martes, 31 enero 2023

Rolls-Royce Cullinan. Wald International cambia el formato

Desde que salió al mercado hace dos años, el Cullinan de Rolls-Royce ha despertado el interés de muchas compañías que han buscado cambiarle la cara y el carácter serio y refinado mediante la fabricación de piezas alternativas para el lujoso SUV.

1 M1LP4JRvN7eHq Motor16

Una imágen muy distinta

Ahora, Wald International sube un poco más el listón con su Black Bison, una serie de elementos que hacen que el todocamino británico parezca más un sedán que un SUV, ya que su altura está tan rebajada que podría aparecer en un videoclip de hip-hop del 2000.

Los cambios estéticos son varios, empezando por la parrilla delantera inferior, que se ha cambiado para que imite y case con la superior. También se le han añadido distintos detalles en cromado, en la zona delantera, los laterales y la trasera, donde también encontraremos una nueva luz de freno LED, un difusor en dos partes y un alerón montado directamente sobre el portón del maletero.

2 M1LP4JRvN7eHq Motor16

Parte importante de esta renovación de imagen también son sus llantas, de 24 pulgadas forjadas y fabricadas exclusivamente para el Cullinan por parte de Wald. La suspensión rebajada, por último, es lo que termina de darle el toque distinto sin duda, ya que lo asemeja más a un sedán de lujo que a un SUV al uso.

Bajo el capó no encontrareis diferencia alguna, permanece de serie, lo que significa que su V12 de 6,75 litros sigue intacto, con sus 571 caballos de potencia y su par motor de 850 Nm.