miércoles, 8 febrero 2023

Rolls Royce Ghost Black Series II. Novitec potencia este fantasma

Después de las mil versiones personalizadas sacadas desde la propia fábrica británica, un preparador oficial como Novitec se hace cargo de hacerle unos «arreglillos» a este Rolls-Royce Ghost Black Series II. Siendo sinceros, sabemos que una preparación de una empresa externa nunca será comparable a la atención a los detalles y a la sofisticación que el fabricante británico pone a sus automóviles. Sin embargo esta preparación tiene buenas razones para hacernos cambiar de idea.

Potencia máxima con un Plug and Play

Y es que si no nos crees, este coche esconde bajo su capó un motor de origen BMW 6.6 litros twinturbo de 699 caballos de potencia, emitiendo una cifra de par máximo de 974 Nm. Desafortunadamente esta actualización se basa en el motor V-Spec de 592 caballos, pero tranquilos, los propietarios de un Ghost con especificaciones normales podrá optar por este paquete y aumentarán su potencia de los 563 caballos y los 780 Nm de par máximo a 685 caballos y 958 nm de potencia máxima. Aunque lo creas o no, esa diferencia apenas se nota.

De hecho, ambas mejoras de permiten catapultar al coche de 0 a 100 km/h en aproximadamente 4,5 segundos, siendo la versión V-spec 0,1 segundos más rápida. Lo más sorprendente de todo esto es que estas mejoras están logradas gracias a un dispositivo Plug and Play llamado Spofec N-tronic. El aparatito N-tronic es un dispositivo controlado por un procesador que se conecta al sistema de festion del motor original con un arnés en la alimentación. Gracias a este invento se abren las puertas del infierno y el V12 saca de sí toda la potencia que tiene guardada, sobre todo cuando este aparatito viene unido al sistema de escape con optimización de la energía.

El diseño del vehículo ya lo veis. Deportividad extrema gracias a una pintura totalmente negra completada con unas llantas en dorado. De hecho estas llantas están fabricadas por Rolls-Royce con el fin de garantizar una combinación perfecta con el vehículo. Además, el preparador alemán ofrece las llantas en diferentes colores si no te gusta tener un acabado estilo Subaru WRX Sti, no sin antes, eso si, pasar por caja.

Las mejoras del rendimiento no terminan ahí. La suspensión de aire que lleva, la que te hace sentir como si estuvieses flotando en una nube, sigue firmada por Rolls-Royce aunque con el Spofec instalado se puede incluir un módulo de control denominado CAN-tronic que baja la altura del vehículo 40 milímetros a velocidades inferiores a 140 Km/h. ¡¡Igual que un coche de carreras!!