado en colaboración con los artesanos de Hermès.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

28 de Abril 2021 15:00

Comparte este artículo: 0 0

Yusaku Maezawa, un coleccionista de arte y empresario multimillonario japonés, ha sido quien ha encargado este impresionante Rolls-Royce Phantom Oribe a los expertos de Goodwood. Esta verdadera maravilla, que será única e irrepetible, ha sido concebida por su artesanal departamento Bespoke en colaboración con la firma Hermès, y se inspira en una 'colección de cerámica japonesa antigua' que tiene en su poder Maezawa.

Este sensacional Rolls-Royce Phantom Oribe presenta un exterior de dos colores, que han sido concebidos por Bespoke imitando los esmaltes verdes y crema utilizados en los antiguos artículos de Oribe. En realidad la carrocería de este Phantom tan exclusivo está acabada en colores Oribe Green y Cream White, dos tonos que Rolls-Royce ha puesto al servicio de Maezawa, quien también ha decidido pintar su exclusivo Jet privado en esta misma combinación cromática.

Un interior con toques de Hermès

Pero el exterior de este Phantom Oribe no es lo más llamativo. Solo hay que adentrarse en su habitáculo para darse cuenta de que estamos ante una obra de arte con cuatro ruedas. La combinación de dos colores también se hace patente en ese interior, que combina el cuero Seashell White con el cuero Hermès Enea Green. Este último ha sido aplicado a todos los puntos de contacto principales y cuenta con acolchado especial desarrollado por Hermès en los reposacabezas y en los soportes traseros de las piernas.

Otras zonas únicas son las molduras de madera creadas para las tapas de los altavoces, las cuales emplean madera Royal Walnut perforada y de poro abierto. Este material natural Bespoke lo ha empleado también en las consolas centrales, adornadas, como el techo y los reposabrazos con tejido Hermès Toile H.

Como no podía ser de otra manera, este singular Rolls-Royce Phantom Oribe está equipado con un enfriador de champán, un compartimento para guardar las copas de cristal tallado a mano, alfombrillas de lana de cordero... Y un detalle único que se inspira en el famoso caballo de Hermès, el cual ha sido pintado a mano en madera Royal Walnut y que se presenta tras un cristal, como si estuviera expuesta en una galería de arte.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon